ellitoral.com.ar

Jueves 19 de Septiembre de 2019 CORRIENTES24°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $55,00

Dolar Venta: $58,50

Francia gloriosa: se consagró campeona en el Mundial de Rusia

Con tres goles en cada tiempo, los Bleus y los croatas se sacaron chispas en un partidazo. Mandzukic, en contra, Griezmann, Pogba y Mbappé marcaron para los galos. Perisic anotó el empate transitorio y el propio Mandzukic volvió a descontar. Correcto arbitraje de Néstor Pitana.
 

imagen_1

Francia, después 20 años, se consagró nuevamente campeón del mundo tras levantar la copa en el Mundial de Rusia. Los galos golearon 4 a 2 a Croacia con tantos de Mario Mandzukic, en contra, Griezmann, Pogba y Mbappé para gritar campeón otra vez. 
Perisic, había marcado el empate transitorio para Croacia mientras que Mandzukic se reivindicó con el descuento tras un blooper de Lloris.
El árbitro Pitana y el platense Vigliano tuvieron acción utilizando el VAR para sancionar un penal para los galos que terminó en el segundo gol que fue anotado por Griezmann.
El seleccionador galo Didier Deschamps mantuvo el equipo que derrotó a Bélgica en semifinales (1-0), con el trío de punta formado por Mbappé, Griezmann y el discutido Olivier Giroud como hombre más adelantado.
El técnico croata Zlatko Dalic presentó también su alineación habitual, con Modric y Rakitic a los mandos del equipo, Ante Rebic e Ivan Perisic, que casi no se ha entrenado en los últimos días, en las bandas y Mario Mandzukic en la punta.
En el comienzo, el conjunto croata sorprendía presionando y asumiendo el protagonismo del juego, pero serían los galos los que se pondrían en ventaja. Tras una pelota parada ejecutada por Griezmann, Mario Mandzukic la peinó hacia atrás y puso el 1 a 0 con un gol en contra de su propio arco a los 17 minutos.
Pero antes de la media hora de juego, Perisic sacó un tremendo zurdazo desde el borde del área, que se clavó contra el palo izquierdo de Lloris y puso el 1 a 1.
A los 34 minutos tuvo acción el árbitro misionero Néstor Pitana que, a instancias del VAR donde trabajaba el platense Mauro Vigliano, sancionó correctamente un penal para Francia por mano del mismo Perisic. Griezmann se hizo cargo del disparo y puso el 2 a 1.
En el complemento, Francia continuó apostando al contragolpe y a la velocidad de Mbappé y tuvo chances de poder aumentar el marcador. Pero también las tuvo Croacia que, con el resultado en contra, intentaba manejar el balón. Lloris le sacó el empate a Rebic.
Tras esto, hubo una situación que generó algo de susto con la invasión de un grupo de hinchas feministas vestidas con uniformes similares, que rápidamente fueron neutralizados por la seguridad del estadio.
A los 13, Francia comenzaba a liquidar las acciones. Le quedó dos veces a Pogba en la medialuna, y en la segunda, no perdonó abriendo el pie izquierdo y colocando el balón contra el palo derecho del arquero decretando el 3 a 1. Y tan sólo siete minutos después apareció la estrella Mbappé y anotó el cuarto con un disparo bajo contra el mismo caño, que dejó sin chances a Subasic.
Las individualidades de los galos marcaban las diferencias en una final que tuvo a una Croacia prolija que dominó en gran parte del desarrollo, pero que ante fallas defensivas contra los rivales estrellas, lo pagó caro.
Mario Mandzukic tendría su revancha a los 23 aprovechando un error de Lloris que quiso gambetearlo y anotó el descuento poniendo las cosas 4-2. Pero poco más pasó tras esto y el resultado era cosa juzgada.
Después de cinco minutos de descuento, el juez argentino Néstor Pitana, de buena labor, pitó el final y Francia levantó la Copa del Mundo como ya había hecho en 1998.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Francia gloriosa: se consagró campeona en el Mundial de Rusia

Con tres goles en cada tiempo, los Bleus y los croatas se sacaron chispas en un partidazo. Mandzukic, en contra, Griezmann, Pogba y Mbappé marcaron para los galos. Perisic anotó el empate transitorio y el propio Mandzukic volvió a descontar. Correcto arbitraje de Néstor Pitana.
 

Francia, después 20 años, se consagró nuevamente campeón del mundo tras levantar la copa en el Mundial de Rusia. Los galos golearon 4 a 2 a Croacia con tantos de Mario Mandzukic, en contra, Griezmann, Pogba y Mbappé para gritar campeón otra vez. 
Perisic, había marcado el empate transitorio para Croacia mientras que Mandzukic se reivindicó con el descuento tras un blooper de Lloris.
El árbitro Pitana y el platense Vigliano tuvieron acción utilizando el VAR para sancionar un penal para los galos que terminó en el segundo gol que fue anotado por Griezmann.
El seleccionador galo Didier Deschamps mantuvo el equipo que derrotó a Bélgica en semifinales (1-0), con el trío de punta formado por Mbappé, Griezmann y el discutido Olivier Giroud como hombre más adelantado.
El técnico croata Zlatko Dalic presentó también su alineación habitual, con Modric y Rakitic a los mandos del equipo, Ante Rebic e Ivan Perisic, que casi no se ha entrenado en los últimos días, en las bandas y Mario Mandzukic en la punta.
En el comienzo, el conjunto croata sorprendía presionando y asumiendo el protagonismo del juego, pero serían los galos los que se pondrían en ventaja. Tras una pelota parada ejecutada por Griezmann, Mario Mandzukic la peinó hacia atrás y puso el 1 a 0 con un gol en contra de su propio arco a los 17 minutos.
Pero antes de la media hora de juego, Perisic sacó un tremendo zurdazo desde el borde del área, que se clavó contra el palo izquierdo de Lloris y puso el 1 a 1.
A los 34 minutos tuvo acción el árbitro misionero Néstor Pitana que, a instancias del VAR donde trabajaba el platense Mauro Vigliano, sancionó correctamente un penal para Francia por mano del mismo Perisic. Griezmann se hizo cargo del disparo y puso el 2 a 1.
En el complemento, Francia continuó apostando al contragolpe y a la velocidad de Mbappé y tuvo chances de poder aumentar el marcador. Pero también las tuvo Croacia que, con el resultado en contra, intentaba manejar el balón. Lloris le sacó el empate a Rebic.
Tras esto, hubo una situación que generó algo de susto con la invasión de un grupo de hinchas feministas vestidas con uniformes similares, que rápidamente fueron neutralizados por la seguridad del estadio.
A los 13, Francia comenzaba a liquidar las acciones. Le quedó dos veces a Pogba en la medialuna, y en la segunda, no perdonó abriendo el pie izquierdo y colocando el balón contra el palo derecho del arquero decretando el 3 a 1. Y tan sólo siete minutos después apareció la estrella Mbappé y anotó el cuarto con un disparo bajo contra el mismo caño, que dejó sin chances a Subasic.
Las individualidades de los galos marcaban las diferencias en una final que tuvo a una Croacia prolija que dominó en gran parte del desarrollo, pero que ante fallas defensivas contra los rivales estrellas, lo pagó caro.
Mario Mandzukic tendría su revancha a los 23 aprovechando un error de Lloris que quiso gambetearlo y anotó el descuento poniendo las cosas 4-2. Pero poco más pasó tras esto y el resultado era cosa juzgada.
Después de cinco minutos de descuento, el juez argentino Néstor Pitana, de buena labor, pitó el final y Francia levantó la Copa del Mundo como ya había hecho en 1998.