Lunes 02de Agosto de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$95,75

Dolar Venta:$101,7

Lunes 02de Agosto de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$95,75

Dolar Venta:$101,7

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Crimen del prefecto: se abstuvo de declarar la esposa acusada del homicidio

Karina Cabral se negó a prestar declaración luego de escuchar la lectura de elevación a juicio de la causa y las pruebas que existen en su contra. En la ronda de testimonios comparecieron tres jóvenes que presenciaron el asesinato ocurrido en enero de 2019. 
Audiencia. La mujer policía acusada de matar a su esposo prefecto.

En el inicio del juicio oral y público, Karina Cabral (32), acusada de matar a balazos a su marido, Raúl Gales (42), se negó a declarar.

El debate se lleva a cabo en el  Tribunal Oral Penal  de Santo Tomé, cuyo cuerpo tribunalicio está compuesto por los doctores Francisco Ramos, Alejandra Petrucci y  Rodrigo López Lecube. La defensa de la única acusada en la causa corresponde al doctor Facundo Cabral y el abogado querellante es el doctor José Pablo Ordenavia.

En la apertura del debate se leyó la acusación contra la mujer policía, que estuvo presente en el recinto. La exconcubina de Gales se negó a prestar declaración. La querella pedirá la prisión perpetua para Karina Cabral, por considerarla culpable con dolo por la ejecución de Gales; la defensa, en cambio, solicitará la absolución de la acusada por considerar que actuó bajo la figura de emoción violenta por sufrir “violencia de género”.

En el arranque de la ronda de testimonios se presentaron tres testigos, considerados claves en la causa. Se trata de Bruno Natanel Quintana, Maximiliano Istarel Quintana y Maximiliano Valentín Muñoz, quienes fueron testigos presenciales del hecho, pero que en la etapa de investigación no fueron incorporados en la instrucción, de manera llamativa, según la querella. En sus declaraciones, cada uno de los testigos contó cómo fueron los últimos minutos de vida del prefecturiano ultimado por Karina Cabral.

Según Quintana, su hermano y un amigo pasaban por la calle Roque Sáenz Peña y escucharon varios disparos que provenían del interior de la vivienda donde residían el prefecturiano y la mujer policía. Uno de ellos acudió a ingresar a la misma y los demás permanecieron en la vereda. Todos observaron cómo la acusada Karina Cabral ejecutó a Gales de nueve disparos, y contaron cómo en el primer disparo Cabral le puso el arma en la cabeza a Gales para ejecutarlo.

Otro de los testigos aseguró que Cabral lo remató en la vereda, con un disparo al corazón.

Para hoy está previsto que comparezcan los peritos psicológicos de parte, quienes fundamentarán el perfil psicológico de la acusada. 

El homicidio sucedió el 20 de enero del 2019. Los vecinos fueron quienes alertaron a la policía de lo sucedido, al escuchar los gritos y las detonaciones procedentes de la casa de la pareja, situada en Navajas al 1200 del barrio Tabladas, a unos 400 kilómetros de la capital provincial.

Al llegar al lugar, los agentes encontraron en la vereda del domicilio, frente a la entrada del garaje, a Gales tendido en el suelo con ocho impactos de bala, entre ellos, en la cabeza, el pecho y los brazos.

De acuerdo con las pericias, los primeros disparos se efectuaron en la habitación de la pareja. El prefecto corrió hasta el auto y cayó desplomado en el garaje.

Era ayudante de segunda de la Prefectura Naval Argentina (PNA), divorciado, con dos hijas. Ella, diez años menor, era cabo primero de la Policía de Corrientes. 

Tuvieron una nena y la convivencia se fue tornando difícil, sobre todo en los últimos meses. Según los vecinos, la mujer era “celosa y posesiva”. 

Se enojaba cada vez que el hombre quería ver a sus otras hijas, hoy de 10 y 15 años. Cuando la detuvieron, la suboficial estaba en shock, con su hija de 3 años llorando, quien luego del crimen fue entregada a su abuela materna. Incautaron el arma reglamentaria con que Cabral había efectuado los disparos contra su esposo. 

(NG)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error