Ciclón en Africa: devastación, muertes y el “milagro” de nacer en un árbol
ellitoral.com.ar

Jueves 27 de Junio de 2019 CORRIENTESPronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $41,70

Dolar Venta: $43,70

Ciclón en Africa: devastación, muertes y el “milagro” de nacer en un árbol

imagen_1

Las noticias que dejó el paso del ciclón Idai en Zimbabwe, Mozambique y Malaui la semana pasada son un relato de devastación pura: con casi 2 millones de personas afectadas, la mitad, chicos. Pero el milagro de la vida llegó cuando acechaba la muerte.
Una joven zimbabuense dio a luz a su hijo mientras se refugiaba subida a un árbol de las inundaciones que arrasaron el país con el paso del ciclón Idai que dejó cerca de 700 muertos y 770.000 damnificados directos en los tres países.
Eran las diez de la noche del 15 de marzo cuando Tariro Guvakuva y su esposo escucharon un “ruido enorme de montaña” cerca de su casa, en Chimanimani, en el este del país y uno de los distritos más afectados por las inundaciones y los deslizamientos de tierra que sepultaron a docenas de personas. Al menos 259 personas fueron halladas muertas entre este distrito y el de Chipinge.
“Vimos cómo el agua destruía el jardín y la casa. Nos subimos a una roca, pero la roca se volvió inestable y tuvimos que subir la montaña”, la madre continuaba su relato a la televisión nacional ZBC. Tras haber andado parte de la pendiente y ya subidos en la rama de un árbol para evitar ser arrastrados por el lodo y las aguas del temporal, empezó el parto. “Di a luz a mi bebé con la ayuda de mi esposo”, explicaba la Guvakuva desde el hospital Chipinge.
Su hijo se llama Anesu, que quiere decir “Dios está con nosotros” en idioma shona.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Ciclón en Africa: devastación, muertes y el “milagro” de nacer en un árbol

Las noticias que dejó el paso del ciclón Idai en Zimbabwe, Mozambique y Malaui la semana pasada son un relato de devastación pura: con casi 2 millones de personas afectadas, la mitad, chicos. Pero el milagro de la vida llegó cuando acechaba la muerte.
Una joven zimbabuense dio a luz a su hijo mientras se refugiaba subida a un árbol de las inundaciones que arrasaron el país con el paso del ciclón Idai que dejó cerca de 700 muertos y 770.000 damnificados directos en los tres países.
Eran las diez de la noche del 15 de marzo cuando Tariro Guvakuva y su esposo escucharon un “ruido enorme de montaña” cerca de su casa, en Chimanimani, en el este del país y uno de los distritos más afectados por las inundaciones y los deslizamientos de tierra que sepultaron a docenas de personas. Al menos 259 personas fueron halladas muertas entre este distrito y el de Chipinge.
“Vimos cómo el agua destruía el jardín y la casa. Nos subimos a una roca, pero la roca se volvió inestable y tuvimos que subir la montaña”, la madre continuaba su relato a la televisión nacional ZBC. Tras haber andado parte de la pendiente y ya subidos en la rama de un árbol para evitar ser arrastrados por el lodo y las aguas del temporal, empezó el parto. “Di a luz a mi bebé con la ayuda de mi esposo”, explicaba la Guvakuva desde el hospital Chipinge.
Su hijo se llama Anesu, que quiere decir “Dios está con nosotros” en idioma shona.