ellitoral.com.ar

Domingo 08de Diciembre de 2019CORRIENTES30°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,25

Un Gauchito Gil:  una película de mitos y experiencias narradas desde el Iberá

El film correntino que ya se estrenó en India, África y Brasil, está construido a a partir de historias de los pobladores de la zona. Jorge Román, el actor que protagonizó a Monzón y Celso Franco, de la película paraguaya 7 Cajas, fueron parte de un elenco que intentó mostrar al personaje popular desde una visión simbólica, mitológica y ancestral.

Héctor Soto, uno de los personajes principales fue protagonizado por el actor paraguayo Celso Franco.
Joaquin Pedretti, el correntino director de la película que ya se estrenó en África, India y Brasil. Próximamente lo hará en Corrientes.

Con la intención de trasladar a un territorio de simbolismos, mitos y sueños, la película “Un gauchito Gil” busca mostrar la historia del santo popular desde otra óptica. A través de la fusión de las experiencias y vivencias de los pobladores de los Esteros del Iberá, los correntinos Joaquin Pedretti y Pablo González Dadone, intentaron no abordar la “historia oficial”, sino más bien hacerlo desde un lugar desconocido , simbólico y natural. 

“Intenté adaptar al cine la forma en que la gente del estero profundo me contó ciertos encuentros mágicos con los mitos”, dijo Pedretti a el ellitoral.com.ar.

La película es una coproducción entre Carambola Cine y la Productora de la Tierra y contó con la participación de los actores  Jorge Román, el formoseño que personificó a Monzón en la serie producida por Space, y de Celso Franco, quien protagonizó la película paraguaya Siete Cajas, premiada en varios festivales internacionales.

“Jorge es de nuestra región, puede hablar como si fuera de Corrientes y tiene un manejo de su cuerpo, de la palabra y de ciertas cuestiones de oficio que para mi fueron importantes a la hora de hacer la película”, aseguró el director. 

Asimismo, en Celso encontraron lo necesario para representar a Héctor Soto, quien en el film es un peón rural que atraviesa los Esteros del Iberá en busca de un niño que perdió en un accidente y para hallarlo, deberá convertirse en el santo popular. 

“Era necesario que ese personaje no solo hable guaraní, sino que sea del campo. Celso creció en el campo, en Paraguay, y cumplía con todos los requisitos. Cuando lo conocí fuimos a un parque después de tomar un café, le pedí que mire a cámara y diga ‘Yo soy Hector Soto’, y ahí para mí ya quedó claro que era él”, comentó Pedretti. 

El elenco además está integrado por el misionero Cristian Salguero, el correntino 'Chirola' Fernández y habitantes nativos de los Esteros quienes con sus historias, lograron la inspiración de esta producción. 

Un gauchito Gil, fue filmada en 2017 durante siete semanas en los alrededores de Caá Catí (Estancia Paso Laurel), Loreto (Estancia San Juan Poriajú) y en el paraje Carambola de Concepción del Yaguareté Corá, de la provincia de Corrientes. Fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de la India, el más antiguo de Asia; en Florianópolis Audiovisual Mercosur (FAM),  en el Festival Cartago en Túnez, África y próximamente hará lo propio en Corrientes.

Para Pedretti, poder llevar este proyecto que lo representa a otras partes del mundo significa un privilegio ya que nota el interés de las personas de otros lugares y de culturas tan diferentes en conocer la parte de la historia correntina que quizás no es la “oficial”, sino más bien “la del interior del interior” que para él es la que menos se muestra y se ve. 

Al mismo tiempo lamentó que hacer cine sea una labor muy poco valorada en la sociedad . “Preferiría que la gente entienda que aparte de cultura, estamos generando puestos de trabajo, pero al parecer hay que aceptar que para muchos es algo muy difícil de entender y que prefieren comprar cultura de afuera, enlatada y vertical”, deslizó. 

Su definición sobre el cine es que da la posibilidad de meterte en otro mundo, otro tiempo y es por eso que en las experiencias de los pobladores de la zona, encontró el nexo justo para contar una historia diferente. 

Ante la pregunta de cómo explicaría al pueblo correntino esta película, Pedretti respondió:

“Les diría que intenté transmitir con todo respeto ciertas historias y experiencias mitológicas del estero profundo. Relatos ancestrales que tienen mucho valor, y que ojalá los sepan ver y escuchar como eso, como una experiencia que no hace falta entender, sino más bien aceptar.”

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Un Gauchito Gil:  una película de mitos y experiencias narradas desde el Iberá

El film correntino que ya se estrenó en India, África y Brasil, está construido a a partir de historias de los pobladores de la zona. Jorge Román, el actor que protagonizó a Monzón y Celso Franco, de la película paraguaya 7 Cajas, fueron parte de un elenco que intentó mostrar al personaje popular desde una visión simbólica, mitológica y ancestral.

Con la intención de trasladar a un territorio de simbolismos, mitos y sueños, la película “Un gauchito Gil” busca mostrar la historia del santo popular desde otra óptica. A través de la fusión de las experiencias y vivencias de los pobladores de los Esteros del Iberá, los correntinos Joaquin Pedretti y Pablo González Dadone, intentaron no abordar la “historia oficial”, sino más bien hacerlo desde un lugar desconocido , simbólico y natural. 

“Intenté adaptar al cine la forma en que la gente del estero profundo me contó ciertos encuentros mágicos con los mitos”, dijo Pedretti a el ellitoral.com.ar.

La película es una coproducción entre Carambola Cine y la Productora de la Tierra y contó con la participación de los actores  Jorge Román, el formoseño que personificó a Monzón en la serie producida por Space, y de Celso Franco, quien protagonizó la película paraguaya Siete Cajas, premiada en varios festivales internacionales.

“Jorge es de nuestra región, puede hablar como si fuera de Corrientes y tiene un manejo de su cuerpo, de la palabra y de ciertas cuestiones de oficio que para mi fueron importantes a la hora de hacer la película”, aseguró el director. 

Asimismo, en Celso encontraron lo necesario para representar a Héctor Soto, quien en el film es un peón rural que atraviesa los Esteros del Iberá en busca de un niño que perdió en un accidente y para hallarlo, deberá convertirse en el santo popular. 

“Era necesario que ese personaje no solo hable guaraní, sino que sea del campo. Celso creció en el campo, en Paraguay, y cumplía con todos los requisitos. Cuando lo conocí fuimos a un parque después de tomar un café, le pedí que mire a cámara y diga ‘Yo soy Hector Soto’, y ahí para mí ya quedó claro que era él”, comentó Pedretti. 

El elenco además está integrado por el misionero Cristian Salguero, el correntino 'Chirola' Fernández y habitantes nativos de los Esteros quienes con sus historias, lograron la inspiración de esta producción. 

Un gauchito Gil, fue filmada en 2017 durante siete semanas en los alrededores de Caá Catí (Estancia Paso Laurel), Loreto (Estancia San Juan Poriajú) y en el paraje Carambola de Concepción del Yaguareté Corá, de la provincia de Corrientes. Fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de la India, el más antiguo de Asia; en Florianópolis Audiovisual Mercosur (FAM),  en el Festival Cartago en Túnez, África y próximamente hará lo propio en Corrientes.

Para Pedretti, poder llevar este proyecto que lo representa a otras partes del mundo significa un privilegio ya que nota el interés de las personas de otros lugares y de culturas tan diferentes en conocer la parte de la historia correntina que quizás no es la “oficial”, sino más bien “la del interior del interior” que para él es la que menos se muestra y se ve. 

Al mismo tiempo lamentó que hacer cine sea una labor muy poco valorada en la sociedad . “Preferiría que la gente entienda que aparte de cultura, estamos generando puestos de trabajo, pero al parecer hay que aceptar que para muchos es algo muy difícil de entender y que prefieren comprar cultura de afuera, enlatada y vertical”, deslizó. 

Su definición sobre el cine es que da la posibilidad de meterte en otro mundo, otro tiempo y es por eso que en las experiencias de los pobladores de la zona, encontró el nexo justo para contar una historia diferente. 

Ante la pregunta de cómo explicaría al pueblo correntino esta película, Pedretti respondió:

“Les diría que intenté transmitir con todo respeto ciertas historias y experiencias mitológicas del estero profundo. Relatos ancestrales que tienen mucho valor, y que ojalá los sepan ver y escuchar como eso, como una experiencia que no hace falta entender, sino más bien aceptar.”