Ante un quinto femicidio, vuelven a exigir declaración de emergencia por violencia
ellitoral.com.ar

Jueves 09 de Julio de 2020 CORRIENTES11°Pronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $69,50

Dolar Venta: $74,50

Ante un quinto femicidio, vuelven a exigir declaración de emergencia por violencia

El fin de semana pasado hubo una nueva víctima de femicidio en Corrientes y son 5 en lo que va del año. Olga Cristina Aguirre de 38 años y madre de siete hijos fue degollada y la policía encontró al femicida Jorge Gobernari muerto, supuesto suicidio. Las mujeres que fallecieron este año por violencia machista fueron Irina López (15), Laura Lagraña (27), Araceli Navarro (30) y Ester Aquino (59). Sin llegar a julio, se superó la mitad de los femicidos del año pasado ya que en 2017 hubo 8 en la provincia.
La familia de la víctima ya estaría siendo asistida por el municipio de Paso de los Libres, mientras que organizaciones de género de capital se están comunicándo con personas cercanas a la mujer para organizar una movilización. A la vez, insisten en la implementación de una ley de declaración de emergencia en la provincia, se había anunciado en el año 2014, pero nunca fue promulgada y en el 2016 referentes señalaron que había caducado. Corrientes también está adherida a la ley nacional pero en el marco de movilizaciones de Ni Una Menos y otras marchas, militantes sostienen que esto no se cumple. 
En este sentido, grupos feministas locales se unieron a la Campaña Nacional contra las violencias hacia las mujeres que reúne organizaciones y movimientos sociales. El objetivo es que se destine el presupuesto necesario que permita resolver la situación de violencia contra la mujer. La Emergencia se la reclaman al Gobierno Nacional considerando que es quien principalmente tiene la posibilidad de resolver esta situación, en la que cada 18 horas muere una mujer por el sólo hecho de serlo.
“Debemos contactarnos primero con la familia para poder hacer la movilización. Sentimos dolor e impotencia desde las organizaciones no sólo por un femicidio más, también por el desenlace del autor que nunca podrá ir a la Justicia, es una forma de salvarse de la condena, pasó lo mismo con el caso Navarro”, dijo Karina Cardozo del Movimiento María Contti a El Litoral. 
Respecto a la campaña nacional, explicó: “Hasta ahora no hubo una actividad de lanzamiento en Corrientes, desde esta provincia pedimos relanzar el proyecto de declaración de emergencia por violencia de género y que el mismo sea instrumentado, no como sucedió hace dos años que fue una mera ley declarativa. Lo que hizo la campaña nacional fue tomar los reclamos desde las provincias.  La campaña juntó los pedidos y los resumió en una lucha nacional”.
Cabe recordar que la Cámara de Senadores sancionó el Proyecto que declara la Emergencia pública en materia social por violencia de género en la provincia de Corrientes a fines de novimebre del año 2014. Nunca fue promulgada y desde sectores feministas sostienen que falta la implementación por ejemplo de protocolos de actuación ante casos en comisarías donde se debe cuidar a la mujer y alejarlo del victimario. Si bien hoy se cuenta con un refugio en el barrio Molina Punta, tardaron varios años en construirlo y luego meses, después de su inauguración, en habilitarlo.
La última víctima, Cristina Aguirre, habría hecho denuncias por violencia de género. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Ante un quinto femicidio, vuelven a exigir declaración de emergencia por violencia

El fin de semana pasado hubo una nueva víctima de femicidio en Corrientes y son 5 en lo que va del año. Olga Cristina Aguirre de 38 años y madre de siete hijos fue degollada y la policía encontró al femicida Jorge Gobernari muerto, supuesto suicidio. Las mujeres que fallecieron este año por violencia machista fueron Irina López (15), Laura Lagraña (27), Araceli Navarro (30) y Ester Aquino (59). Sin llegar a julio, se superó la mitad de los femicidos del año pasado ya que en 2017 hubo 8 en la provincia.
La familia de la víctima ya estaría siendo asistida por el municipio de Paso de los Libres, mientras que organizaciones de género de capital se están comunicándo con personas cercanas a la mujer para organizar una movilización. A la vez, insisten en la implementación de una ley de declaración de emergencia en la provincia, se había anunciado en el año 2014, pero nunca fue promulgada y en el 2016 referentes señalaron que había caducado. Corrientes también está adherida a la ley nacional pero en el marco de movilizaciones de Ni Una Menos y otras marchas, militantes sostienen que esto no se cumple. 
En este sentido, grupos feministas locales se unieron a la Campaña Nacional contra las violencias hacia las mujeres que reúne organizaciones y movimientos sociales. El objetivo es que se destine el presupuesto necesario que permita resolver la situación de violencia contra la mujer. La Emergencia se la reclaman al Gobierno Nacional considerando que es quien principalmente tiene la posibilidad de resolver esta situación, en la que cada 18 horas muere una mujer por el sólo hecho de serlo.
“Debemos contactarnos primero con la familia para poder hacer la movilización. Sentimos dolor e impotencia desde las organizaciones no sólo por un femicidio más, también por el desenlace del autor que nunca podrá ir a la Justicia, es una forma de salvarse de la condena, pasó lo mismo con el caso Navarro”, dijo Karina Cardozo del Movimiento María Contti a El Litoral. 
Respecto a la campaña nacional, explicó: “Hasta ahora no hubo una actividad de lanzamiento en Corrientes, desde esta provincia pedimos relanzar el proyecto de declaración de emergencia por violencia de género y que el mismo sea instrumentado, no como sucedió hace dos años que fue una mera ley declarativa. Lo que hizo la campaña nacional fue tomar los reclamos desde las provincias.  La campaña juntó los pedidos y los resumió en una lucha nacional”.
Cabe recordar que la Cámara de Senadores sancionó el Proyecto que declara la Emergencia pública en materia social por violencia de género en la provincia de Corrientes a fines de novimebre del año 2014. Nunca fue promulgada y desde sectores feministas sostienen que falta la implementación por ejemplo de protocolos de actuación ante casos en comisarías donde se debe cuidar a la mujer y alejarlo del victimario. Si bien hoy se cuenta con un refugio en el barrio Molina Punta, tardaron varios años en construirlo y luego meses, después de su inauguración, en habilitarlo.
La última víctima, Cristina Aguirre, habría hecho denuncias por violencia de género.