Las comparsas lograron pulir sus propuestas artísticas en el tercer show
ellitoral.com.ar

Jueves 02de Julio de 2020CORRIENTES14°Pronóstico Extendidoclima_sol

Dolar Compra:$68,75

Dolar Venta:$73,75

CORRIENTES:

Las comparsas lograron pulir sus propuestas artísticas en el tercer show

Arandú Beleza, Copacabana y Sapucay presentaron el miércoles en el escenario Osvaldo Sosa Cordero espectáculos superiores a los que habían mostrado en el inicio de la fiesta de Momo. Hoy y mañana la fiesta continuará en el Nolo Alías, donde se realizará el quinto y sexto desfile.
 

imagen_0
imagen_1
imagen_2
imagen_3

n Pasó el tercer show y las comparsas mejoraron notablemente sus propuestas artísticas. Arandú Beleza, Copacabana y Sapucay mostraron el miércoles en el escenario Osvaldo Sosa Cordero espectáculos superiores a los que habían presentado al inicio de la fiesta de Momo. Ahora solamente falta un show para que quede definida esta etapa de la competencia. La fiesta sigue hoy en el corsódromo Nolo Alías.
La competencia de Momo en Corrientes tiene (para las comparsas grandes) dos partes fundamentales: una está conformada por los desfiles en el corsódromo y la otra por los shows en el anfiteatro Cocomarola. En ambas instancias suman puntos para conseguir el título.
Se trata de una apuesta fuerte en los dos casos, pero especialmente en los shows, donde los protagonistas no son artistas sino apasionados de esta fiesta que cada verano se atreven a disfrazarse, bailar y, algunos, hasta actuar. El hecho de que no se trate de actores o bailarines profesionales complica la tarea de los directores artísticos que, desafiando sus límites, llevan al escenario productos de calidad.
El miércoles sin dudas la que mejor lo logró fue Sapucay, que pudo superarse a sí misma. “Sapucay del Iberá” mostró un show limpio, claro, pero sobre todo seductor; fue un show atrapante desde que comenzó con un recitado de Julio Cáceres (de Los de Imaguaré), hasta el final, con una impecable performance de la bastonera Gabriela Ceballos, a quien se la nota conectada con la música, baila sin esfuerzo aparente; Gabriela disfruta de la danza y con ella disfruta el auditorio.
Aunque su relato es simple (la típica historia de Disney), la comparsa hizo un muy buen uso del escenario y cada uno de los comparseros se creyó el personaje que representaba, lo que dio al espectáculo el toque que le faltaba. La escena de la cobra (Carina Lencina) mordiendo a Mbareté, el cachorro de yaguareté representado por Franco Espinoza, conecta al público con emociones como la preocupación y el dolor, mientras que la búsqueda desesperada de los elementos necesarios para salvar la vida del animal herido por parte de su hermana Aramí (representada por Sofía Quatrin), lleva al escenario emociones como el amor, y las comadrejas ladronas (Alfredo Ojeda y Victoria March), conectan con la picardía y la ayuda incondicional.
El grupo de los monos es sin dudas uno de los mejores de la edición 2020 de los carnavales, y el padrino de los yaguaretés (Alfredo Fabrelo), una de las grandes figuras.

Mejora
Luego de un primer show para el olvido, la comparsa Copacabana logró repuntar el miércoles durante su segunda presentación en el escenario Osvaldo Sosa Cordero. Una de las mejores decisiones tomadas por “La esplendorosa” fue haber quitado los videos de las entrevistas a dirigentes e integrantes de la comparsa, que este año eligió festejar sus 60 años llevando a la avenida y al Cocomarola su historia carnavalera. Las entrevistas no solo que no sumaban nada al espectáculo, sino que restaban, ya que deslucían la propuesta sacando del escenario a los comparseros por mucho tiempo.
Copacabana comenzó hace algunos años a sumar figuras provenientes de otras comparsas y sin dudas una de las más reconocidas es Virginia Acosta, pero llamativamente la comparsera tiene una aparición mínima en el Osvaldo Sosa Cordero.
El que se incorporó este año y logró bastante espacio en el show fue Gerónimo Aquino, con una coreografía de femme style, luego del bloque en homenaje a los fallecidos en el accidente de Ara Berá en el año 1978. Por otra parte, la comparsa supo lucir a la embajadora nacional del carnaval, Valeria  Alarcón.
Para cerrar el show, Copacabana decidió volver a poner a una de sus bastoneras más reconocidas. Se trata de Melisa Torres, quien había generado muchas expectativas debido a sus performances de años anteriores, sin embargo en esta edición la bailarina parece estar desconectada de su batería y eso impacta notablemente en la propuesta artística que despliega en el show.

Ultimo show
El miércoles, Arandú Beleza abrió la noche  y fue la última oportunidad para esta comparsa de convencer al jurado con su historia “Nadie duerma”. Al igual que sus competidoras, la Verde y Blanca pudo pulir el espectáculo, que en esta oportunidad salió más claro y hasta más prolijo. 
Con pocos diálogos, muchas imágenes, un repertorio adecuado y otros recursos artísticos, la comparsa dio un tinte carnavalero a un relato contextualizado en la china ancestral y dejó un fuerte mensaje contra la violencia de género.
El broche de oro lo colocó la batería junto con su bastonera Macarena Balderrama, quien cumplió y dio un buen show. 
La fiesta del rey de la burla continuará hoy y mañana con el quinto y sexto desfile en el Nolo Alías. El miércoles que viene será el último show en el Cocomarola, y en el participarán Ara Berá, Sapucay y Copacabana. Al día siguiente tendrá lugar la elección de embajadores y la de mejores trajes de adultos e infantiles (estos últimos se elegirán por primera vez).
Luego se harán los últimos cuatro corsos (viernes, sábado, domingo y lunes), de los cuales solo tres serán puntuables, ya que se anunció que el último será un  desfile de campeonas de toda la provincia. 
Según pudo saberse, el escrutinio se realizaría el lunes 24, para que las ganadoras de la capital nacional del carnaval puedan formar parte del desfile final. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Las comparsas lograron pulir sus propuestas artísticas en el tercer show

Arandú Beleza, Copacabana y Sapucay presentaron el miércoles en el escenario Osvaldo Sosa Cordero espectáculos superiores a los que habían mostrado en el inicio de la fiesta de Momo. Hoy y mañana la fiesta continuará en el Nolo Alías, donde se realizará el quinto y sexto desfile.
 

n Pasó el tercer show y las comparsas mejoraron notablemente sus propuestas artísticas. Arandú Beleza, Copacabana y Sapucay mostraron el miércoles en el escenario Osvaldo Sosa Cordero espectáculos superiores a los que habían presentado al inicio de la fiesta de Momo. Ahora solamente falta un show para que quede definida esta etapa de la competencia. La fiesta sigue hoy en el corsódromo Nolo Alías.
La competencia de Momo en Corrientes tiene (para las comparsas grandes) dos partes fundamentales: una está conformada por los desfiles en el corsódromo y la otra por los shows en el anfiteatro Cocomarola. En ambas instancias suman puntos para conseguir el título.
Se trata de una apuesta fuerte en los dos casos, pero especialmente en los shows, donde los protagonistas no son artistas sino apasionados de esta fiesta que cada verano se atreven a disfrazarse, bailar y, algunos, hasta actuar. El hecho de que no se trate de actores o bailarines profesionales complica la tarea de los directores artísticos que, desafiando sus límites, llevan al escenario productos de calidad.
El miércoles sin dudas la que mejor lo logró fue Sapucay, que pudo superarse a sí misma. “Sapucay del Iberá” mostró un show limpio, claro, pero sobre todo seductor; fue un show atrapante desde que comenzó con un recitado de Julio Cáceres (de Los de Imaguaré), hasta el final, con una impecable performance de la bastonera Gabriela Ceballos, a quien se la nota conectada con la música, baila sin esfuerzo aparente; Gabriela disfruta de la danza y con ella disfruta el auditorio.
Aunque su relato es simple (la típica historia de Disney), la comparsa hizo un muy buen uso del escenario y cada uno de los comparseros se creyó el personaje que representaba, lo que dio al espectáculo el toque que le faltaba. La escena de la cobra (Carina Lencina) mordiendo a Mbareté, el cachorro de yaguareté representado por Franco Espinoza, conecta al público con emociones como la preocupación y el dolor, mientras que la búsqueda desesperada de los elementos necesarios para salvar la vida del animal herido por parte de su hermana Aramí (representada por Sofía Quatrin), lleva al escenario emociones como el amor, y las comadrejas ladronas (Alfredo Ojeda y Victoria March), conectan con la picardía y la ayuda incondicional.
El grupo de los monos es sin dudas uno de los mejores de la edición 2020 de los carnavales, y el padrino de los yaguaretés (Alfredo Fabrelo), una de las grandes figuras.

Mejora
Luego de un primer show para el olvido, la comparsa Copacabana logró repuntar el miércoles durante su segunda presentación en el escenario Osvaldo Sosa Cordero. Una de las mejores decisiones tomadas por “La esplendorosa” fue haber quitado los videos de las entrevistas a dirigentes e integrantes de la comparsa, que este año eligió festejar sus 60 años llevando a la avenida y al Cocomarola su historia carnavalera. Las entrevistas no solo que no sumaban nada al espectáculo, sino que restaban, ya que deslucían la propuesta sacando del escenario a los comparseros por mucho tiempo.
Copacabana comenzó hace algunos años a sumar figuras provenientes de otras comparsas y sin dudas una de las más reconocidas es Virginia Acosta, pero llamativamente la comparsera tiene una aparición mínima en el Osvaldo Sosa Cordero.
El que se incorporó este año y logró bastante espacio en el show fue Gerónimo Aquino, con una coreografía de femme style, luego del bloque en homenaje a los fallecidos en el accidente de Ara Berá en el año 1978. Por otra parte, la comparsa supo lucir a la embajadora nacional del carnaval, Valeria  Alarcón.
Para cerrar el show, Copacabana decidió volver a poner a una de sus bastoneras más reconocidas. Se trata de Melisa Torres, quien había generado muchas expectativas debido a sus performances de años anteriores, sin embargo en esta edición la bailarina parece estar desconectada de su batería y eso impacta notablemente en la propuesta artística que despliega en el show.

Ultimo show
El miércoles, Arandú Beleza abrió la noche  y fue la última oportunidad para esta comparsa de convencer al jurado con su historia “Nadie duerma”. Al igual que sus competidoras, la Verde y Blanca pudo pulir el espectáculo, que en esta oportunidad salió más claro y hasta más prolijo. 
Con pocos diálogos, muchas imágenes, un repertorio adecuado y otros recursos artísticos, la comparsa dio un tinte carnavalero a un relato contextualizado en la china ancestral y dejó un fuerte mensaje contra la violencia de género.
El broche de oro lo colocó la batería junto con su bastonera Macarena Balderrama, quien cumplió y dio un buen show. 
La fiesta del rey de la burla continuará hoy y mañana con el quinto y sexto desfile en el Nolo Alías. El miércoles que viene será el último show en el Cocomarola, y en el participarán Ara Berá, Sapucay y Copacabana. Al día siguiente tendrá lugar la elección de embajadores y la de mejores trajes de adultos e infantiles (estos últimos se elegirán por primera vez).
Luego se harán los últimos cuatro corsos (viernes, sábado, domingo y lunes), de los cuales solo tres serán puntuables, ya que se anunció que el último será un  desfile de campeonas de toda la provincia. 
Según pudo saberse, el escrutinio se realizaría el lunes 24, para que las ganadoras de la capital nacional del carnaval puedan formar parte del desfile final.