Dejaron firmes las condenas a un padre y su hijo atrapados con marihuana en Corrientes | Policiales
ellitoral.com.ar

Martes 14de Julio de 2020CORRIENTES11°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$69,50

Dolar Venta:$74,50

Dejaron firmes las condenas a un padre y su hijo atrapados con marihuana en Corrientes

Operaban desde una finca en Lomas de Vallejos. Les decomisaron una flota de vehículos, incluidos algunos de alta gama.

En esta camioneta se halló más de una tonelada de marihuana de la organización condenada.

Los tribunales federales de Comodoro Py ratificaron las condenas a un padre y su hijo que fueron  juzgados en Corrientes por el tráfico de más de siete toneladas de marihuana, según dieron a conocer fuentes judiciales en las últimas horas.

Se trata de una resolución dada a conocer este martes y que fuera dictada el viernes último por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal con las firmas de los jueces Eduardo Riggi y Liliana Catucci, por la que se dejaron firmes las condenas por narcotráfico a Reinaldo Romero, de 48 años de edad y su hijo Eduardo, de 30 años de edad.

Reinaldo Romero había sido condenado a 16 años de prisión y Eduardo Romero, a 12, a pedido del fiscal Carlos Schaefer en un juicio desarrollado en noviembre de 2018 en el Tribunal Oral Federal de Corrientes, atendido por los jueces Víctor Alonso, Lucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni.

La investigación se inició el 14 de mayo de 2013, a raíz de la declaración de un testigo de identidad reservada que señalaba a un ciudadano brasileño como dueño de un camión en el que la Gendarmería Nacional incautó  seis toneladas de marihuana, el 29 de abril de 2013.

Unos días antes de su interceptación, dicho vehículo había ingresado a la Argentina, por el Paso Internacional Uruguaiana-Paso de los Libres y se dirigió a Misiones, donde fue cargado con estupefacientes, para viajar luego con destino a la Aduana de Rosario. El trayecto de Paso de los Libres a Misiones fue escoltado por una camioneta blanca, propiedad de uno de los imputados.

Con esas pistas, la Justicia encomendó a la Gendarmería Nacional una serie de tareas de campo e intervenciones telefónicas que permitieron individualizar a los implicados. Así, el 2 de febrero de 2014, se realizó una serie de allanamientos que culminaron con la detención de Reinaldo y Eduardo Romero, una mujer y otro hombre.

En el procedimiento del domicilio ubicado en el kilómetro 75,5 de la Ruta Provincial N°5, en la localidad correntina de Lomas de Vallejos, la Gendarmería detuvo a Eduardo Romero y, al requisar la camioneta Dodge RAM en la que se desplazaba- se encontraron 949 paquetes que contenían un total de 1026,125 kilogramos de marihuana.

Asimismo, en horas del mediodía, en el control ubicado en el kilómetro 618 de la Ruta Nacional N°14, personal del Escuadrón 47 “Ituzaingó” de la Gendarmería Nacional, detuvo una camioneta Toyota Hilux que era conducida por Reinaldo Romero, quien fue aprehendido en el lugar.

En las  escuchas telefónicas  realizadas a la organización  se detectó una conversación  en la que los narcotraficantes planeaban dejar parte de las cargas de marihuana en Lomas de Vallejos, para introducirla en puntos de venta al menudeo.

Y asimismo, a pedido del fiscal Schaefer en la sentencia se fijó el decomiso de una serie de vehículos, como las camionetas y un Volskwagen Vento, entre otros.

 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Dejaron firmes las condenas a un padre y su hijo atrapados con marihuana en Corrientes

Operaban desde una finca en Lomas de Vallejos. Les decomisaron una flota de vehículos, incluidos algunos de alta gama.

Los tribunales federales de Comodoro Py ratificaron las condenas a un padre y su hijo que fueron  juzgados en Corrientes por el tráfico de más de siete toneladas de marihuana, según dieron a conocer fuentes judiciales en las últimas horas.

Se trata de una resolución dada a conocer este martes y que fuera dictada el viernes último por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal con las firmas de los jueces Eduardo Riggi y Liliana Catucci, por la que se dejaron firmes las condenas por narcotráfico a Reinaldo Romero, de 48 años de edad y su hijo Eduardo, de 30 años de edad.

Reinaldo Romero había sido condenado a 16 años de prisión y Eduardo Romero, a 12, a pedido del fiscal Carlos Schaefer en un juicio desarrollado en noviembre de 2018 en el Tribunal Oral Federal de Corrientes, atendido por los jueces Víctor Alonso, Lucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni.

La investigación se inició el 14 de mayo de 2013, a raíz de la declaración de un testigo de identidad reservada que señalaba a un ciudadano brasileño como dueño de un camión en el que la Gendarmería Nacional incautó  seis toneladas de marihuana, el 29 de abril de 2013.

Unos días antes de su interceptación, dicho vehículo había ingresado a la Argentina, por el Paso Internacional Uruguaiana-Paso de los Libres y se dirigió a Misiones, donde fue cargado con estupefacientes, para viajar luego con destino a la Aduana de Rosario. El trayecto de Paso de los Libres a Misiones fue escoltado por una camioneta blanca, propiedad de uno de los imputados.

Con esas pistas, la Justicia encomendó a la Gendarmería Nacional una serie de tareas de campo e intervenciones telefónicas que permitieron individualizar a los implicados. Así, el 2 de febrero de 2014, se realizó una serie de allanamientos que culminaron con la detención de Reinaldo y Eduardo Romero, una mujer y otro hombre.

En el procedimiento del domicilio ubicado en el kilómetro 75,5 de la Ruta Provincial N°5, en la localidad correntina de Lomas de Vallejos, la Gendarmería detuvo a Eduardo Romero y, al requisar la camioneta Dodge RAM en la que se desplazaba- se encontraron 949 paquetes que contenían un total de 1026,125 kilogramos de marihuana.

Asimismo, en horas del mediodía, en el control ubicado en el kilómetro 618 de la Ruta Nacional N°14, personal del Escuadrón 47 “Ituzaingó” de la Gendarmería Nacional, detuvo una camioneta Toyota Hilux que era conducida por Reinaldo Romero, quien fue aprehendido en el lugar.

En las  escuchas telefónicas  realizadas a la organización  se detectó una conversación  en la que los narcotraficantes planeaban dejar parte de las cargas de marihuana en Lomas de Vallejos, para introducirla en puntos de venta al menudeo.

Y asimismo, a pedido del fiscal Schaefer en la sentencia se fijó el decomiso de una serie de vehículos, como las camionetas y un Volskwagen Vento, entre otros.