Miércoles 03de Marzo de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

Miércoles 03de Marzo de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 976 CASOS ACTIVOS (25.514 ACUMULADOS) MUERTES: 443

/Ellitoral.com.ar/ Destinos

Los mejores rascacielos del mundo

Tienen más de doscientos metros de altura, se alzan en las ciudades como símbolos de la civilización, destacan por su diseño y funcionalidad y los idearon los arquitectos más reconocidos. Son los tres mejores rascacielos construidos en el mundo, los nuevos reyes del horizonte urbano. 

Los rascacielos elegidos como los mejores del mundo y galardonados con el premio internacional “Emporis Skyscraper Award” 2019, anunciado en noviembre de 2020, nos invitan a mirar hacia lo más alto, como máximos exponentes, tanto del diseño arquitectónico y tecnología constructiva más avanzados, como del espíritu de superación y progreso de la Humanidad. 

Los tres edificios premiados este año, seleccionados entre más de 700 rascacielos terminados en 2019 y con una altura mínima de 100 metros son: el Lakhta Center (Rusia), el Leeza Soho (China), 35 Hudson Yards (EE.UU.), que ocuparon el primer, segundo y tercer puesto en el certamen, respectivamente, según informa Emporis (www.emporis.com).

“Llama ardiendo” de más de 450 metros

La torre Lakhta Center de 462 metros de altura y 87 plantas, situada en San Petersburgo y diseñada por Gorproject y Rmjm, no solo es el edificio más alto de Rusia, sino que es el edificio más alto de Europa y el decimocuarto edificio más alto del mundo, señalan desde Emporis. 

Tiene una forma inusual e impresionante: su estructura exterior consta de cinco alas que giran casi 90 grados, creando una impresión dinámica y dando al edificio la forma de una llama ardiente, que se asemeja al logo de la compañía Gazprom, el productor de gas natural que ha instalado su nueva sede en esta construcción. 

Este rascacielos, que está expuesto a temperaturas extremas, también destaca por su uso de tecnologías ecológicas y energéticamente eficientes.

Una fachada de doble piel, es decir, compuesta por dos capas que refuerzan el aislamiento, evita la pérdida innecesaria de calor y hace que la edificación sea extraordinariamente eficiente desde el punto de vista energético. Además, en el Lakhta Center el exceso de calor no se pierde, sino que se devuelve al sistema, debido a que incorpora una innovadora tecnología de radiadores infrarrojos.

La elegante torre dividida 

en dos mitades

El rascacielos Leeza Soho en Beijing (capital de China), es un edificio de oficinas de 207 metros de altura y 46 plantas, único con su forma redonda y núcleo interior retorcido. Fue uno de los últimos proyectos de la arquitecta estrella Zaha Hadid antes de su fallecimiento en 2016. Especialmente llamativo es el atrio (amplio recinto que precede a la entrada) de la torre, que recorre todo el edificio de arriba a abajo y lo divide elegantemente en dos mitades. Con una altura de 194 metros, también es el atrio más alto del mundo, de acuerdo a la base de datos de Emporis.

Además, el acristalamiento continuo de este atrio, que es de acceso público, asegura que el edificio esté inundado de luz y permite una vista excepcional del edificio, así como de las concurridas calles de Beijing, apunta la compañía. Debajo del Leeza Soho hay una estación de metro, por esa razón el edificio tuvo que dividirse en dos partes. Sin embargo, las dos zonas están rodeadas por un “muro cortina” o “curtain wall” , una fachada autoportante, independiente y más ligera, que se construye por delante de la estructura resistente del edificio, y además tiene la curiosidad de que algunos pisos están conectados por puentes.

Innovadora mezcla de 

materiales especiales

El rascacielos 35 Hudson Yards está ubicado en Nueva York, y es parte de un importante proyecto de construcción de Hudson Yard destinado a remodelar el lado oeste de Manhattan. Con sus 308 metros de altura se trata del edificio residencial más alto del proyecto Hudson Yards e incluye 143 apartamentos y un hotel de lujo que se extiende a lo largo de 11 pisos. Los residentes en esta torre diseñada por los arquitectos Skidmore, Owings & Merrill (SOM), disfrutan de una gran variedad de comodidades que incluyen un gimnasio privado, una sala de meditación, un simulador de golf y una gran terraza con servicio de catering con vistas al río Hudson, informa Emporis. 

Añade que esta torre de 72 pisos destaca por el uso y la mezcla de materiales de construcción especiales. Por ejemplo, su fachada está hecha de piedra caliza y vidrio de Baviera, lo que aumenta su apariencia única con varios retranqueos o “setbacks”, es decir partes del edificio situadas por detrás de una línea trazada a una cierta distancia de una calle u otras partes del edificio.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error