Miércoles 06de Julio de 2022CORRIENTES22°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

Miércoles 06de Julio de 2022CORRIENTES22°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Vinculan al avión iraní con una firma ligada al terrorismo

Según los tripulantes venezolanos, la aeronave le pertenece a Emtrasur. 

Mientras el gobierno de Nicolás Maduro reclama que liberen el Boeing 747 secuestrado en Buenos Aires, la justicia sospecha sobre su verdadera titularidad. La fiscal Cecilia Incardona detectó, en función al plan de vuelo, que al 23 de abril pasado la aeronave pertenecería a Qeshm Fars Air y no a la venezolana Emtrasur ni a la firma iraní Mahan Air.

Qeshm Fars Air es otra compañía incorporada en la lista negra de terroristas de Estados Unidos y de la cual sería CEO el piloto iraní imputado por posibles "vínculos con el terrorismo internacional". Esa aerolínea está incluso más complicada en los informes que la vinculan con el terrorismo que Mahan Air.

Además, la fiscal detectó en la revisión del avión una tarjeta colgante del piloto con el nombre de Qeshm Fars Air.

El Tesoro de Estados Unidos explicó que muchas aerolíneas comerciales iraníes como Qeshm y Mahan Air "apoyan los esfuerzos del régimen iraní para fomentar la violencia regional a través del terrorismo, sus programas de armas".

EE.UU. sostiene que Irán "confió reiteradamente en aerolíneas comerciales iraníes para transportar soldados y material bélico hacia destinos internacionales en promoción de las operaciones terroristas, financiadas por el estado iraní".

Según los tripulantes venezolanos del avión la aeronave le pertenece a Emtrasur, la subsidiaria de la estatal Conviasa. Bajo ese argumento es que reclamaron la devolución del Boeing 747.

Pero la fiscal Incardona desconfía de esa información por los datos que recolectó y así lo detalló en un escrito. "En primer lugar, dentro del avión, durante la inspección ocular, fue hallada documentación (plan de vuelo) en la que, al 23 de abril de 2022, la aeronave figuraría como perteneciente a Qeshm Fars Air, lo cual se contradice con la información presentada por la tripulación en cuanto a que fue adquirida por la empresa venezolana Emtrasur el 11 de enero de este año", detalló la fiscal.

A la documentación se sumaron otros datos: durante la inspección ocular efectuada en la aeronave, fueron secuestrados los siguientes elementos: "Un colgante de cuello color azul que rezaba “Qeshm Fars Air” el cual contaba con una credencial plastificada a nombre de Captain Gholamreza Ghasemi” de Mahan Airlines y otra credencial a nombre de Captain Gholamreza Ghasemi de Fars Air", indica el documento, reproducido en un informe de Lucía Salinas en Clarín. 

Durante el allanamiento del hotel de Canning donde se alojan los tripulantes, la Justicia también secuestró en poder de Ghasemi una credencial de Emtrasur a su nombre como piloto al mando con vencimiento al 31/12/2022 y una credencial de la República Bolivariana de Venezuela Inac, también a su nombre.

¿Qué dijo Estados Unidos sobre Qeshm Fars Air? "Fue identificada por el Tesoro de los Estados Unidos en 2019 debido a su participación directa en la actividad terrorista, ya que proporciona asistencia a la Quds Force y a la aerolínea iraní Mahan Air, las cuales han sido designadas como entidades terroristas (Terrorista Global Especialmente Designado, Sdgt)".

Rastrean otros vuelos sospechosos

La oposición avanzó este jueves con un pedido de informe al Gobierno nacional sobre los vuelos del Airbus 340-600 de la aerolínea venezolana Conviasa trasferido por la iraní Mahan Air, y que vino al menos cuatro veces a la Argentina entre abril y mayo.

Es la misma aeronave que usó recientemente el presidente Nicolás Maduro para viajar a Irán y que también es objeto de reclamo de la oposicionista chilena al mandatario Gabriel Boric porque acaba de pasar por Santiago. Tanto Mahan Air como Conviasa están sancionadas por entidades oficiales en los Estados Unidos. El nuevo pedido al Gobierno, que se suma a otros previos efectuados sobre el aterrizaje del Boeing 747 de Emtrasur retenido en Ezeiza, fue presentado por el diputado de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff y firmado por otros 14 legisladores. 

Exige saber si la aeronave Airbus A340-600 matrícula YV3533 aterrizó en territorio argentino los días 28 de abril (vuelo V09990), 3 de mayo (Vuelo V03550), 9 de mayo (Vuelo V03602) y 17 de mayo (Vuelo V03550).

Quiere además que se "brinde nómina completa de los tripulantes de la aeronave Airbus A340-600 matrícula YV3533 en los vuelos referidos. Indique si alguno de ellos tiene antecedentes, y de ser así, los motivos".

(JML)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error