Miércoles 03de Marzo de 2021CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

Miércoles 03de Marzo de 2021CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Murió en un choque una pionera en el uso de plasma

Nora Etchenique, directora de Hemoterapia bonaerense, falleció ayer como consecuencia de las heridas sufridas en un siniestro vial registrado en la autopista Buenos Aires-La Plata. 

La directora del Instituto de Hemoterapia de la provincia de Buenos Aires, Nora Etchenique, sobreviviente de la última dictadura y quien en los últimos meses tuvo un rol destacado en la tarea de donación de plasma de pacientes recuperados de coronavirus, falleció ayer en un accidente automovilístico en la autopista Buenos Aires-La Plata, informaron fuentes oficiales.

“Desolación, pena infinita. Acaba de fallecer la directora del Instituto de Hemoterapia de la PBA en un accidente. Murió luchando a destajo contra la pandemia”, posteó el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, en su cuenta de la red social Twitter.

Gollán agregó: “No sé qué decir. Nora Etchenique. Excelente funcionaria y compañera. Que en paz descanses, querida amiga”.

Fuentes de la cartera sanitaria precisaron a Télam que el accidente sucedió en la autopista Buenos Aires-La Plata, cuando despistó el vehículo en el que viajaba la funcionaria.

Los voceros también apuntaron que el chofer que conducía el auto “se encuentra fuera de peligro”.

Hija de Horacio Alejandro Etchenique, un reconocido dirigente del Partido Comunista de la zona oeste del conurbano, Nora comenzó a militar a los 14 años y, en su juventud, participó de la Federación Juvenil Comunista (FJC).

El 1 de abril de 1977 fue secuestrada junto con su padre durante un operativo de la Aeronáutica, y ambos fueron llevados inicialmente a la comisaría de Ramos Mejía, luego a la base aérea de El Palomar, y los terminaron separando en una seccional policial de Morón.

Nora fue trasladada a la Mansión Seré, el centro clandestino de detención que la última dictadura cívico-militar montó en Castelar, donde fue torturada durante 15 días y luego fue liberada.

En 2014, la médica fue testigo del juicio contra militares realizado en el Tribunal Oral N° 5 de San Martín, donde relató haber sido víctima de “dos sesiones de tortura, dos interrogatorios y varias violaciones”.

En 1979, Etchenique recibió su título universitario y comenzó a trabajar en el Hospital Zubizarreta del barrio porteño de Devoto. Luego se sumó al servicio de Hemoterapia, se perfeccionó en Francia y en 1983 ingresó a esa área del Hospital Güemes de Haedo.

Permaneció en ese centro de salud por 17 años, hasta ser nombrada como directora del servicio.

Luego coordinó el instituto provincial en la región sanitaria VII de la provincia de Buenos Aires, y en el año 2000 comenzó a trabajar en el Ministerio de Salud bonaerense.

En 2008 fue designada directora del Instituto de Hemoterapia, pero con el cambio de autoridades Etchenique fue desplazada del cargo y al año siguiente se jubiló.

Sin embargo, en diciembre pasado las nuevas autoridades provinciales la convocaron para volver al centro de donación de sangre.

Allí trabajó desde que comenzó la pandemia de coronavirus desempeñando un rol preponderante en la tarea de donación de plasma de pacientes recuperados, que sostuvo hasta ayer.

El Ministerio de Salud despidió a Etchenique con un sentido texto en el que se planteó que la funcionaria “fue la principal artífice del tratamiento con plasma que salva vidas todos los días”, y se recordó que “buscó soluciones que salvaran vidas y las encontró” porque ese tratamiento “fue pionero en la provincia gracias a ella”.

“Nora fue una militante de las causas justas. Por eso la dictadura genocida la persiguió y secuestró”, continuaron, y añadieron que la mujer “luchó por una Argentina más inclusiva y solidaria desde una calidez y enorme capacidad profesional”. Vale señalar que fue directora del Instituto de Hemoterapia entre 2003 y 2015. 

(JML)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error