Viernes 07de Octubre de 2022CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$147,2

Dolar Venta:$155,2

Viernes 07de Octubre de 2022CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$147,2

Dolar Venta:$155,2

/Ellitoral.com.ar/ Deportes

Boca Unidos superó a Mandiyú en los penales y clasificó a semifinales

El equipo aurirrojo ganó el partido “de vuelta” 2-0 con un gol agónico de Braure para emparejar la serie. En el desempate se impuso 8-7 al Albo para pasar a las semifinales del torneo oficial de Primera A. En la próxima instancia espera Lipton. 
Revancha. González ejecutó el penal que desequilibró la serie en el clásico y le dio el pase a la siguiente fase a su equipo. Foto Esteban Ledesma.

Boca Unidos inscribió su nombre como cuarto pasajero a las semifinales del torneo oficial de Primera División A de la Liga Correntina de Fútbol. Ayer, ante un gran marco de público en cancha de Huracán, el equipo aurirrojo le ganó en la agonía del partido el clásico a Mandiyú por 2 a 0 para emparejar la serie, y en una larga y emotiva definición por penales se impuso 8-7.

Obligado a dar vuelta la serie, Boca Unidos echó mano a jugadores que un día antes integraron el banco de suplentes en el torneo Federal A como son los casos del arquero Christian Martínez y los mediocampistas Ramiro Schweizer, Martín Ojeda y Francisco Esteche, sumándose estos a Matías Espíndola y Leonel Niz, que ya jugaron el partido “de ida”.

El Aurirrojo jugó con la urgencia de tener que ir a buscar el arco de enfrente, pero le costó progresar porque se encontró con un equipo Albo que realizó un gran despliegue físico, doblando siempre en la marca a su rival, para después buscar a Barreto y Mendoza, sus referentes de punta.

La primera aproximación fue para Mandiyú. Una proyección de Monzón terminó con un remate de media distancia que Martínez atajó en dos tiempos ante la llegada de Barreto.

Promediando la primera mitad, Boca Unidos tuvo una clara situación para marcar el desnivel. Un córner no pudo ser despejado de manera efectiva por Barreto, quedándole la pelota a Niz, en la puerta del área, que se acomodó y sacó un disparo con rosca que alcanzó a manotear Corradini por sobre el horizontal.

Enseguida respondió Mandiyú. Mendoza cabeceó hacia un costado del área un tiro libre. Ferrandiz fue a buscar la pelota y, de espaldas al arco ensayó una especie de media chilena, dando el remate en la parte alta del travesaño para perderse por la línea de fondo. 

Con Valenzuela o Lagraña controlando bien a Villán y presionando en todas las pelota, Mandiyú maniató a Boca Unidos. Su déficit fue el ataque, donde sólo logró inquietar con pelotas paradas, como en un tiro libre de Blanco que pasó muy cerca del ángulo superior derecho del arco custodiado por Martínez.

Antes que se cierre la primera etapa, el Aurirrojo tuvo otra clara situación para marcar. Todo se originó en un intento de rechazo con pifia del fondo del Albo, situación que aprovechó Villán para escapar a la marca y habilitar por el centro a Esteche, a quien el control no le ayudó, obligando de todas maneras a una gran estirada de Corradini, que se jugó el cuerpo para salvar su arco.

En el inicio del complemento, Corradini salió mal a buscar un tiro libre ejecutado por Schweizer, ganando Ojeda en lo alto, pero su cabezazo no tuvo dirección y Romero terminó alejando el peligro.

Casi sin querer, Mandiyú se encontró con una situación propicia para marcar. Mendoza fue a buscar un pelotazo largo, llegó hasta el fondo y ensayó un centro-arco que se metía abajo, contra el primer palo, de no ser porque  Martínez utilizó el recurso del pie para evitar la caída de su valla.

De un contraataque llegó la jugada que terminó en la apertura del marcador. Barreto no pudo sostener una pelota de espaldas, y Schweizer asistió a Niz, que sacó un remate contra el vertical derecho que Corradini envió al tiro de esquina. En la pelota parada volvió a fallar el arquero Albo por arriba, y Espíndola le ganó la posición a Romero para cabecear al gol.

El gol envalentonó a Boca Unidos frente a un Mandiyú que comenzó a sentir el desgaste físico del primer tiempo. Esteche probó con un tiro libre por afuera de la barrera que se fue muy cerca del vertical izquierdo, pero siempre controlado por el arquero Corradini.

En la mejor jugada colectiva, Mandiyú trianguló por abajo. Blanco, que tenía a Ferrandiz ingresando destapado por la izquierda, descargó sin embargo hacia el otro sector con Rolón Segovia, cuyo centro no pudo ser cabeceado de lleno por Barreto.

Minutos después, Boca Unidos se quedó con un jugador menos, por la expulsión de su capitán, Méndez, quien fue temerariamente al piso a disputar una pelota con Giménez, que había ingresado en lugar de Barreto.

Otro despeje con pifia del fondo de Mandiyú le quedó a Esteche, que ensayó un remate recto que fue bien controlado por el arquero.

De a poco Boca Unidos fue inclinando la cancha, sobre todo después de la expulsión de Ramírez, que dejó a ambos equipos con diez jugadores, pero con el equipo aurirrojo con más aire.

Un centro al área de Mandiyú fue rechazado corto por Lagraña, quedándole la pelota a Schweizer, cuyo remate con la pierna menos hábil (la derecha) sacó un remate que pasó apenas ancho.

Luego, el ingresado González probó de media distancia, yéndose su disparo apenas desviado.

Sobre el final, Mandiyú quedó en inferioridad numérica, al ver la tarjeta roja Giménez, y a un minuto de cumplirse el tiempo regular, Esteche envió un centro al área, Braure le ganó en el salto a Lagraña y ensayó un cabezazo contra el vertical izquierdo que la estirada de Corradini no pudo evitar que se metiera en el arco.

Los cinco minutos agregados por el árbitro Encina no alteraron el resultado, y con la llave emparejada, la clasificación a las semifinales se decidió con remates desde el punto del penal.

Mandiyú tuvo la posibilidad de definir la serie a su favor ya que Corradini le atajó el remate a Esteche, pero el tiro de Barrios Alfonso fue devuelto por el parante derecho, dejando “vivo” a Boca Unidos. 

En el noveno penal de la serie, Martínez le atajó un tiro débil y anunciado a Valenzuela, y González tuvo su revancha (había errado el penal que ejecutó en el partido de ida) al marcar y festejar el triunfo de Boca Unidos en el clásico y el pasaporte a las semifinales.

(RP)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error