Se celebra el Día de la Ingeniería en otro contexto de pandemia, como en sus orígenes | Nacional
ellitoral.com.ar

Miércoles 15de Julio de 2020CORRIENTESPronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$70,00

Dolar Venta:$75,00

Se celebra el Día de la Ingeniería en otro contexto de pandemia, como en sus orígenes

imagen_0

El Día de la Ingeniería en la Argentina se celebra hoy, 6 de junio, como homenaje a que ese día, pero de 1870, egresó del Departamento de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, el primer ingeniero civil del país, Luis Augusto Huergo (1837-1913), junto a otros once graduados. 

En este 2020, la ingeniería celebra en Argentina sus 150 años, y lo hace dando respuestas a la pandemia, como en sus orígenes. 

Este contexto creado por el coronavirus, diferentes desarrollos de ingenieros sirvieron al país para dar respuestas ante la pandemia, tal como hicieron los primeros doce egresados en 1870 frente al cólera y la fiebre amarilla. 

Así, por ejemplo, un dispositivo que permite utilizar un respirador para dos pacientes, implementos de protección para trabajadores de la salud y una app que localiza personas que tuvieron contacto con el coronavirus, son solo algunos de los desarrollos de ingenieros de la UBA que celebran este sábado los 150 años de la profesión en el país dando soluciones a la pandemia, como sus precursores un siglo y medio atrás. 

Unos años antes, en 1867 y 1868 se sucedieron dos brotes de cólera y en 1870 se desató un primer contagio masivo de fiebre amarilla que en 1871 generó una epidemia por la que murieron unas 14.000 personas en la Ciudad de Buenos Aires, consigna una nota publicada en Perfil.com. 

“Es muy significativo cumplir 150 años de ese hito en este contexto, con ingenieros de todas las ramas dando respuestas frente a la pandemia, igual que como pasó en 1870 con los recién recibidos, que se pusieron a trabajar en los sistemas de aguas y cloacas y en infraestructura de la Ciudad que fueron clave para enfrentar las epidemias de cólera y fiebre amarilla”, aseguró a Télam Alejandro Martínez, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (Fiuba).  

Y concluyó: “Es una coincidencia no deseada, por supuesto. En nuestro caso, creo que es una buena oportunidad para trabajar más fuerte sobre la transferencia, es decir, que nuestras investigaciones y desarrollos se puedan conectar más con el sector productivo y social para colaborar con esta sociedad que está sufriendo y va a sufrir más todavía las consecuencias de todo esto”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Se celebra el Día de la Ingeniería en otro contexto de pandemia, como en sus orígenes

El Día de la Ingeniería en la Argentina se celebra hoy, 6 de junio, como homenaje a que ese día, pero de 1870, egresó del Departamento de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, el primer ingeniero civil del país, Luis Augusto Huergo (1837-1913), junto a otros once graduados. 

En este 2020, la ingeniería celebra en Argentina sus 150 años, y lo hace dando respuestas a la pandemia, como en sus orígenes. 

Este contexto creado por el coronavirus, diferentes desarrollos de ingenieros sirvieron al país para dar respuestas ante la pandemia, tal como hicieron los primeros doce egresados en 1870 frente al cólera y la fiebre amarilla. 

Así, por ejemplo, un dispositivo que permite utilizar un respirador para dos pacientes, implementos de protección para trabajadores de la salud y una app que localiza personas que tuvieron contacto con el coronavirus, son solo algunos de los desarrollos de ingenieros de la UBA que celebran este sábado los 150 años de la profesión en el país dando soluciones a la pandemia, como sus precursores un siglo y medio atrás. 

Unos años antes, en 1867 y 1868 se sucedieron dos brotes de cólera y en 1870 se desató un primer contagio masivo de fiebre amarilla que en 1871 generó una epidemia por la que murieron unas 14.000 personas en la Ciudad de Buenos Aires, consigna una nota publicada en Perfil.com. 

“Es muy significativo cumplir 150 años de ese hito en este contexto, con ingenieros de todas las ramas dando respuestas frente a la pandemia, igual que como pasó en 1870 con los recién recibidos, que se pusieron a trabajar en los sistemas de aguas y cloacas y en infraestructura de la Ciudad que fueron clave para enfrentar las epidemias de cólera y fiebre amarilla”, aseguró a Télam Alejandro Martínez, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (Fiuba).  

Y concluyó: “Es una coincidencia no deseada, por supuesto. En nuestro caso, creo que es una buena oportunidad para trabajar más fuerte sobre la transferencia, es decir, que nuestras investigaciones y desarrollos se puedan conectar más con el sector productivo y social para colaborar con esta sociedad que está sufriendo y va a sufrir más todavía las consecuencias de todo esto”.