El caso “Yeye” dio un vuelco investigativo: pasó de muerte en accidente a homicidio
ellitoral.com.ar

El caso “Yeye” dio un vuelco investigativo: pasó de muerte en accidente a homicidio

El siniestro vial había ocurrido el viernes por la noche. El motociclista murió en el Hospital Escuela y, tras los exámenes, encontraron restos de sangre en el dorso. Luego de practicarle la autopsia hallaron una bala que ingresó por la espalda y quedó alojada en la zona pectoral, lo cual produjo su deceso.
 

imagen_1

 El caso de Germán Franco, alias “Yeye”, quien en un principio fue dado por muerto en un siniestro vial ocurrido el fin de semana en esta ciudad, dio un profundo vuelco investigativo. Los resultados de la autopsia revelaron que tenía un impacto de bala que ingresó por la espalda y fue lo que causó la muerte. Esto descartó que el deceso se haya producido por las contusiones sufridas tras colisionar su moto contra otra, en calle Lavalle y Catamarca, como se informó en un principio.
Ante esta situación, la causa cambió de carátula: de “muerte en accidente de tránsito” a “homicidio doloso”. 
El caso se registró el sábado en horas de la noche por calle Lavalle, entre Catamarca y San Lorenzo, y tuvo como protagonista a dos motocicletas, una de ellas de marca Rouser de 120 cc., en la que se movilizaban Gustavo Montenegro (34) y Noelia Silva, y una Motomel de 110 cc., que era guiada por Carlos Germán Franco, alias “Yeye”. Este último fue llevado al Hospital Escuela y horas después falleció. Hasta ahí se creía que las heridas que tenía fueron producto del fuerte impacto al chocar las motos.
Sin embargo, tras los primeros exámenes realizados en ese centro de salud, los médicos y peritos observaron que había restos de sangre en la espalda de la víctima. 
En relación con esto, el fiscal de Instrucción N° 1, Buenaventura Duarte, en declaraciones radiales, confirmó que el cuerpo presentaba un impacto de bala. “Iniciamos la causa como accidente de tránsito”, pero cuando el motociclista murió en el hospital, “se constituyó el médico que hace una evaluación del cuerpo, tras lo cual se determinó que tenía lesiones en el rostro y también restos de sangre en la espalda”, contó a FM Sudamericana.
A todo esto, Delia Méndez, madre del motociclista fallecido, se presentó en la Comisaría Tercera y realizó una denuncia en la cual sostuvo que su hijo recibió un disparo de arma de fuego y ante esta situación el cuerpo fue trasladado a la Morgue del Cuerpo Médico Forense. Por lo tanto, el juez ordenó la autopsia.
El resultado del examen consignó que tenía un disparo de arma de fuego en la espalda y que la bala estaba alojada en la zona pectoral, lo que derivó en el desenlace fatal. 
De la autopsia participaron el fiscal Duarte y peritos de la fiscalía, quienes secuestraron el proyectil extraído del cuerpo de Franco y que será sometido a pericia. Según adelantaron, el calibre sería de baja envergadura.
Además, el fiscal Duarte dijo que se evaluarán las filmaciones de cámaras distribuidas que estén instaladas en la zona para esclarecer el hecho, como así también será analizada la versión de que Franco (quien tenía antecedentes policiales por hechos delictivos) huía de efectivos policiales cuando se produjo el trágico hecho. El “único sustento de esta teoría es la denuncia radicada por la madre del occiso en la sede policial. 
Por otra parte, llamó la atención que el tambor de ignición como la traba de la moto en la que se movilizaba “Yeye” Franco habían sido violentadas y que tenía partes de otras motociclistas por lo que se investigará si era robada.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El caso “Yeye” dio un vuelco investigativo: pasó de muerte en accidente a homicidio

El siniestro vial había ocurrido el viernes por la noche. El motociclista murió en el Hospital Escuela y, tras los exámenes, encontraron restos de sangre en el dorso. Luego de practicarle la autopsia hallaron una bala que ingresó por la espalda y quedó alojada en la zona pectoral, lo cual produjo su deceso.
 

<p>Fatal. En esta zona chocó el motociclista que murió. Luego se supo que fue por un disparo. </p>

Fatal. En esta zona chocó el motociclista que murió. Luego se supo que fue por un disparo. 

 El caso de Germán Franco, alias “Yeye”, quien en un principio fue dado por muerto en un siniestro vial ocurrido el fin de semana en esta ciudad, dio un profundo vuelco investigativo. Los resultados de la autopsia revelaron que tenía un impacto de bala que ingresó por la espalda y fue lo que causó la muerte. Esto descartó que el deceso se haya producido por las contusiones sufridas tras colisionar su moto contra otra, en calle Lavalle y Catamarca, como se informó en un principio.
Ante esta situación, la causa cambió de carátula: de “muerte en accidente de tránsito” a “homicidio doloso”. 
El caso se registró el sábado en horas de la noche por calle Lavalle, entre Catamarca y San Lorenzo, y tuvo como protagonista a dos motocicletas, una de ellas de marca Rouser de 120 cc., en la que se movilizaban Gustavo Montenegro (34) y Noelia Silva, y una Motomel de 110 cc., que era guiada por Carlos Germán Franco, alias “Yeye”. Este último fue llevado al Hospital Escuela y horas después falleció. Hasta ahí se creía que las heridas que tenía fueron producto del fuerte impacto al chocar las motos.
Sin embargo, tras los primeros exámenes realizados en ese centro de salud, los médicos y peritos observaron que había restos de sangre en la espalda de la víctima. 
En relación con esto, el fiscal de Instrucción N° 1, Buenaventura Duarte, en declaraciones radiales, confirmó que el cuerpo presentaba un impacto de bala. “Iniciamos la causa como accidente de tránsito”, pero cuando el motociclista murió en el hospital, “se constituyó el médico que hace una evaluación del cuerpo, tras lo cual se determinó que tenía lesiones en el rostro y también restos de sangre en la espalda”, contó a FM Sudamericana.
A todo esto, Delia Méndez, madre del motociclista fallecido, se presentó en la Comisaría Tercera y realizó una denuncia en la cual sostuvo que su hijo recibió un disparo de arma de fuego y ante esta situación el cuerpo fue trasladado a la Morgue del Cuerpo Médico Forense. Por lo tanto, el juez ordenó la autopsia.
El resultado del examen consignó que tenía un disparo de arma de fuego en la espalda y que la bala estaba alojada en la zona pectoral, lo que derivó en el desenlace fatal. 
De la autopsia participaron el fiscal Duarte y peritos de la fiscalía, quienes secuestraron el proyectil extraído del cuerpo de Franco y que será sometido a pericia. Según adelantaron, el calibre sería de baja envergadura.
Además, el fiscal Duarte dijo que se evaluarán las filmaciones de cámaras distribuidas que estén instaladas en la zona para esclarecer el hecho, como así también será analizada la versión de que Franco (quien tenía antecedentes policiales por hechos delictivos) huía de efectivos policiales cuando se produjo el trágico hecho. El “único sustento de esta teoría es la denuncia radicada por la madre del occiso en la sede policial. 
Por otra parte, llamó la atención que el tambor de ignición como la traba de la moto en la que se movilizaba “Yeye” Franco habían sido violentadas y que tenía partes de otras motociclistas por lo que se investigará si era robada.