Sabado 02de Julio de 2022CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$124,2

Dolar Venta:$130,2

Sabado 02de Julio de 2022CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$124,2

Dolar Venta:$130,2

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Un profesor reprendió a sus estudiantes, fue denunciado y deberá dar explicaciones

Las autoridades de la escuela se reunirán este lunes por la tarde con tutores y el docente involucrado. Una madre adolescente lo denunció ante la Policía de Corrientes y las demás lo acusan de misoginia.  

El profesor de la Escuela Regional de Agricultura, Ganadería e Industrias Afines (Eragia), Cristian Pletsch, fue denunciado por sus estudiantes ante la Policía de Corrientes, por obligarlos a estar parados en el sol por cuatro horas a la siesta, sin quitarse los abrigos, tomar agua, almorzar o sentarse. La institución hará mañana una reunión con tutores, “para que esta situación no vuelva a ocurrir”.

La Dirección de la escuela inició acciones administrativas, de acuerdo con las normativas de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), de la que depende. La denuncia se viralizó por redes sociales y las familias aseguraron que el grupo de estudiantes quedó con cuadros de fiebre, escalofríos y estrés. 

La hermana de uno de los menores retenidos, Ailin Morales, relató esa misma tarde en la red social Twitter que el profesor Pletsch obligó a los alumnos a permanecer de pie en el sol desde las 11 hasta las 14.30, sin poder tomar agua, sacarse los abrigos, almorzar, ir al baño, sentarse o apoyarse porque “así iban a aprender”.

En diálogo con El Litoral, la joven indicó que el episodio se produjo a la hora de la salida de las clases prácticas, cuando el hombre acusó a los estudiantes de robar una piedra de afilar “con mucho valor sentimental”. 

Por su parte, el director de la Eragia, Lepoldo Payes, aclaró: “En todo momento intenté persuadir para que el profesor deponga su actitud, me dijo que él asume la responsabilidad de lo que estaba pasando. En ningún momento lo avalé”.

Reunión

Morales explicó que el establecimiento educativo dicta la parte práctica desde las 8 hasta las 11 y la teórica de 14 a 19, en su sede de la avenida Centenario y Ruta 12. Los chicos pueden irse de forma libre en el interludio, aunque muchos se quedan a comer en la escuela.

Para el momento en que Pletsch notó la ausencia de la piedra de afilar, varios alumnos ya se habían retirado. Los que quedaban insistieron en que no tenían la herramienta y hasta se ofrecieron a mostrar sus mochilas. Aunque el profesor las revisó y no encontró el artículo perdido, no dejó que los jóvenes se retiraran, según la denuncia.

Al contrario, los obligó a pararse en el sol. Quedaron retenidos los estudiantes de cuarto, a los que les quitó el celular, y algunos de sexto. También les quitó el agua y la comida. Bajo los rayos del sol, les prohibió quitarse los abrigos, sentarse o apoyarse.

“Todo el tiempo los violentó verbalmente, incluso les mostraba los celulares y les decía ‘miren cómo llaman sus padres, preocupados’ y se reía”, relató Morales.

El director de la Eragia detalló que mañana por la tarde se realizará una reunión en la escuela, con el personal docente involucrado, así como los tutores de los estudiantes afectados. “Para que esta situación no vuelva a ocurrir”, dijo Payes a este diario, y calificó al hecho como “un caso de falta grave para la que ya se inició la acción sumarial”.

Fiebre, escalofríos y estrés, el resultado

La situación de este viernes culminó porque una de las alumnas tuvo un ataque de pánico y se desmayó. “El médico de la institución la revisó, pero le dijo que se levantara y que era todo un show”, expresó Morales.

“Muchos de los chicos tienen fiebre, escalofríos y estrés, no quieren comer”, se lamentó la joven y sentenció: “Las medidas disciplinarias son amonestaciones o firmas, esto fue un complot”.

Por último, la joven familiar de un alumno detalló que no es la primera vez que ocurren problemas con el profesor Pletsch, ya que “hace comentarios misóginos, tiene actitudes erráticas y maltrata verbalmente a los alumnos”.

Además, el director Payes reconoció que se trata de una situación “tan compleja”.

Hubo tardanza en avisar a los tutores

La denunciante también manifestó su molestia por la tardanza de las autoridades en dar aviso a los tutores de lo que estaba ocurriendo en la escuela. Recién se enteraron cerca de las 14, cuando una madre quiso retirar a su hijo y no pudo hacerlo.

“Otra de las chicas es mamá, la llamó a la cuñada porque ella todavía tenía su celular y le dijo que lo traiga al bebé, que tiene menos de un año, para darle de comer porque el profesor no la dejaba salir”, contó Morales e indicó que, cuando la muchacha llegó con el bebé, Pletsch le dijo que “si pasaba se iba a tener que quedar en el sol también”. Así, el bebé y su madre estuvieron otra hora en el sol.

La denuncia fue realizada por la joven madre en la Comisaría Decimosexta, cerca de las 10 de la noche del viernes, y el resto de los estudiantes anexó su exposición policial al documento formal. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error