Siguió el desagote en el San Antonio y aún hay agua en casas del Cremonte
ellitoral.com.ar

Jueves 27 de Junio de 2019 CORRIENTES13°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $41,80

Dolar Venta: $43,80

Siguió el desagote en el San Antonio y aún hay agua en casas del Cremonte

A pesar del buen tiempo, continúan las complicaciones en ciertos barrios. Vecinos reclaman obras para evitar nuevos problemas y el arreglo de calles que quedaron intransitables tras el temporal.
 

Problemas. Unas 15 familias aún tienen agua en sus casas que brota desde el suelo.
imagen_1

A pesar de la mejora en las condiciones climáticas y el buen tiempo que hubo en los últimos días, algunos barrios capitalinos siguen con complicaciones tras las fuertes lluvias que se dieron en la ciudad. Uno de los sectores con problemas es el San Antonio Este, donde hasta ayer a la mañana se encontraba trabajando la bomba de desagote.
El dispositivo fue puesto en funcionamiento nuevamente en el cruce de las calles Loreto y Cruz de los Milagros, donde el agua se había estancado e ingresado incluso en algunas casas. Luego de este proceso que ya había iniciado días atrás, la situación mejoró, aunque aún está lejos de normalizarse.
En tanto, un grupo de vecinos del Cremonte siguen teniendo agua dentro de sus casas, a pesar de que las calles finalmente escurrieron y se secaron parcialmente. En diálogo con El Litoral, uno de los habitantes de ese sector de la ciudad señaló que “somos unas 15 familias que tenemos cerca de 10 centímetros de agua en nuestras viviendas”.
Según señalaron, esta situación se da de manera habitual tras cada lluvia copiosa por cuestiones del terreno. “Al parecer era una laguna y fue rellenada, entonces siempre pasa que brota agua desde abajo y eso nos genera muchos problemas y complicaciones”, explicó uno de los afectados. 
En ambos sectores, al igual que en otros, las calles de tierra quedaron prácticamente intransitables tras el temporal que duró unos diez días. Los vecinos de varios barrios señalaron que son unas cuantas las arterias que aún tienen algo de agua estancada y otras en las que el barro dificulta seriamente la circulación vehicular y de los transeúntes. 
Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, el jueves a la mañana podrían darse nuevas tormentas y precipitaciones, aunque no serían tan severas como las últimas. Atentos a este desmejoramiento, los vecinos apuntan a que se realicen algunas obras para prevenir nuevas dificultades.
Entre los pedidos más reiterados aparece la limpieza de desagües, la profundización de algunos canales a cielo abierto y la posibilidad de nuevas redes para que el agua escurra, como una solución a mediano o largo plazo.
Mientras tanto, la Comuna capitalina sigue realizando algunas tareas de desobstrucción para facilitar el escurrimiento de la lluvia, sobre todo en las áreas más afectadas habitualmente, como los barrios cercanos a la Ruta 5.
Una vez que las arterias se sequen completamente, avanzarían con el rellenado y arreglo de las mismas, priorizando las que forman parte de los recorridos de los colectivos, muchos de los cuáles debieron modificar su itinerario por el barro.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Siguió el desagote en el San Antonio y aún hay agua en casas del Cremonte

A pesar del buen tiempo, continúan las complicaciones en ciertos barrios. Vecinos reclaman obras para evitar nuevos problemas y el arreglo de calles que quedaron intransitables tras el temporal.
 

A pesar de la mejora en las condiciones climáticas y el buen tiempo que hubo en los últimos días, algunos barrios capitalinos siguen con complicaciones tras las fuertes lluvias que se dieron en la ciudad. Uno de los sectores con problemas es el San Antonio Este, donde hasta ayer a la mañana se encontraba trabajando la bomba de desagote.
El dispositivo fue puesto en funcionamiento nuevamente en el cruce de las calles Loreto y Cruz de los Milagros, donde el agua se había estancado e ingresado incluso en algunas casas. Luego de este proceso que ya había iniciado días atrás, la situación mejoró, aunque aún está lejos de normalizarse.
En tanto, un grupo de vecinos del Cremonte siguen teniendo agua dentro de sus casas, a pesar de que las calles finalmente escurrieron y se secaron parcialmente. En diálogo con El Litoral, uno de los habitantes de ese sector de la ciudad señaló que “somos unas 15 familias que tenemos cerca de 10 centímetros de agua en nuestras viviendas”.
Según señalaron, esta situación se da de manera habitual tras cada lluvia copiosa por cuestiones del terreno. “Al parecer era una laguna y fue rellenada, entonces siempre pasa que brota agua desde abajo y eso nos genera muchos problemas y complicaciones”, explicó uno de los afectados. 
En ambos sectores, al igual que en otros, las calles de tierra quedaron prácticamente intransitables tras el temporal que duró unos diez días. Los vecinos de varios barrios señalaron que son unas cuantas las arterias que aún tienen algo de agua estancada y otras en las que el barro dificulta seriamente la circulación vehicular y de los transeúntes. 
Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, el jueves a la mañana podrían darse nuevas tormentas y precipitaciones, aunque no serían tan severas como las últimas. Atentos a este desmejoramiento, los vecinos apuntan a que se realicen algunas obras para prevenir nuevas dificultades.
Entre los pedidos más reiterados aparece la limpieza de desagües, la profundización de algunos canales a cielo abierto y la posibilidad de nuevas redes para que el agua escurra, como una solución a mediano o largo plazo.
Mientras tanto, la Comuna capitalina sigue realizando algunas tareas de desobstrucción para facilitar el escurrimiento de la lluvia, sobre todo en las áreas más afectadas habitualmente, como los barrios cercanos a la Ruta 5.
Una vez que las arterias se sequen completamente, avanzarían con el rellenado y arreglo de las mismas, priorizando las que forman parte de los recorridos de los colectivos, muchos de los cuáles debieron modificar su itinerario por el barro.