Nuevo intento fallido de reunión entre funcionarios municipales y provinciales
ellitoral.com.ar

Nuevo intento fallido de reunión entre funcionarios municipales y provinciales

imagen_1
Un tropel de funcionarios municipales se agolpó ayer en el Ministerio de Hacienda con el firme objetivo de lograr de una vez por todas conciliar deudas con la Provincia. Pero ni la repentina presencia del intendente, Fabián Ríos, fue suficiente para que la disputa política llegue a su fin. En la cuadra del poder hablaron de malentendidos, confusiones y agendas llenas. Desde el municipio acusaron chicanas y burla. 
Lo que fue anunciado desde la Municipalidad como una travesía para lograr que el Gobierno provincial acepte una reunión cara a cara, tuvo un final casi cómico, patético y hasta lamentable.
Un grupo de funcionarios municipales, instruidos por el intendente, decidió ayer emprender en caravana una visita al Ministerio de Hacienda, sin invitación oficial, pero amparandose en las declaraciones propias de un Gobierno que alardea de una férrea apuesta al diálogo y a la atención desinteresada de los municipios.
Antes de las 9, 5 secretarios municipales elegidos para la travesía se agolparon en la sede de la esquina de 25 de Mayo y Salta. Buscaban ser recibidos por el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres, quién en ese momento mantenía el cónclave habitual con el gobernador, Ricardo Colombi, al otro lado de la calle, en el despacho del radical.
Tras la reunión protocolar, el ministro se cruzó a su despacho y no pudo evitar toparse con los funcionarios municipales. Decidió entonces atender a la única dama que formaba parte de la delegación: la ex intendenta de Bella Vista, Nancy Sand, hoy secretaria de Desarrollo Comunitario..    
Por separado, ambos coincidieron en declarar que para la conciliación de deudas era necesaria la presencia de Ríos, debido a las “decisión políticas” que conlleva un acuerdo de tal envergadura.
Hasta entonces nada hacía suponer lo que sucedería minutos más tarde y es aquí donde los versiónes se bifurcan. Nancy Sand llamó inmediatamente a Ríos para comunicarle las novedades y convocarle, convencida de que Vaz Torres lo atendería.
Desde el ministerio, aseguraron en tanto,  que hubo un malentendido y que no se pidió la urgente presencia de Ríos, que sólo se insistió en que un encuentro cara a cara era irremediable. Tras la breve charla con la ex intendenta, el ministro retomó su agenda y se reunió con los funcionarios que aguardaban en otra oficina.
No pasaron más de 10 minutos y el intendente kirchnerista estaba ante la oficina de Vaz Torres. Otra vez aquí hay versiónes distintas respecto a lo sucedido. 
Desde Hacienda, detallaron que una vez anunciada la presencia de Ríos, fue una secretaria -como habitualmente ocurre- quién lo recibió y fue la encargada de comunicarle a Vaz Torres sobre la llegada del “invitado”. El relato oficial asegura que la propia secretaria advirtió al jefe comunal sobre la “cargada” agenda del ministro, por lo que le sugirió esperar. 
Siempre según la línea discursiva del Gobierno, Ríos al tener que esperar salió molestó y sin despedirse de nadie. Tras él sus funcionarios. 
Enardecido y masticando bronca, el jefe comunal retornó camino al Palacio Municipal. Se negó a hacer declaraciones ante los periodistas que lo asediaron. “Sin comentarios, no haré declaraciones”, repitió varias veces.
Pero tras el desaire, decidió contarle a la prensa lo sucedido: “Vaz Torres no tiene tiempo para atendernos ahora. Nos manda a llamar y luego dice que no tiene tiempo. Está jugando con la gente. Esperaremos una nueva convocatoria a través de los medios”.   
 “Sentimos que nos ningunean todo el tiempo, pero eso no nos importa”, dijo con la frente en alto a radio Sudamericana. 
Dolido en su orgullo, pero con la voz tiesa, el presidente del Partido Justicialista se defendió: “Hemos planteado de todas las maneras posibles reuniónes al Gobierno y nuevamente nos han demostrado que contestan con soberbia y ninguneo”.
Luego contraatacó: “Desde la Provincia juegan con los intereses de los correntinos, mediante el sometimiento de los recursos y las retenciones ilegales e injustificadas”.
Y cerró apelando al coraje: “Nos intentan atacar en el orgullo y eso no está en juego acá, nos retienen de manera ilegal 2 millones de pesos y sin embargo nosotros volveremos a insistir”.
Minutos más tarde y ya sin urgencias, Vaz Torres intentó aclarar lo sucedido. 
“Le expliqué que estaba con una urgencia y no le dije que venga ya el Intendente. No soy quien para decirle eso”, explicó.
Para acabar con la polémica, aseguró: “Lo voy a convocar cuando tenga el tiempo suficiente para atenderlo”.
Otro capítulo de enfrentamientos inútiles entre los encargados de velar por los intereses de la ciudadanía. No fue el primer intento de encuentro fallido entre ambos gobiernos. A fines de enero, los equipos técnicos de ambas facciones se reunieron para avanzar en la una esperada conciliación de deudas. No hubo avances y mientras desde la Municipalidad hablaban de un encuentro oficial, desde la Provincia negaron la formalidad. Así hasta hoy.

Hubo 7 intendentes que si fueron recibidos y acordaron una cancelación de deudas
Los Jefes Comunales de Empedrado, Itatí, Ituzaingó, La Cruz, Lomas de Vallejos, San Miguel y San Roque firmaron ayer sus convenios con el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres. Los intendentes destacaron la apertura del Gobierno Provincial y el nuevo perfil para sus administraciones.
Los siete jefes comunales, que iniciaron las gestiones personalmente con el titular de la cartera económica, Enrique Vaz Torres, asistieron hoy a la sede del Ministerio, donde firmaron los convenios de cancelación que les permitirá iniciar el ejercicio 2015 con las cuentas saneadas en este aspecto.
Tras finalizar una reunión con su par de Obras Públicas, Aníbal Godoy, el secretario de Energía, Marcelo Gatti, y el titular de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), Vicente Parisi, el ministro de Hacienda encabezó el encuentro acompañado del subsecretario de Hacienda, Marcelo Rivas Piasentini y los profesionales de la Dirección de Crédito Público, Ricardo Rodríguez, Daniel Insaurralde y Luis Gutnisky.
Entre los jefes comunales, estuvieron presentes el intendente de Ituzaingó, Oscar Piñón (PJ); el de Empedrado, Oscar Mieres (PJ); el de Itatí, Natividad Terán (PJ); el de Lomas de Vallejos, Julián Zalazar (UCR); el de San Roque, Guillermo Pelozo (PL-ECO); el de La Cruz, Mateo Maydana (UCR); y la intendente de San Miguel, Alicia González (UCR).
Desde la Dirección de Crédito Público explicaron que otros Municipios que también poseen deudas en el marco del Programa Federal de Desendeudamiento optaron por mantener las condiciones actuales del esquema, con vencimientos al año 2030; sin la necesidad de firmar un nuevo convenio. Tal es el caso de las Comunas de Goya, Curuzú Cuatiá, Bella Vista, Paso de los Libres y Saladas.  
¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Nuevo intento fallido de reunión entre funcionarios municipales y provinciales

a la espera. Los representantes de la Comuna Nancy Sand (Desarrollo Comunitario), Martín Morilla (Economía), Gustavo Larrea (Transporte) y Justo Pío Sierra (Servicio Jurídico) llegaron hasta Hacienda.
a la espera. Los representantes de la Comuna Nancy Sand (Desarrollo Comunitario), Martín Morilla (Economía), Gustavo Larrea (Transporte) y Justo Pío Sierra (Servicio Jurídico) llegaron hasta Hacienda.
Un tropel de funcionarios municipales se agolpó ayer en el Ministerio de Hacienda con el firme objetivo de lograr de una vez por todas conciliar deudas con la Provincia. Pero ni la repentina presencia del intendente, Fabián Ríos, fue suficiente para que la disputa política llegue a su fin. En la cuadra del poder hablaron de malentendidos, confusiones y agendas llenas. Desde el municipio acusaron chicanas y burla. 
Lo que fue anunciado desde la Municipalidad como una travesía para lograr que el Gobierno provincial acepte una reunión cara a cara, tuvo un final casi cómico, patético y hasta lamentable.
Un grupo de funcionarios municipales, instruidos por el intendente, decidió ayer emprender en caravana una visita al Ministerio de Hacienda, sin invitación oficial, pero amparandose en las declaraciones propias de un Gobierno que alardea de una férrea apuesta al diálogo y a la atención desinteresada de los municipios.
Antes de las 9, 5 secretarios municipales elegidos para la travesía se agolparon en la sede de la esquina de 25 de Mayo y Salta. Buscaban ser recibidos por el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres, quién en ese momento mantenía el cónclave habitual con el gobernador, Ricardo Colombi, al otro lado de la calle, en el despacho del radical.
Tras la reunión protocolar, el ministro se cruzó a su despacho y no pudo evitar toparse con los funcionarios municipales. Decidió entonces atender a la única dama que formaba parte de la delegación: la ex intendenta de Bella Vista, Nancy Sand, hoy secretaria de Desarrollo Comunitario..    
Por separado, ambos coincidieron en declarar que para la conciliación de deudas era necesaria la presencia de Ríos, debido a las “decisión políticas” que conlleva un acuerdo de tal envergadura.
Hasta entonces nada hacía suponer lo que sucedería minutos más tarde y es aquí donde los versiónes se bifurcan. Nancy Sand llamó inmediatamente a Ríos para comunicarle las novedades y convocarle, convencida de que Vaz Torres lo atendería.
Desde el ministerio, aseguraron en tanto,  que hubo un malentendido y que no se pidió la urgente presencia de Ríos, que sólo se insistió en que un encuentro cara a cara era irremediable. Tras la breve charla con la ex intendenta, el ministro retomó su agenda y se reunió con los funcionarios que aguardaban en otra oficina.
No pasaron más de 10 minutos y el intendente kirchnerista estaba ante la oficina de Vaz Torres. Otra vez aquí hay versiónes distintas respecto a lo sucedido. 
Desde Hacienda, detallaron que una vez anunciada la presencia de Ríos, fue una secretaria -como habitualmente ocurre- quién lo recibió y fue la encargada de comunicarle a Vaz Torres sobre la llegada del “invitado”. El relato oficial asegura que la propia secretaria advirtió al jefe comunal sobre la “cargada” agenda del ministro, por lo que le sugirió esperar. 
Siempre según la línea discursiva del Gobierno, Ríos al tener que esperar salió molestó y sin despedirse de nadie. Tras él sus funcionarios. 
Enardecido y masticando bronca, el jefe comunal retornó camino al Palacio Municipal. Se negó a hacer declaraciones ante los periodistas que lo asediaron. “Sin comentarios, no haré declaraciones”, repitió varias veces.
Pero tras el desaire, decidió contarle a la prensa lo sucedido: “Vaz Torres no tiene tiempo para atendernos ahora. Nos manda a llamar y luego dice que no tiene tiempo. Está jugando con la gente. Esperaremos una nueva convocatoria a través de los medios”.   
 “Sentimos que nos ningunean todo el tiempo, pero eso no nos importa”, dijo con la frente en alto a radio Sudamericana. 
Dolido en su orgullo, pero con la voz tiesa, el presidente del Partido Justicialista se defendió: “Hemos planteado de todas las maneras posibles reuniónes al Gobierno y nuevamente nos han demostrado que contestan con soberbia y ninguneo”.
Luego contraatacó: “Desde la Provincia juegan con los intereses de los correntinos, mediante el sometimiento de los recursos y las retenciones ilegales e injustificadas”.
Y cerró apelando al coraje: “Nos intentan atacar en el orgullo y eso no está en juego acá, nos retienen de manera ilegal 2 millones de pesos y sin embargo nosotros volveremos a insistir”.
Minutos más tarde y ya sin urgencias, Vaz Torres intentó aclarar lo sucedido. 
“Le expliqué que estaba con una urgencia y no le dije que venga ya el Intendente. No soy quien para decirle eso”, explicó.
Para acabar con la polémica, aseguró: “Lo voy a convocar cuando tenga el tiempo suficiente para atenderlo”.
Otro capítulo de enfrentamientos inútiles entre los encargados de velar por los intereses de la ciudadanía. No fue el primer intento de encuentro fallido entre ambos gobiernos. A fines de enero, los equipos técnicos de ambas facciones se reunieron para avanzar en la una esperada conciliación de deudas. No hubo avances y mientras desde la Municipalidad hablaban de un encuentro oficial, desde la Provincia negaron la formalidad. Así hasta hoy.

Hubo 7 intendentes que si fueron recibidos y acordaron una cancelación de deudas
Los Jefes Comunales de Empedrado, Itatí, Ituzaingó, La Cruz, Lomas de Vallejos, San Miguel y San Roque firmaron ayer sus convenios con el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres. Los intendentes destacaron la apertura del Gobierno Provincial y el nuevo perfil para sus administraciones.
Los siete jefes comunales, que iniciaron las gestiones personalmente con el titular de la cartera económica, Enrique Vaz Torres, asistieron hoy a la sede del Ministerio, donde firmaron los convenios de cancelación que les permitirá iniciar el ejercicio 2015 con las cuentas saneadas en este aspecto.
Tras finalizar una reunión con su par de Obras Públicas, Aníbal Godoy, el secretario de Energía, Marcelo Gatti, y el titular de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), Vicente Parisi, el ministro de Hacienda encabezó el encuentro acompañado del subsecretario de Hacienda, Marcelo Rivas Piasentini y los profesionales de la Dirección de Crédito Público, Ricardo Rodríguez, Daniel Insaurralde y Luis Gutnisky.
Entre los jefes comunales, estuvieron presentes el intendente de Ituzaingó, Oscar Piñón (PJ); el de Empedrado, Oscar Mieres (PJ); el de Itatí, Natividad Terán (PJ); el de Lomas de Vallejos, Julián Zalazar (UCR); el de San Roque, Guillermo Pelozo (PL-ECO); el de La Cruz, Mateo Maydana (UCR); y la intendente de San Miguel, Alicia González (UCR).
Desde la Dirección de Crédito Público explicaron que otros Municipios que también poseen deudas en el marco del Programa Federal de Desendeudamiento optaron por mantener las condiciones actuales del esquema, con vencimientos al año 2030; sin la necesidad de firmar un nuevo convenio. Tal es el caso de las Comunas de Goya, Curuzú Cuatiá, Bella Vista, Paso de los Libres y Saladas.