Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

El chamamé otra vez de luto: falleció el acordeonista Brígido González

Murió en la ciudad de Corrientes el reconocido acordeonista Brígido González. Tenía 83 años y en su extensa trayectoria pasó por varias formaciones chamameceras.

Nació el 7 de octubre de 1936 en el paraje Paso Martínez, dentro del departamento de San Luis del Palmar. Proviene de una familia de músicos, ya su abuelo Anselmo Gómez y su padre Félix González ejecutaban el acordeón. 

Al igual que sus hermanos Teodoro y Roberto, aprendió  los secretos del instrumento. Comenzó en el ámbito de la música al amenizar fiestas y reuniones familiares, primero con la guitarra y luego con el acordeón, junto con su hermano Roque, hasta que conoce a Santiago Verón y forman un trío musical. Integró el conjunto de “Chito” Morales y el de Eustaquio Miño.

Registró sus primeras grabaciones con el Dúo Verón-Palacios. A partir del año 1962 graba para el sello CBS Columbia tres discos: “A bailar chamamé”; “Recuerdos de Corrientes”: “Canta a su ciudad porá”, acompañado, primero, por el bandoneonista José “Toté” Esquivel; luego, reemplazado por Jorge Balmaceda.

En ese período es invitado a participar en una grabación para el conjunto de Vera-Lucero para el sello Odeón compartiendo fila con Avelino Flores en bandoneón.

La oportunidad de formar un binomio musical con el chaqueño Catalino Verón se da en el año 1973. Al año siguiente junto con el cantor Ireneo Ramírez y Alfredo Lallana, en bandoneón, graban un primer disco. Lallana se retira a los pocos meses y ocupa la plaza un ex gendarme llamado Egidio Martínez.

 Juntos registran tres discos más con los títulos “Tranquera de la amistad”, “Grabando” y “Sobremesa correntina”.

Luego de estas grabaciones el bimonio musical se separa, reuniéndose una vez más en los primeros años de la década del 80 registrando  “Sonidos de mi infancia”.

En 1976 Brígido González convence a los directores del sello TK que tenía un conjunto armado, y firma contrato para registrar dos discos “A chamamesear” y “Al compás del chamamé”. 

Brígido González se radica en la localidad correntina de Bella Vista con presentaciones en distintos bailes de la zona. Otra faceta de su trayectoria la realiza con los Hermanos Vallejos, con el bandoneonista Ramon Sosa grabando el disco “A prenderse y a bailar” en 1980 para el sello Music Hall.

Con el paso de los años Brígido González se alejó de la música y de los escenarios. Sólo ejecutó el acordeón para Dios, ya que era ministro de la religión evangélica y  grabó algunos trabajos discográficos para la música cristiana. Su estado de salud se agravó hace unos meses, pero mantuvo su carácter ya que siempre fue jocoso y jovial entre sus amistades. 

*Colaboración

Guido Rodríguez.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error