Lunes 28de Septiembre de 2020CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

Lunes 28de Septiembre de 2020CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

El jazz en Asunción como si estuvieras en tu casa

La región está conectada, no hay dudas. Este género sirve de enlace para estar vinculados, a través de las diferentes tonalidades tímbricas que propone. Así pasaron las dos primeras fechas de un festival que está inserto en el Mercosur y revaloriza sus raíces musicales, con diferentes armonías para el goce del público local y visitantes. 
Escalandrum. El sexteto explicó cómo funciona el grupo al momento de componer y actuar.
Excelencia. Lizza Bogado emocionó al público con una gran voz.
Al frente. Piñero interpretó clásicos del jazz con una buena ejecución de la trompeta.
Chilenos. Felipe Duhart mostró nuevas inspiraciones basadas en este género.

Bruno Ariel Gimenez

bgimenez@ellitoral.com.ar

Asunción. Enviado especial

El primer contacto con Paraguay fue con el canto de los pájaros, ya con la madrugada despidiéndose y dándole la bienvenida al amanecer que se acercaba a lo lejos. Apenas un viento fresco, y en una radio portátil, en el canasto de una señora que ofrecía cocido y chipá, sonando el legendario “Kilómetro 11” de don Mario del Tránsito Cocomarola, en una versión instrumental. Me di cuenta de que no estaba lejos de casa. Estaba, apenas, a poco más de 300 kilómetros.

“¿Dónde estamos?”, le pregunté al agente de migraciones del vecino país. “En Puerto Falcón, señor. República del Paraguay”, me respondió. Antes me había interrogado: “¿A qué se dedica?”. “Soy periodista”, le contesté. Me devolvió mi DNI y seguí caminando hasta el colectivo que iba a seguir su viaje y llevarme hasta la capital del vecino país, Asunción.

Por primera vez, la profesión me llevaba a conocer Paraguay. La misión: asistir al Asunjazz 2019, el festival de jazz más grande de la región más el plus de ser partícipe de un sinfín de situaciones y vivencias que confirmaban que no estaba lejos de casa.

Así, el primer contacto con el festival que organiza la Dirección de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción, AsuViva y el Centro Cultural Paraguayo Americano fue en el Mercado 4 y su nuevo e inmenso comedor. Mientras el arpista local Juanjo Corbalán armaba su set junto con Sebastián Ramírez (percusión) y Lara Barreto (saxo), me senté en una gran mesa familiar, de varias que había, a degustar una porción de chipá guazú, preparado por Laurita, una de las tantas ofertas gastronómicas del local atendido por sus propios dueños. Anteriormente, con los colegas y nuestro guía del evento, ya habíamos tomado dos jarras de jugo de frambuesa mezclada con agua. Una delicia.

Ya con la panza llena, llegó el momento de poner al corazón contento. Y el set de Juanjo Corbalán, quien rescata sonoridades de la música popular, combinándolas con elementos de ritmos tradicionales paraguayos y latinoamericanos e influencias jazzísticas, lo hizo cuando incluyó una formidable versión del clásico “Merceditas”. Y una vez más, esos poco más de 340 km que separan Corrientes de Asunción, no parecían ser tantos.

Había llovido por la mañana. A la siesta se hizo presente lo característico de nuestra región: la humedad. Pero casi siempre la naturaleza nos da una oportunidad, y por la noche la humedad mermó y llegó el fresco, como también los primeros conciertos en el Patio Leonor de la Manzana de la Rivera.

En la difícil tarea, pero no menos grata, de abrir el festival estuvo el oriundo de Villarrica y residente en Encarnación, el guitarrista Gustavo Sánchez Haase junto con The Posadas Jung Band. La presentación sirvió para mostrar alguna de sus nuevas composiciones y reversionar algunos clásicos del rhythm & blues.

Hasse estuvo muy bien sostenido por la base de los argentinos Jorge Pili Gonzalvez, en tuba, washtub y bajo acústico, y Gabriel Tito Agulla, en guitarra resonadora slide.

Con un auditorio colmado y con la presencia de autoridades nacionales e internacionales, se presentó Lizza Bogado junto con Pedro Martínez Trío. La encantadora voz del Paraguay cautivó al público con piezas clásicas tradicionales, como también, con sus interpretaciones de canciones de la región. Por eso, cuando presentó “Oración del Remanso” de Jorge Fandermole, no hice más que navegar por los ríos Paraguay y Paraná para llegar nuevamente a mi casa, estando en Asunción.

Pero como el jazz nos permite enlazarnos, tampoco me desprendí de la propuesta en escena de Felipe Duhart Quinteto de Chile y que por primera vez se presentaba en estas tierras. Con temas de su último disco “Huerquehue” (2018), entre otros, el compositor chileno dejó alto la vara, sostenido por unos compañeros de vitales ejecuciones, sobre todo, por Agustín Moya (saxo tenor), bien al frente y el pianista Oscar Pizarro, quien deslumbró con algunos solos. 

Segunda jornada urbana

El tiempo estaba mejor que el jueves. La humedad se había ido. La ciudad seguía su movimiento constante. Algunas obras en las calles modificaban el recorrido de autos y del transporte urbano. En este marco, llegó el grupo Escalandrum a la Sala Baudilio Alió del Teatro Municipal, donde brindó una charla magistral sobre “Nuestro enfoque para hacer música”.

Allí los integrantes de la agrupación, quienes se encuentran festejando 20 años de trayectoria, expusieron, ante un nutrido auditorio, sobre cómo es el ensamble que realizan al momento de componer y actuar. El diálogo fue ameno y muy didáctico. 

Por la noche, el notable Centro Paraguayo Japonés (inaugurado el 23 de agosto de 1988, construida sobre una superficie de 7.000 m2) fue el epicentro de la segunda velada. Por más de que el auditorio era más grande que la Manzana de la Rivera, el público ocupó las casi 500 butacas de capacidad. No era para menos: la oferta musical ofrecía a la orquesta de jazz del Centro Cultural Paraguayo Americano data (Ccpa Jazz Quintet), Escalandrum y la saxofonista de Tia Fuller de EE. UU.   

El quinteto local integrado por Seba Ramírez, en percusión; Jonathan Piñero, en trompeta; José Alejandro Cabrera, en guitarra; Víctor Alvarez, en piano y teclado; y Paula Rodríguez, en contrabajo, y con los invitados: Marcelo Díaz (saxofón) y Javier Cedeño (congas) cumplió con un set list muy impecable y una sobresaliente actuación de Piñero al frente de la agrupación. También fue descomunal la presentación de Cedeño que se animó a percutir sobre el contrabajo de Rodríguez.

Luego, llegó el turno del sexteto formado por Daniel “Pipi” Piazzolla, Escalandrum, banda que se encuentran presentando “Studio 2”, grabado en los míticos estudios de Abbey Road, y festejando sus 20 años de carrera. La lista de temas incluyó: “Misterioso”, “Momo”, “Bagualera”, “Lolo”, “Acuático” y “Milonga en re de Astor Piazzolla”. Arriba del escenario del teatro Agustín Pío Barrios demostraron, una vez más, que son el grupo por excelencia del jazz argentino y con mucho acento porteño. 

Termina hoy

El programa de actividades para este sábado, la última de la edición 2019, tiene previsto las actuaciones, en la plaza de la Democracia, de Palma Loma Blues y Nico Vera Alma Soul, ambos de Paraguay; Ozma Quintet de Francia y Cameron Graves de Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error