Sabado 10de Diciembre de 2022CORRIENTES38°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$168,0

Dolar Venta:$176,0

Sabado 10de Diciembre de 2022CORRIENTES38°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$168,0

Dolar Venta:$176,0

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

El primer ovni avistado en nuestro país

Primera. La primera noticia oficial de la presencia de ovnis publicada en La Gazeta.
Presencia. Extraños objetos causaron conmoción al aparecer imprevistamente.

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral

No cabe duda de que el comienzo de las apariciones de ovnis en todo el mundo se desencadenaron en la década del 50, pero antes existieron algunos fenómenos similares, si bien no eran mencionados como ovnis, porque el término comenzó a usarse en 1947. Objeto volador no identificado, UFO en inglés. A lo largo de la historia hay innumerables sucesos describiendo estos fenómenos, aunque claro está, no se los denominaba ovnis como en la actualidad. En Argentina se produjeron muchos informes relacionados con la presencia de estos extraños objetos voladores.

Pero, en realidad, ¿cuál fue el primer informe reportado en Argentina? Algunos se sorprenderán cuando digamos que se trata de un acontecimiento misterioso ocurrido en los albores de la patria. Apenas unos pocos días después de que cumplieran tres meses de aquel martes 9 de julio de 1816, en que se hizo la declaración de la Independencia en Argentina rompiendo el vínculo que se tenía con el reino de España.

La primera observación de un fenómeno aéreo de naturaleza desconocida que se tenga noticia en nuestro territorio, ocurrió el 16 de octubre de 1816 y fue registrado por La Gazeta de Buenos Aires, el diario de Mariano Moreno, diez días después del hecho.

La noticia

Según figura en el artículo publicado en ese periódico, el hecho se produjo sobre la localidad de Rojas, al noroeste de la provincia de Buenos Aires. Se encuentra ubicada a 240 km de la ciudad de Buenos Aires, a 200 km de Rosario. Indica el diario que los acontecimientos tuvieron lugar a las tres y media de la tarde. Los objetos voladores fueron descriptos como cuatro “globos ígneos” que descendieron del cielo, produciendo un torbellino acompañado por un intenso temblor que hizo vibrar todos los alrededores. Una construcción muy endeble y frágil que hallaba cerca no sufrió daños, pero la carreta que se encontraba a un lado fue levantada por los aires.

También “volaron” algunos caballos y una mujer que se encontraba en su casa fue elevada por los aires y llevada rumbo al sur por unas dos cuadras y luego otras trece rumbo al norte, donde cayó al suelo. Este dato sobre lo acontecido a esta persona no es menor, difícilmente un fenómeno meteorológico u otro serían capaces de transportar por el aire a una persona durante un kilómetro. El informe del diario no indica otros datos de cómo afectó el hecho a esta mujer.

Agrega más adelante la noticia que fueron encontrados pastos quemados, al igual que las maderas y cercos de algunas casas de los alrededores. Este dato es particularmente relevante ya que coincide con la cantidad de hechos ocurridos particularmente en las últimas décadas, donde tras el aterrizaje de algún ovni, queda el común denominador de “pastos quemados” usualmente en forma circular u oval. La Gazeta de Buenos Ayres no especifica al respecto, pero sí destaca la gran cantidad de vegetación de la zona afectada. Los misteriosos artefactos que provocaron estas alteraciones, no pudieron ser hallados. Nadie logró encontrarlos y a la fecha de la noticia publicada no se pudo determinar qué había caído en la zona y  hacia dónde se habían dirigido los extraños objetos.

Textuales de la noticia

La Gazeta de Buenos Ayres se refirió al fenómeno tratándolos como “globos ígneos” o “bolas de fuego”, ya que en esa época, como es fácil de suponer, todavía no eran conocidos estos extraños objetos como  ovnis, término que fue acuñado mucho tiempo después. Pero veamos cuál fue la noticia que publicó La Gazeta textualmente: “A las tres y media de la tarde se vio descender de la atmósfera, sin lluvia, un pedazo de nieve durísimo, que cayendo se dividió en cuatro pedazos que se estrellaron estrepitosamente sobre el campo. Enseguida se distinguió hacia la parte sur una especie de torbellino acompañado por un temblor del ambiente y estas cosas tenían una similitud con globos ígneos. Eran como de fuego y muy brillantes. Se atribuye a estos el haber quemado los pastos y algunas maderas de los edificios cercanos y las cercas con indicios evidentes de incendio. El extraño torbellino se dirigió sobre la mayor parte de la población y causó los más increíbles efectos”.

“Un edificio tan leve como una carreta que estaba contigua quedó ileso al mismo tiempo que otra carreta era levantada por los aires, saltando los cercos que estaban distantes. También se vieron a muchos caballos y vacas trasladadas por elevación a una distancia de unas cuantas cuadras del lugar donde se hallaban. Una mujer corpulenta fue sacada de su casa, también por elevación y llevada con rumbo sur a una distancia de dos cuadras y luego hacia el norte a una distancia de trece cuadras”.

Esta descripción de hechos tan sorprendentes para la época, se puede comparar con los actuales avistajes de ovnis en los los que muchas personas son levantadas y llevadas a lugares distantes, incluso con sus vehículos, en lo que se llama abducción en la jerga de la ovnilogía moderna. Esto quiere decir que ya en la antigüedad  existían estos aparatos  luminosos que aparecían, aunque no tanto como hoy. Y quién sabe cuántos casos hay que no se supo o la gente no quiere dar a conocer la experiencia por temor a ser tomados por locos…. No debe olvidarse que ya en la época del descubrimiento de América, el almirante Colón dejó asentado en su libro de bitácora las presencia de extraños objetos luminosos en lo que hoy es conocida como la zona del Triángulo de Las Bermudas, acompañando a los primeros navegantes  que llegaron a nuestras tierras. Sin dudas estamos siendo visitados por estos extraños visitantes desde hace mucho tiempo.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error