ellitoral.com.ar

Jueves 14de Noviembre de 2019CORRIENTES30°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,75

INFLACIÓN:

La defensa de las dos vidas

Los que suscribimos el presente documento defendemos el derecho a las dos vidas: la de la madre embarazada y la del hijo que es un ser humano único y distinto desde la concepción. Así lo reconoce la ciencia, así lo sostiene la fe religiosa y lo defiende la propia Constitución Nacional.

En 1984, durante el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín, el Congreso Nacional aprobó la Convención Americana Sobre Derechos Humanos también conocida como Pacto de San José de Costa Rica. En su art, 4° dice “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho está protegido por ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

En 1990, durante la presidencia del Dr. Carlos Menem se sancionó  la ley 23.849 que aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, y para precisar sin vacilación alguna la voluntad del Congreso Nacional  en el art. 2° de dicha ley  dice: “Con relación al art. 1° de la Convención sobre los Derechos del Niño, la República Argentina declara que el mismo debe interpretarse en el sentido que se entiende por niño todo ser humano desde el momento de la concepción hasta los 18 años.”

En la Convención reformadora de la Constitución Nacional en 1994, ambos tratados fueron incluidos como texto de nuestra constitución. Por lo tanto sus disposiciones se imponen y se encuentran por encima de todas las leyes

En estos difíciles tiempos de facilismo moral, y desconocimiento del orden jurídico que fundamentalmente los populismos y autoritarismos de moda han difundido, se necesita sostener valores fundamentales que defienden la vida y su dignidad. Dios nos ilumine en esta crucial decisión.

Por todo ello apoyamos la fórmula presidencial Macri-Pichetto y la de los diputados nacionales Vara-Jetter, que defienden  tales valores, la honestidad en la actividad pública y privada, la vigencia de la Constitución Nacional, la República, el combate a la violencia, el narcotráfico  y a los delincuentes, la afirmación del ideal de justicia  y la reconstrucción de pautas de convivencia olvidadas durante muchos años en nuestro país. No puede haber confusión alguna. Todos sin vacilación en defensa de estos valores trabajemos para su triunfo con Macri-Pichetto y Vara-Jetter.

Susana Zubieta de Barreto, María Teresa Mendiondo de Leconte, Tulio Aquarone, Inés Torrent de Aquarone, Graciela Marasco, Francisco Scaramellini, Marcia Aden de Scaramenllini, Elena Lugo de Ibarra, Mabel Muzzio, Rubén Albizu, Yolanda Pujol de Albuzu, Susana Laplaza de Torrent, Juan Gregorio Pujol, Noelia Maciel de Pujol, Marcelo Pujol, José Enrique Maza, Isabel González de Anderica, Pedro Leconte, Jorgelina Bonet de Anderica, Margarita Leconte de Luque, Mercedes Raquel Scaramellini, Ricardo Leconte, Mario Branca. 
Siguen las firmas.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La defensa de las dos vidas

Los que suscribimos el presente documento defendemos el derecho a las dos vidas: la de la madre embarazada y la del hijo que es un ser humano único y distinto desde la concepción. Así lo reconoce la ciencia, así lo sostiene la fe religiosa y lo defiende la propia Constitución Nacional.

En 1984, durante el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín, el Congreso Nacional aprobó la Convención Americana Sobre Derechos Humanos también conocida como Pacto de San José de Costa Rica. En su art, 4° dice “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho está protegido por ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

En 1990, durante la presidencia del Dr. Carlos Menem se sancionó  la ley 23.849 que aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, y para precisar sin vacilación alguna la voluntad del Congreso Nacional  en el art. 2° de dicha ley  dice: “Con relación al art. 1° de la Convención sobre los Derechos del Niño, la República Argentina declara que el mismo debe interpretarse en el sentido que se entiende por niño todo ser humano desde el momento de la concepción hasta los 18 años.”

En la Convención reformadora de la Constitución Nacional en 1994, ambos tratados fueron incluidos como texto de nuestra constitución. Por lo tanto sus disposiciones se imponen y se encuentran por encima de todas las leyes

En estos difíciles tiempos de facilismo moral, y desconocimiento del orden jurídico que fundamentalmente los populismos y autoritarismos de moda han difundido, se necesita sostener valores fundamentales que defienden la vida y su dignidad. Dios nos ilumine en esta crucial decisión.

Por todo ello apoyamos la fórmula presidencial Macri-Pichetto y la de los diputados nacionales Vara-Jetter, que defienden  tales valores, la honestidad en la actividad pública y privada, la vigencia de la Constitución Nacional, la República, el combate a la violencia, el narcotráfico  y a los delincuentes, la afirmación del ideal de justicia  y la reconstrucción de pautas de convivencia olvidadas durante muchos años en nuestro país. No puede haber confusión alguna. Todos sin vacilación en defensa de estos valores trabajemos para su triunfo con Macri-Pichetto y Vara-Jetter.

Susana Zubieta de Barreto, María Teresa Mendiondo de Leconte, Tulio Aquarone, Inés Torrent de Aquarone, Graciela Marasco, Francisco Scaramellini, Marcia Aden de Scaramenllini, Elena Lugo de Ibarra, Mabel Muzzio, Rubén Albizu, Yolanda Pujol de Albuzu, Susana Laplaza de Torrent, Juan Gregorio Pujol, Noelia Maciel de Pujol, Marcelo Pujol, José Enrique Maza, Isabel González de Anderica, Pedro Leconte, Jorgelina Bonet de Anderica, Margarita Leconte de Luque, Mercedes Raquel Scaramellini, Ricardo Leconte, Mario Branca. 
Siguen las firmas.