Viernes 18de Septiembre de 2020CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

Viernes 18de Septiembre de 2020CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

/Ellitoral.com.ar/ Política

Arturo y los radicales K en el acto de Cristina

Tres horas antes de entrar al Luna Park tomó café y comió un tostado. Se entrevistó con correligionarios, mantuvo diálogos que recorrieron el país mediante sus interlocutores hasta que se encerró en el subsuelo del coqueto Hotel Elevage del microcentro porteño con sus pares de la UCR que gobierna. Así, el Gobernador Arturo Colombi vivió los minutos previos a la certificación de su apoyo a la Concertación Plural, que ayer adhirió la cucarda al mendocino Julio Cobos para nominarlo hacia la Vicepresidencia junto a la candidata de la Casa Rosada, Cristina Fernández de Kirchner.

El mandatario correntino viajó a Buenos Aires junto a un reducido grupo de colaboradores, entre quienes la cara más visible fue la del ministro Secretario General de la Gobernación, José María Roldán. En la Capital Federal se manejaron en dos vehículos, un Renault Megane y un Toyota Corolla que recorrió las diez cuadras que distanciaban el Luna Park del hotel en el que se encontraron con Cobos y los demás gobernadores radicales K.

Allí, junto a otros destacados adherentes ucerreístas de la Concertación Plural, los mandatarios se reunieron en privado antes de asistir a la singular presentación de la fórmula presidencial que bendijo el propio Presidente Néstor Kirchner. Para ingresar al estadio que hiciera popular el inefable manager boxístico “Tito” Lectoure, había que exhibir una entrada, cual obra de teatro.

Adentro, un locutor anunciaba la presencia de 7 mil personas en la vereda, mientras que del lado del escenario se contabilizaban unos 8 mil vivaces hinchas de la primera dama y el cuyano. Entre ellos, el vicegobernador Rubén Pruyas, el diputado nacional Eduardo Galantini acompañado de una nutrida compañía femenina, no menos exaltada que el legislador ante cada una de las innumerables veces que las barras entonaron la marcha peronista.

Sonaban esas estrofas y la cara de los cinco radicales kirchneristas se llenaba de pliegues. El más serio entre ellos era Arturo Colombi, quien departía -como desde hacía largos minutos- con el Jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Las muecas del titular del Ejecutivo Provincial se hicieron ver con más ánimo sólo ante un chiste formulado por Cristina K en el inicio de su turno con el micrófono.

Más agradable a su ánimo le habrá resultado ver las varias banderas rojas y blancas que flameaban entre el público, donde también se coló una con la leyenda “José María Roldán Corrientes”.

El mercedeño ofreció escuetas declaraciones a la prensa. Dijo sí, sentirse feliz de presenciar el acontecimiento y respaldó en todas y cada una de sus intervenciones a su correligionario con más posibilidades de acceder a la Casa Rosada, donde la provincia -si las perspectivas se confirman- tendrá una puerta quizá, más directa.

(Informe y fotos, Sebastián Bravo. Más información en Edición Nacional)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error