ellitoral.com.ar
Domingo 15 de Diciembre de 2019 CORRIENTES24°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Domingo 15 de Diciembre de 2019 CORRIENTES24°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Otra manera de sanar el alma: alistan cumbre de  una compañía completa que luchó en Malvinas

El 16 y 17 de noviembre está programado un cónclave, de carácter nacional, entre los integrantes de la infantería que operó con ametralladoras de 12,7 mm en el conflicto bélico. Asistirá más de un centenar de veteranos de guerra de distintos puntos del país. Este encuentro llevará el nombre de Ramón Antonio Meza, un correntino caído en las islas que formó parte del grupo y que es mencionado en un chamamé malvinero de Julián Zini. 
 

Formación. Parte de la Compañía 12,7 mm previo a su viaje a la guerra de Malvinas en 1982.
Anfitrión. Ramón Mendoza, el ex combatiente goyano en Malvinas.
Testimonios. Uno de los ex combatientes que presentará su libro.
Gustavo Lescano Gustavo Lescano

Facebbok: 

Gustavo Lescano
glescano@ellitoral.com.ar

El reencuentro con sus pares suele ser para los ex combatientes un cicatrizante natural de lo más efectivo para tratar las heridas de Malvinas. Los miles de recuerdos, las decenas de anécdotas, las sonrisas de amistad, los eternos abrazos de hermandad constituyen otra manera de sanar el alma de los malvineros. La terapia se hace aún más efectiva si asisten al convite todos los integrantes de una compañía que peleó en la guerra del 82, tanto soldados como oficiales. Esa es la idea de un encuentro nacional de la Compañía de Ametralladoras Pesadas 12,7 mm del Batallón de Infantería del Comando de Marina. 
Y todavía tiene más carácter de sanador si en el cónclave hay un homenaje como el que se le hace a un héroe correntino caído en Malvinas: Ramón Antonio Meza, al bautizar con su nombre la reunión de noviembre. Meza era un curuzucuateño integrante de dicha división que falleció en la guerra y, además, es nombrado en un reconocido chamamé malvinero del padre Julián Zini. 
Con esta impronta, el 16 y 17 de noviembre (el 18 es feriado por el Día de la Soberanía Nacional), se desarrollará en la ciudad de Goya y en la vecina localidad de Cruz de los Milagros el encuentro que contará con la participación de más de un centenar de veteranos de guerra de la mencionada compañía que llegarán de distintos puntos del país. 
El organizador e integrante de dicha compañía, el ex combatiente Ramón Mendoza, destacó en diálogo con El Litoral que el Concejo Deliberante de Goya declaró en su última sesión “Huéspedes de Honor” a los que formaron parte del cuerpo de infante que arribarán a la ciudad en noviembre. “Queremos que esas jornadas constituyan un día de Malvinas en Corrientes”, indicó Mendoza y apuntó: “Así como hace poco muchos ex combatientes visitaron las islas y al regresar a Corrientes contaron que para ellos fue una experiencia sanadora, para mí, hacer esto y ver de nuevo a mis compañeros, es también cerrar un círculo en mi vida”.
Homenaje nacional  
Esta propuesta de reencuentro nació al año siguiente de finalizada la guerra, en San Andrés de Giles, localidad ubicada en la zona Norte de la provincia de Buenos Aires. “De ese poblado había un compañero nuestro, de apellido Maciel, quien falleció en Malvinas. En el 83 fueron varios integrantes de la compañía a saludar a la madre, porque era hijo único, y a rendirle un homenaje. Luego fueron al año siguiente, después al siguiente y así hasta hoy. Tanto creció el encuentro que hoy Giles es capital de los homenajes a Malvinas a nivel país, porque allí hacen actos toda una semana, con desfiles, conferencias, presentaciones de libro, fogón, festival, etcétera”, indicó el goyano Mendoza.  
“Durante estos 37 años mis compañeros se reunieron en distintas ciudades, como Resistencia, Sáenz Peña, San Andrés de Giles, entre otras. Como nunca pude asistir, por distintos motivos, el último 2 de abril cuando se congregaron en San Andrés de Giles, les comentaron del museo que impulsé en Cruz de los Milagros, pues en la inauguración estuvieron algunos compañeros del Chaco. Así, al enterarse de eso, también se acordó venir a Goya en noviembre. Fue una alegría enorme saber que vendrán acá”, señaló el ex combatiente.  
“En mi compañía éramos 136 y volvimos 130 de la guerra. Y durante estos 37 años de posguerra, se fueron varios más. Por eso, actualmente estaremos en cien y pico los integrantes que vivimos en el país”, indicó y apuntó: “En las reuniones periódicas que realizan siempre fueron 17, 20 o 35, pero en esta ocasión ya hay 80 personas que comprometieron su presencia. De esta manera, será la mayor convocatoria de la compañía completa”.   
En este contexto, destacó que también viajarán a Corrientes los jefes de la división y ex combatientes de ciudades como Comodoro Rivadavia, Trelew, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Chaco. Con la mayoría de mis compañeros me voy a volver a ver después de más de tres décadas y media”. 

Actividades  
Hasta ahora el programa de actividades, que ya cuenta con apoyo local, contempla un acto de apertura en Goya, en la mañana del sábado 16. Posteriormente, se servirá un almuerzo y por la noche -en la Casa de la Cultura- se presentarán cuatro libros sobre Malvinas, tres de ellos escritos por veteranos de guerra de la Compañía (dos ex soldados y el ex jefe de la misma) y uno más de la correntina Sarita Mónica Antonio, Luz de Malvinas. Después, compartirán una cena.  
En tanto que el domingo 17, por la mañana, se dirigirán al municipio de Cruz de los Milagros, ubicado a unos 45 kilómetros de Goya. Allí se realizará un acto y desfile, para luego visitar el primer museo integral sobre Malvinas en la provincia, el cual fue diseñado y sustentado con la recopilación de elementos a cargo de Ramón Mendoza. Precisamente, el lugar lleva su nombre como legado a la memoria de Malvinas.  
Pero esta vez los ex combatientes no solo vendrán a conocer el museo, sino que además aportarán objetos.
 
Ametralladoras  
“Antes del 2 de abril de 1982 estuvimos en la base de Puerto Belgrano, en Bahía Blanca, en un amplio sector que se llamaba Baterías. En esa época éramos una compañía de PM (Policía Militar) y teníamos la misión de custodiar rutas, haciendo operativos, etcétera”, comenzó recordando Ramón Mendoza.   
“Cuando emprendemos el viaje a Malvinas -agregó- nos transformamos en una compañía diferente en su accionar: debíamos usar ametralladoras pesadas, de 12,7 mm. Eramos 136 hombres y contábamos con 60 ametralladoras antiaéreas, que se podían usar indistintamente contra enemigos aéreos o terrestres. Y así fuimos a las islas, divididos en grupos de ametralladoras para distintas secciones, más o menos una por cada seis hombres”.   
Junto con su grupo, Mendoza se apostó en la zona del aeropuerto de Malvinas, “para reforzar a los efectivos que ya estaban y pertenecían a la Fuerza Aérea y el Ejército, cubriéndolos del fuego aéreo enemigo. Los demás grupos fueron diseminados por las islas: monte Longdon, monte Dos Hermanas, monte Kent, Sapper Hill, monte Tumbledown...”, detalló el ex combatiente.
“Si bien el 1 de mayo nos arrojaron 21 bombas, de 21 kilos, en el aeropuerto, y luego vendrían los aviones Harrier con bombas de 250 kilos, nuestro enemigo -en la posición en que estaba- era netamente aéreo. Por eso destaco a estos compañeros que van a venir a Corrientes y que estaban apostados en otras zonas, porque efectivamente entraron en combate cuerpo a cuerpo de manera descarnada, los días 11, 12 y 13 de junio”, resaltó. En este sentido, subrayó: “A pesar de ser mis compañeros, yo siento una admiración y un respeto por estos tipos porque se jugaron la vida allí. De hecho, perdimos seis compañeros en esa refriega”, concluyó.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Otra manera de sanar el alma: alistan cumbre de  una compañía completa que luchó en Malvinas

El 16 y 17 de noviembre está programado un cónclave, de carácter nacional, entre los integrantes de la infantería que operó con ametralladoras de 12,7 mm en el conflicto bélico. Asistirá más de un centenar de veteranos de guerra de distintos puntos del país. Este encuentro llevará el nombre de Ramón Antonio Meza, un correntino caído en las islas que formó parte del grupo y que es mencionado en un chamamé malvinero de Julián Zini. 
 

Gustavo Lescano
glescano@ellitoral.com.ar

El reencuentro con sus pares suele ser para los ex combatientes un cicatrizante natural de lo más efectivo para tratar las heridas de Malvinas. Los miles de recuerdos, las decenas de anécdotas, las sonrisas de amistad, los eternos abrazos de hermandad constituyen otra manera de sanar el alma de los malvineros. La terapia se hace aún más efectiva si asisten al convite todos los integrantes de una compañía que peleó en la guerra del 82, tanto soldados como oficiales. Esa es la idea de un encuentro nacional de la Compañía de Ametralladoras Pesadas 12,7 mm del Batallón de Infantería del Comando de Marina. 
Y todavía tiene más carácter de sanador si en el cónclave hay un homenaje como el que se le hace a un héroe correntino caído en Malvinas: Ramón Antonio Meza, al bautizar con su nombre la reunión de noviembre. Meza era un curuzucuateño integrante de dicha división que falleció en la guerra y, además, es nombrado en un reconocido chamamé malvinero del padre Julián Zini. 
Con esta impronta, el 16 y 17 de noviembre (el 18 es feriado por el Día de la Soberanía Nacional), se desarrollará en la ciudad de Goya y en la vecina localidad de Cruz de los Milagros el encuentro que contará con la participación de más de un centenar de veteranos de guerra de la mencionada compañía que llegarán de distintos puntos del país. 
El organizador e integrante de dicha compañía, el ex combatiente Ramón Mendoza, destacó en diálogo con El Litoral que el Concejo Deliberante de Goya declaró en su última sesión “Huéspedes de Honor” a los que formaron parte del cuerpo de infante que arribarán a la ciudad en noviembre. “Queremos que esas jornadas constituyan un día de Malvinas en Corrientes”, indicó Mendoza y apuntó: “Así como hace poco muchos ex combatientes visitaron las islas y al regresar a Corrientes contaron que para ellos fue una experiencia sanadora, para mí, hacer esto y ver de nuevo a mis compañeros, es también cerrar un círculo en mi vida”.
Homenaje nacional  
Esta propuesta de reencuentro nació al año siguiente de finalizada la guerra, en San Andrés de Giles, localidad ubicada en la zona Norte de la provincia de Buenos Aires. “De ese poblado había un compañero nuestro, de apellido Maciel, quien falleció en Malvinas. En el 83 fueron varios integrantes de la compañía a saludar a la madre, porque era hijo único, y a rendirle un homenaje. Luego fueron al año siguiente, después al siguiente y así hasta hoy. Tanto creció el encuentro que hoy Giles es capital de los homenajes a Malvinas a nivel país, porque allí hacen actos toda una semana, con desfiles, conferencias, presentaciones de libro, fogón, festival, etcétera”, indicó el goyano Mendoza.  
“Durante estos 37 años mis compañeros se reunieron en distintas ciudades, como Resistencia, Sáenz Peña, San Andrés de Giles, entre otras. Como nunca pude asistir, por distintos motivos, el último 2 de abril cuando se congregaron en San Andrés de Giles, les comentaron del museo que impulsé en Cruz de los Milagros, pues en la inauguración estuvieron algunos compañeros del Chaco. Así, al enterarse de eso, también se acordó venir a Goya en noviembre. Fue una alegría enorme saber que vendrán acá”, señaló el ex combatiente.  
“En mi compañía éramos 136 y volvimos 130 de la guerra. Y durante estos 37 años de posguerra, se fueron varios más. Por eso, actualmente estaremos en cien y pico los integrantes que vivimos en el país”, indicó y apuntó: “En las reuniones periódicas que realizan siempre fueron 17, 20 o 35, pero en esta ocasión ya hay 80 personas que comprometieron su presencia. De esta manera, será la mayor convocatoria de la compañía completa”.   
En este contexto, destacó que también viajarán a Corrientes los jefes de la división y ex combatientes de ciudades como Comodoro Rivadavia, Trelew, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Chaco. Con la mayoría de mis compañeros me voy a volver a ver después de más de tres décadas y media”. 

Actividades  
Hasta ahora el programa de actividades, que ya cuenta con apoyo local, contempla un acto de apertura en Goya, en la mañana del sábado 16. Posteriormente, se servirá un almuerzo y por la noche -en la Casa de la Cultura- se presentarán cuatro libros sobre Malvinas, tres de ellos escritos por veteranos de guerra de la Compañía (dos ex soldados y el ex jefe de la misma) y uno más de la correntina Sarita Mónica Antonio, Luz de Malvinas. Después, compartirán una cena.  
En tanto que el domingo 17, por la mañana, se dirigirán al municipio de Cruz de los Milagros, ubicado a unos 45 kilómetros de Goya. Allí se realizará un acto y desfile, para luego visitar el primer museo integral sobre Malvinas en la provincia, el cual fue diseñado y sustentado con la recopilación de elementos a cargo de Ramón Mendoza. Precisamente, el lugar lleva su nombre como legado a la memoria de Malvinas.  
Pero esta vez los ex combatientes no solo vendrán a conocer el museo, sino que además aportarán objetos.
 
Ametralladoras  
“Antes del 2 de abril de 1982 estuvimos en la base de Puerto Belgrano, en Bahía Blanca, en un amplio sector que se llamaba Baterías. En esa época éramos una compañía de PM (Policía Militar) y teníamos la misión de custodiar rutas, haciendo operativos, etcétera”, comenzó recordando Ramón Mendoza.   
“Cuando emprendemos el viaje a Malvinas -agregó- nos transformamos en una compañía diferente en su accionar: debíamos usar ametralladoras pesadas, de 12,7 mm. Eramos 136 hombres y contábamos con 60 ametralladoras antiaéreas, que se podían usar indistintamente contra enemigos aéreos o terrestres. Y así fuimos a las islas, divididos en grupos de ametralladoras para distintas secciones, más o menos una por cada seis hombres”.   
Junto con su grupo, Mendoza se apostó en la zona del aeropuerto de Malvinas, “para reforzar a los efectivos que ya estaban y pertenecían a la Fuerza Aérea y el Ejército, cubriéndolos del fuego aéreo enemigo. Los demás grupos fueron diseminados por las islas: monte Longdon, monte Dos Hermanas, monte Kent, Sapper Hill, monte Tumbledown...”, detalló el ex combatiente.
“Si bien el 1 de mayo nos arrojaron 21 bombas, de 21 kilos, en el aeropuerto, y luego vendrían los aviones Harrier con bombas de 250 kilos, nuestro enemigo -en la posición en que estaba- era netamente aéreo. Por eso destaco a estos compañeros que van a venir a Corrientes y que estaban apostados en otras zonas, porque efectivamente entraron en combate cuerpo a cuerpo de manera descarnada, los días 11, 12 y 13 de junio”, resaltó. En este sentido, subrayó: “A pesar de ser mis compañeros, yo siento una admiración y un respeto por estos tipos porque se jugaron la vida allí. De hecho, perdimos seis compañeros en esa refriega”, concluyó.