ellitoral.com.ar

Miércoles 20de Noviembre de 2019CORRIENTES25°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$57,50

Dolar Venta:$62,50

El increíble caso de la pareja fantasma

Sucesos. En los aviones también ocurren extraños hechos.
Intriga. La pareja desapareció en pleno vuelo.

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

Un caso increíble sucedió en 1994, cuando una pareja, un matrimonio, subió a un jet comercial en Londres, pero cuando el avión llegó a Lisboa, en vuelo sin escala, la pareja había desaparecido misteriosamente, sin dejar ningún rastro. Cuando esto ocurrió el avión volaba a una altura aproximada a los 10.000 metros. George y Martha Nelson abordaron en Londres un avión Jumbo 747, de la aerolínea European Allied, pero cuando la aeronave llegó a Lisboa, en Portugal, los misteriosos viajeros no se encontraban a bordo, según las autoridades de la aerolínea. 
El representante y vocero de la empresa, Roger Lecomte, declaró en París ante la prensa que no sabían qué pasó. “Todo parece indicar que se desvanecieron en el aire, no hay una explicación lógica, se los buscó por todo el avión y no se los encontró. Literalmente se esfumaron en el aire.”
La versión oficial indicaba que “no cabía la menor duda de que viajaban en el avión, cuando este salió del aeropuerto de Heathrow, en Londres. Los pasajeros los vieron e incluso algunos hasta hablaron con ellos. Pero en el momento en que una azafata los buscó, faltando poco para llegar a Lisboa, ya no había ni rastros de la pareja. Sus asientos estaban vacíos y su equipaje también había desaparecido.
El resto de los pasajeros permaneció en el 747 cuando este aterrizó en Lisboa, mientras la policía y agentes de seguridad buscaban a la pareja de arriba abajo por todo el avión, incluyendo el compartimento de equipajes.
Luego de 40 minutos de intensa e infructuosa búsqueda, abandonaron la misma y los pasajeros  pudieron bajar sin problemas. Una de las azafatas dijo que “nadie pudo haber desaparecido de esa manera, a menos de que se trate de fantasmas, eso creo.
Eran personas agradables, pero un tanto extrañas. Decían que era la primera vez que subían a un avión y me hicieron muchas preguntas. Tenían un acento raro y su aspecto era un poco anticuado, diría yo.” Por su parte, uno de los pasajeros Ralph Cooley, señaló que conversó un rato con ellos mientras el avión despegaba. “Hablaban mucho de 1940 y 1930 y no parecían estar muy enterados de los hechos y acontecimientos ordinarios y comunes ocurridos en nuestro mundo”.
Las autoridades se declararon impotentes para explicar esta extraña desaparición en pleno vuelo y a más de 10.000 metros de altura. Un parapsicólogo que viajaba entre los pasajeros, con destino a un congreso mundial en Lisboa, no vaciló en afirmar que se trataba de fantasmas.
“Pude sentir su presencia porque he tratado con seres del más allá durante mucho tiempo, es probable que sea un matrimonio que haya muerto en un accidente aéreo y que recrean el hecho de este su último viaje.” Por su parte, el comandante de la nave acotó que esa explicación es tan buena como cualquier otra que se pueda dar, lo concreto y real es que tenemos entre manos un misterio como este, que no tiene solución”.

Un avión perdido en Miami
Otro caso que involucra a un avión, aunque este no tenga nada que ver con fenómenos paranormales, le sucedió a un jet Boeing 727 de la compañía norteamericana National Airlines. En el año 1980, en el vuelo 120, fue protagonista involuntario de un increíble caso que hasta hoy los científicos y especialistas de aviación, no llegan a explicarse. La aeronave comercial, con su pasaje completo, se aprestaba a aterrizar en el aeropuerto de Miami, en los Estados Unidos, luego de un vuelo absolutamente normal y en excelentes condiciones climáticas. Estableció contacto con la torre de control y desde allí controlaron la hora, coincidiendo perfectamente. 
A los pocos minutos ingresó en la zona del Triángulo de las Bermudas, célebre por las extrañas desapariciones que se producen allí. En ese preciso momento se interrumpieron los contactos radiales con la torre de control, durante diez largos y peligrosos minutos, que hicieron pensar que el avión entró en emergencia o tuvo un accidente.
Se preparó todo para un eventual caso de este tipo, ambulancias y autobombas se hicieron presentes. Pero afortunadamente no hubo necesidad de usarlos, porque pasados diez minutos, el avión reapareció en las pantallas del radar y se hizo contacto radial con la aeronave, que aterrizó sin ningún inconveniente.
Cuando se les preguntó a la tripulación y a los pasajeros qué había sucedido, por qué habían desaparecido durante diez minutos de la pantalla de radar y se cortaron las comunicaciones, no supieron realmente lo que había pasado, no se dieron cuenta del inconveniente. Pero cuando cotejaron los relojes de la torre de control con los de la tripulación y aún los pasajeros, comprobaron con sorpresa que los relojes de estos últimos, estaban atrasados diez minutos, respecto de los de la torre de control y antes de perder el contacto radial, estaban en perfecta coincidencia. ¿Qué había sucedido? ¿Adónde fue el avión que desapareció durante diez minutos de la pantalla de radar? ¿Es que acaso ingresó a una ventana o puerta dimensional, pasando por esos enigmáticos 10 minutos a otra dimensión?
Hasta el día de hoy, ninguno de los peritos ni especialistas de la aviación, le encuentran una explicación lógica y racional a este extraño suceso, que permanece y seguirá permaneciendo en el absoluto misterio.
Hay teorías sostenidas por muchos investigadores y especialistas  en el tema de las desapariciones de personas o cosas, que afirman que es posible que en determinadas circunstancias y por motivos que se desconocen, se pueda pasar a otra dimensión del espacio y luego volver a nuestro tiempo normal. Es lo que según muchos ocurre en el Triángulo de las Bermudas, a pesar de que las autoridades están constantemente negando estos hechos, que están  sucediendo casi a diario en distintos lugares de nuestro planeta.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El increíble caso de la pareja fantasma

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

Un caso increíble sucedió en 1994, cuando una pareja, un matrimonio, subió a un jet comercial en Londres, pero cuando el avión llegó a Lisboa, en vuelo sin escala, la pareja había desaparecido misteriosamente, sin dejar ningún rastro. Cuando esto ocurrió el avión volaba a una altura aproximada a los 10.000 metros. George y Martha Nelson abordaron en Londres un avión Jumbo 747, de la aerolínea European Allied, pero cuando la aeronave llegó a Lisboa, en Portugal, los misteriosos viajeros no se encontraban a bordo, según las autoridades de la aerolínea. 
El representante y vocero de la empresa, Roger Lecomte, declaró en París ante la prensa que no sabían qué pasó. “Todo parece indicar que se desvanecieron en el aire, no hay una explicación lógica, se los buscó por todo el avión y no se los encontró. Literalmente se esfumaron en el aire.”
La versión oficial indicaba que “no cabía la menor duda de que viajaban en el avión, cuando este salió del aeropuerto de Heathrow, en Londres. Los pasajeros los vieron e incluso algunos hasta hablaron con ellos. Pero en el momento en que una azafata los buscó, faltando poco para llegar a Lisboa, ya no había ni rastros de la pareja. Sus asientos estaban vacíos y su equipaje también había desaparecido.
El resto de los pasajeros permaneció en el 747 cuando este aterrizó en Lisboa, mientras la policía y agentes de seguridad buscaban a la pareja de arriba abajo por todo el avión, incluyendo el compartimento de equipajes.
Luego de 40 minutos de intensa e infructuosa búsqueda, abandonaron la misma y los pasajeros  pudieron bajar sin problemas. Una de las azafatas dijo que “nadie pudo haber desaparecido de esa manera, a menos de que se trate de fantasmas, eso creo.
Eran personas agradables, pero un tanto extrañas. Decían que era la primera vez que subían a un avión y me hicieron muchas preguntas. Tenían un acento raro y su aspecto era un poco anticuado, diría yo.” Por su parte, uno de los pasajeros Ralph Cooley, señaló que conversó un rato con ellos mientras el avión despegaba. “Hablaban mucho de 1940 y 1930 y no parecían estar muy enterados de los hechos y acontecimientos ordinarios y comunes ocurridos en nuestro mundo”.
Las autoridades se declararon impotentes para explicar esta extraña desaparición en pleno vuelo y a más de 10.000 metros de altura. Un parapsicólogo que viajaba entre los pasajeros, con destino a un congreso mundial en Lisboa, no vaciló en afirmar que se trataba de fantasmas.
“Pude sentir su presencia porque he tratado con seres del más allá durante mucho tiempo, es probable que sea un matrimonio que haya muerto en un accidente aéreo y que recrean el hecho de este su último viaje.” Por su parte, el comandante de la nave acotó que esa explicación es tan buena como cualquier otra que se pueda dar, lo concreto y real es que tenemos entre manos un misterio como este, que no tiene solución”.

Un avión perdido en Miami
Otro caso que involucra a un avión, aunque este no tenga nada que ver con fenómenos paranormales, le sucedió a un jet Boeing 727 de la compañía norteamericana National Airlines. En el año 1980, en el vuelo 120, fue protagonista involuntario de un increíble caso que hasta hoy los científicos y especialistas de aviación, no llegan a explicarse. La aeronave comercial, con su pasaje completo, se aprestaba a aterrizar en el aeropuerto de Miami, en los Estados Unidos, luego de un vuelo absolutamente normal y en excelentes condiciones climáticas. Estableció contacto con la torre de control y desde allí controlaron la hora, coincidiendo perfectamente. 
A los pocos minutos ingresó en la zona del Triángulo de las Bermudas, célebre por las extrañas desapariciones que se producen allí. En ese preciso momento se interrumpieron los contactos radiales con la torre de control, durante diez largos y peligrosos minutos, que hicieron pensar que el avión entró en emergencia o tuvo un accidente.
Se preparó todo para un eventual caso de este tipo, ambulancias y autobombas se hicieron presentes. Pero afortunadamente no hubo necesidad de usarlos, porque pasados diez minutos, el avión reapareció en las pantallas del radar y se hizo contacto radial con la aeronave, que aterrizó sin ningún inconveniente.
Cuando se les preguntó a la tripulación y a los pasajeros qué había sucedido, por qué habían desaparecido durante diez minutos de la pantalla de radar y se cortaron las comunicaciones, no supieron realmente lo que había pasado, no se dieron cuenta del inconveniente. Pero cuando cotejaron los relojes de la torre de control con los de la tripulación y aún los pasajeros, comprobaron con sorpresa que los relojes de estos últimos, estaban atrasados diez minutos, respecto de los de la torre de control y antes de perder el contacto radial, estaban en perfecta coincidencia. ¿Qué había sucedido? ¿Adónde fue el avión que desapareció durante diez minutos de la pantalla de radar? ¿Es que acaso ingresó a una ventana o puerta dimensional, pasando por esos enigmáticos 10 minutos a otra dimensión?
Hasta el día de hoy, ninguno de los peritos ni especialistas de la aviación, le encuentran una explicación lógica y racional a este extraño suceso, que permanece y seguirá permaneciendo en el absoluto misterio.
Hay teorías sostenidas por muchos investigadores y especialistas  en el tema de las desapariciones de personas o cosas, que afirman que es posible que en determinadas circunstancias y por motivos que se desconocen, se pueda pasar a otra dimensión del espacio y luego volver a nuestro tiempo normal. Es lo que según muchos ocurre en el Triángulo de las Bermudas, a pesar de que las autoridades están constantemente negando estos hechos, que están  sucediendo casi a diario en distintos lugares de nuestro planeta.