ellitoral.com.ar
Viernes 06 de Diciembre de 2019 CORRIENTES28°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

Viernes 06 de Diciembre de 2019 CORRIENTES28°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

Estaciones de servicio registran quiebres de stock por problemas en el abastecimiento

Durante las noches algunas bocas de expendio de la ciudad deben cerrar momentáneamente sus surtidores, ante las demoras en el transporte de los productos causadas por el bajo nivel del cauce fluvial. YPF implementó refuerzos de logística para evitar mayores inconvenientes.
 

imagen_1

Si bien en los últimos días el río Paraná se mantiene estacionado, el nivel actual del cauce fluvial continúa siendo muy bajo e impide el normal abastecimiento mediante barcazas a través de Puerto Vilelas, en la vecina localidad del Chaco, por lo que los cambios obligados en la logística hace que se registren demoras en el reabastecimiento de las bocas de expendio de la ciudad. Por ello, durante las noches algunas estaciones de servicio correntinas cierran sus surtidores durante algunas horas debido a los quiebres de stock y hasta la llegada de los camiones con las nuevas partidas. A raíz de los inconvenientes que genera el bajo caudal del río, algunas petroleras decidieron reforzar el traslado terrestre de los hidrocarburos con el objetivo de paliar los problemas que se vienen generando en todo en Nordeste del país.
El río Paraná marcó unos 2,24 metros y debido a su bajo nivel, las barcazas que trasladan el 75% de los combustibles que  abastecen a Corrientes no pueden ingresar a la localidad chaqueña de Puerto Vilelas, lo que genera inconvenientes en el abastecimiento habitual y los cambios de logística en el traslado, ahora vía terrestre, causa demoras a la hora de la reposición de hidrocarburos y un consecuente quiebre de stock en algunos surtidores. En la ciudad algunas estaciones de servicio de gran demanda vienen registrando faltantes durante las noches, y deben cerrar sus puertas hasta tanto lleguen los camiones con el aprovisionamiento.
Algunas de las estaciones de servicio más afectadas son la Shell de la esquina de las calles Yrigoyen y Perú y la YPF de la rotonda de la avenida Poncho Verde, las cuales debieron cerrar sus surtidores durante las madrugadas ante los quiebres de stock. En otros comercios se llegaron a registrar largas filas de automóviles debido al traslado de demanda, causado por la falta de productos en otras bocas de expendio.
Los problemas en el transporte fluvial de combustibles no sólo afecta a Corrientes (tanto a la Capital como al interior), sino también a provincias de la región como Chaco, Formosa y Misiones, donde también hay quiebres de stock debido a las demoras en el traslado por vía terrestre.
Las circunstancias adversas de la bajante, que se estima que podría extenderse por 30 o 45 días más, generaron que algunas petroleras deban reforzar la logística del transporte terrestre para evitar mayores inconvenientes en las estaciones de servicio de su bandera. Por ejemplo YPF, que abastece a unas 120 bocas de expendio de la región mediante su planta de la localidad chaqueña de Barranqueras que se encuentra inactiva, incorporó flotas adicionales de camiones, sumando actualmente unas 170 unidades, para el traslado de sus combustibles, amplió el horario de operatividad en el sistema de cargas, reprogramó licencias del personal y analiza la contratación de embarcaciones de bajo calado, entre otras medidas. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Estaciones de servicio registran quiebres de stock por problemas en el abastecimiento

Durante las noches algunas bocas de expendio de la ciudad deben cerrar momentáneamente sus surtidores, ante las demoras en el transporte de los productos causadas por el bajo nivel del cauce fluvial. YPF implementó refuerzos de logística para evitar mayores inconvenientes.
 

Si bien en los últimos días el río Paraná se mantiene estacionado, el nivel actual del cauce fluvial continúa siendo muy bajo e impide el normal abastecimiento mediante barcazas a través de Puerto Vilelas, en la vecina localidad del Chaco, por lo que los cambios obligados en la logística hace que se registren demoras en el reabastecimiento de las bocas de expendio de la ciudad. Por ello, durante las noches algunas estaciones de servicio correntinas cierran sus surtidores durante algunas horas debido a los quiebres de stock y hasta la llegada de los camiones con las nuevas partidas. A raíz de los inconvenientes que genera el bajo caudal del río, algunas petroleras decidieron reforzar el traslado terrestre de los hidrocarburos con el objetivo de paliar los problemas que se vienen generando en todo en Nordeste del país.
El río Paraná marcó unos 2,24 metros y debido a su bajo nivel, las barcazas que trasladan el 75% de los combustibles que  abastecen a Corrientes no pueden ingresar a la localidad chaqueña de Puerto Vilelas, lo que genera inconvenientes en el abastecimiento habitual y los cambios de logística en el traslado, ahora vía terrestre, causa demoras a la hora de la reposición de hidrocarburos y un consecuente quiebre de stock en algunos surtidores. En la ciudad algunas estaciones de servicio de gran demanda vienen registrando faltantes durante las noches, y deben cerrar sus puertas hasta tanto lleguen los camiones con el aprovisionamiento.
Algunas de las estaciones de servicio más afectadas son la Shell de la esquina de las calles Yrigoyen y Perú y la YPF de la rotonda de la avenida Poncho Verde, las cuales debieron cerrar sus surtidores durante las madrugadas ante los quiebres de stock. En otros comercios se llegaron a registrar largas filas de automóviles debido al traslado de demanda, causado por la falta de productos en otras bocas de expendio.
Los problemas en el transporte fluvial de combustibles no sólo afecta a Corrientes (tanto a la Capital como al interior), sino también a provincias de la región como Chaco, Formosa y Misiones, donde también hay quiebres de stock debido a las demoras en el traslado por vía terrestre.
Las circunstancias adversas de la bajante, que se estima que podría extenderse por 30 o 45 días más, generaron que algunas petroleras deban reforzar la logística del transporte terrestre para evitar mayores inconvenientes en las estaciones de servicio de su bandera. Por ejemplo YPF, que abastece a unas 120 bocas de expendio de la región mediante su planta de la localidad chaqueña de Barranqueras que se encuentra inactiva, incorporó flotas adicionales de camiones, sumando actualmente unas 170 unidades, para el traslado de sus combustibles, amplió el horario de operatividad en el sistema de cargas, reprogramó licencias del personal y analiza la contratación de embarcaciones de bajo calado, entre otras medidas.