Nueva sorpresa en un nido de guacamayos del Iberá | Sociedad
ellitoral.com.ar

Viernes 29de Mayo de 2020CORRIENTES14°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$65,25

Dolar Venta:$70,25

CORRIENTES:

Nueva sorpresa en un nido de guacamayos del Iberá

Descubrieron que un ave "oportunista" se instaló en una de las cajas nido que la fundación Rewilding ubicó en el Iberá para los guacamayos.

imagen_0
imagen_1

La reintroducción del guacamayo rojo en su hábitat dentro de la provincia de Corrientes se produjo desde 2015 luego de 150 años de su extinción a nivel silvestre en la Argentina.

Las bandadas llegaron al Parque Nacional Iberá con entrenamiento previo realizado en el centro faunístico Aguará, ubicado en cercanías de Paso de la Patria. Las últimas liberaciones fueron a principios de 2019.

Se trata de un aporte de la fundación Rewilding Argentina al ambiente, como lo hizo con otras especies como el  yaguareté, el muitú, los osos hormigueros, entre tantas otras.

Ahora, los guacamayos rojos comenzaron nuevamente a ser noticia por la evolución en su ciclo de retorno: iniciaron la reproducción.

Para que estas aves puedan desarrollarse en el Iberá, los especialistas de Rewilding instalaron "cajas nido" en diversas regiones de la reserva en la que se encuentran.

Allí, una  desacostumbrada aparición sorprendió en los últimos días a los guacamayos.

Se trata de una  lechuza campanario,  que se instaló en una de las cajas nido de las alturas del monte nativo en el que se liberaron los guacamayos.

Las estructuras están colgadas, donde se acercó la lechuza y encontró sitio donde asentarse.

"Esa lechuza es muy común, no es una especie amenazada, tiene una distribución muy amplia, está en todos lados, incluso en ciudades", explica a ellitoral.com.ar el especialista en aves Francisco González Táboas.

Sobre la situación advertida en el Iberá explicó que "la lechuza no es un invasor, aunque en este caso podemos decir que fue oportunista y para los guacamayos no es rival, pues está arriba de ellos en la cadena y son una presa grande para la lechuza".

"Las lechuzas tiene importancia como controladoras de roedores y los huecos son una característica importante para su nidificación", completó.

La curiosa situación fue captada en Cambyretá  por cámaras de la fundación Rewilding Argentina, que, por otra parte, tiene en carpeta la extensión del territorio correntino donde soltar más guacamayos.

Según precisaron fuentes de la organización, cinco ejemplares se encuentran en fase de entrenamiento en el centro Aguará y luego del avistaje de uno de los guacamayos rojos en un campo de la fundación ubicad entre las localidades de Loreto y Villa Olivari, s eplantea la necesidad de instalar allí más parejas.

 

VER MÁS: Hallaron huevos de guacamayos rojo en el Iberá

  

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Nueva sorpresa en un nido de guacamayos del Iberá

Descubrieron que un ave "oportunista" se instaló en una de las cajas nido que la fundación Rewilding ubicó en el Iberá para los guacamayos.

La reintroducción del guacamayo rojo en su hábitat dentro de la provincia de Corrientes se produjo desde 2015 luego de 150 años de su extinción a nivel silvestre en la Argentina.

Las bandadas llegaron al Parque Nacional Iberá con entrenamiento previo realizado en el centro faunístico Aguará, ubicado en cercanías de Paso de la Patria. Las últimas liberaciones fueron a principios de 2019.

Se trata de un aporte de la fundación Rewilding Argentina al ambiente, como lo hizo con otras especies como el  yaguareté, el muitú, los osos hormigueros, entre tantas otras.

Ahora, los guacamayos rojos comenzaron nuevamente a ser noticia por la evolución en su ciclo de retorno: iniciaron la reproducción.

Para que estas aves puedan desarrollarse en el Iberá, los especialistas de Rewilding instalaron "cajas nido" en diversas regiones de la reserva en la que se encuentran.

Allí, una  desacostumbrada aparición sorprendió en los últimos días a los guacamayos.

Se trata de una  lechuza campanario,  que se instaló en una de las cajas nido de las alturas del monte nativo en el que se liberaron los guacamayos.

Las estructuras están colgadas, donde se acercó la lechuza y encontró sitio donde asentarse.

"Esa lechuza es muy común, no es una especie amenazada, tiene una distribución muy amplia, está en todos lados, incluso en ciudades", explica a ellitoral.com.ar el especialista en aves Francisco González Táboas.

Sobre la situación advertida en el Iberá explicó que "la lechuza no es un invasor, aunque en este caso podemos decir que fue oportunista y para los guacamayos no es rival, pues está arriba de ellos en la cadena y son una presa grande para la lechuza".

"Las lechuzas tiene importancia como controladoras de roedores y los huecos son una característica importante para su nidificación", completó.

La curiosa situación fue captada en Cambyretá  por cámaras de la fundación Rewilding Argentina, que, por otra parte, tiene en carpeta la extensión del territorio correntino donde soltar más guacamayos.

Según precisaron fuentes de la organización, cinco ejemplares se encuentran en fase de entrenamiento en el centro Aguará y luego del avistaje de uno de los guacamayos rojos en un campo de la fundación ubicad entre las localidades de Loreto y Villa Olivari, s eplantea la necesidad de instalar allí más parejas.

 

VER MÁS: Hallaron huevos de guacamayos rojo en el Iberá