ellitoral.com.ar

Jueves 21de Noviembre de 2019CORRIENTES29°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$57,50

Dolar Venta:$62,50

Bullrich asegura que el capital de la red de usura "provenía del narcotráfico"

La Ministra de Seguridad afirmó que las personas involucradas serán "expulsadas y no podrán volver a ingresar nunca más a nuestro país”. La banda operaba en Corrientes, Entre Ríos y Bahía Blanca.

 

imagen_0

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, afirmó hoy que la red de usura que fue desmantelada en Curuzú Cuatiá contemplaba “un sistema de microlavado de activos proveniente del narcotráfico” en el que “a través de la modalidad gota a gota, blanqueaba el dinero".

En conferencia de prensa, Bullrich explicó que “esta es una modalidad que se encuadra como asociación ilícita y extorsión. En algunos casos, si las víctimas no pagaban intentaban sumarlas a la banda extorsionándolas. Las personas involucradas serán expulsadas y no podrán volver a ingresar nunca más a nuestro país”.

Hasta el momento, el monto del flujo de dinero en el período que duró la investigación, se calcula en 10 millones de pesos. Los mismos fueron encajados en préstamos informales, con tasa de usura del 900 por ciento, lo que quintuplica los intereses de entidades financieras o tarjetas de crédito.

El jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, aseguró en la conferencia de prensa que la organización  se instaló en varias regiones del país "hace cinco o siete años".

Roncaglia afirmó que actuaban "en Argentina, Brasil y Paraguay de acuerdo a la situación económica", que "el dinero está probado que venía de Brasil en efectivo" y que "hay vínculos con el narcotráfico", ya que se asociaban con ellos para "lavar" e "invertir" su dinero en efectivo.

El jefe policial contó que las víctimas era gente "muy pobre" que sufría "lesiones y atentados" si no pagaba los préstamos y que el dinero recaudado era enviado "utilizando couriers internacionales en bajas cantidades nominales hacia Colombia".

El Juzgado de Instrucción y Correccional de la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, a cargo de Martín Vega, ordenó el allanamiento simultáneo de 50 domicilios y galpones de distintas ciudades entrerrianas, correntinas y en Bahía Blanca.

En ellos se detuvo a 69 personas, mientras que otras 26 fueron afectadas a la causa, y de esas 95, 70 de son hombres y 25 mujeres, de distintas nacionalidades: 81 colombianos, ocho venezolanos y seis argentinos.

Respecto al dinero secuestrado, hay 1.717.126 pesos argentinos, 8.671 dólares, 541.667 bolívares, 19.000 pesos chilenos, 1.091.871 pesos colombianos, 36.000 guaraníes, 50 pesos mexicanos, 200 monedas sirias, 10 soles peruanos y 2 reales.

Los pesquisas también se incautaron de dos armas, 12 automóviles, 65 motocicletas, 111 celulares, 60 gramos de cocaína y otros elementos de interés para la causa, como cuadernos con anotaciones de los préstamos.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Bullrich asegura que el capital de la red de usura "provenía del narcotráfico"

La Ministra de Seguridad afirmó que las personas involucradas serán "expulsadas y no podrán volver a ingresar nunca más a nuestro país”. La banda operaba en Corrientes, Entre Ríos y Bahía Blanca.

 

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, afirmó hoy que la red de usura que fue desmantelada en Curuzú Cuatiá contemplaba “un sistema de microlavado de activos proveniente del narcotráfico” en el que “a través de la modalidad gota a gota, blanqueaba el dinero".

En conferencia de prensa, Bullrich explicó que “esta es una modalidad que se encuadra como asociación ilícita y extorsión. En algunos casos, si las víctimas no pagaban intentaban sumarlas a la banda extorsionándolas. Las personas involucradas serán expulsadas y no podrán volver a ingresar nunca más a nuestro país”.

Hasta el momento, el monto del flujo de dinero en el período que duró la investigación, se calcula en 10 millones de pesos. Los mismos fueron encajados en préstamos informales, con tasa de usura del 900 por ciento, lo que quintuplica los intereses de entidades financieras o tarjetas de crédito.

El jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, aseguró en la conferencia de prensa que la organización  se instaló en varias regiones del país "hace cinco o siete años".

Roncaglia afirmó que actuaban "en Argentina, Brasil y Paraguay de acuerdo a la situación económica", que "el dinero está probado que venía de Brasil en efectivo" y que "hay vínculos con el narcotráfico", ya que se asociaban con ellos para "lavar" e "invertir" su dinero en efectivo.

El jefe policial contó que las víctimas era gente "muy pobre" que sufría "lesiones y atentados" si no pagaba los préstamos y que el dinero recaudado era enviado "utilizando couriers internacionales en bajas cantidades nominales hacia Colombia".

El Juzgado de Instrucción y Correccional de la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, a cargo de Martín Vega, ordenó el allanamiento simultáneo de 50 domicilios y galpones de distintas ciudades entrerrianas, correntinas y en Bahía Blanca.

En ellos se detuvo a 69 personas, mientras que otras 26 fueron afectadas a la causa, y de esas 95, 70 de son hombres y 25 mujeres, de distintas nacionalidades: 81 colombianos, ocho venezolanos y seis argentinos.

Respecto al dinero secuestrado, hay 1.717.126 pesos argentinos, 8.671 dólares, 541.667 bolívares, 19.000 pesos chilenos, 1.091.871 pesos colombianos, 36.000 guaraníes, 50 pesos mexicanos, 200 monedas sirias, 10 soles peruanos y 2 reales.

Los pesquisas también se incautaron de dos armas, 12 automóviles, 65 motocicletas, 111 celulares, 60 gramos de cocaína y otros elementos de interés para la causa, como cuadernos con anotaciones de los préstamos.