Aseguran que la lluvia del sábado fue una de las más intensas de los últimos 30 años
ellitoral.com.ar

Martes 18de Junio de 2019CORRIENTES15°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,00

Dolar Venta:$45,00

Aseguran que la lluvia del sábado fue una de las más intensas de los últimos 30 años

Aunque hubo registros más altos en 2017, los 150 milímetros del sábado cayeron en pocas horas, generando serios problemas. Desde la Comuna sostienen que con el plan hídrico la situación mejoró en ciertos sectores.
 

imagen_1

Fueron 150 los milímetros de agua que cayeron durante la jornada del sábado en la ciudad y que terminaron generando serias dificultades en la zona céntrica y los barrios, que se inundaron. El registro es uno de los más altos de los últimos tiempos y además, según señalaron, el corto período que duró el temporal lo convirtió en uno de los más severos. 
Desde Defensa Civil señalaron al respecto que la lluvia del sábado fue la más fuerte desde 1986. Es decir, la más intensa de los últimos 33 años. En este sentido, vale aclarar que se dieron varios registros más altos en el últimos tiempos, pero aseguran que no fueron en tan pocas horas. 
Sin ir más lejos, en abril de 2017, hace exactamente dos años, cayeron 211 milímetros en poco más de 24 horas, pero ahora fueron 150 mm en cinco horas aproximadamente. Justamente este factor fue el que generó los mayores problemas, ya que el agua se acumuló y los desagües no dieron abasto para escurrir. 
Desde el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (Icaa) comunicaron ayer que el sábado a la mañana se registró una importante intensidad en la caída de agua. Según señalaron, las precipitaciones tuvieron picos de 187 milímetros por hora, lo que representa una marca récord comparada con los últimos datos disponibles.
Por su parte, desde el Municipio sostienen que las condiciones mejoraron respecto a temporales anteriores. Según señalaron, las obras preventivas que se llevaron adelante en el último tiempo mitigaron las consecuencias del agua, que escurrió más rápido. 
Sobre esta cuestión, el intendente Eduardo Tassano expresó que “se cumple en diferentes zonas y donde trabajamos, se notan las mejoras”. Además, el jefe comunal expresó que “la esquina de Ferré y España a las tres horas estaba normalizada”, y agregó: “En Alta Gracia, los efectos fueron mínimos”.
Desde la Comuna reiteraron que el plan hídrico se encuentra en ejecución y que consta de tres etapas. En primer término la limpieza y desobstrucción de canales, las pequeñas obras de reparación y acondicionamiento y por último los ductos troncales que representan las intervenciones de mayor importancia y complejidad. 
En este último punto, sobresale la planificación de un desagüe subterráneo que pasará por debajo de Ex Vía, y que se espera que ayude a escurrir el agua de varios sectores de la ciudad; aunque aún no tiene fecha de inicio. Asimismo, el intendente reiteró la intención de instalar una central de bombeo en el parque Cambá Cuá para evitar complicaciones de anegamiento, tales como las que se dan cada vez que hay lluvias copiosas. 
Por último, el Intendente reconoció las dificultades y destacó los avances que se lograron. Además, identificó algunos sectores considerados de cuidado y en los que son necesarias obras de infraestructura hídrica. “Hay lugares complicados como las avenidas Chacabuco y Cazadores Correntinos, donde se necesitan obras más grandes y costosas”, consideró Eduardo Tassano. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Aseguran que la lluvia del sábado fue una de las más intensas de los últimos 30 años

Aunque hubo registros más altos en 2017, los 150 milímetros del sábado cayeron en pocas horas, generando serios problemas. Desde la Comuna sostienen que con el plan hídrico la situación mejoró en ciertos sectores.
 

<p>Anegamiento. El agua inundó gran parte de la ciudad y la situación se normalizó después de escampar. </p>

Anegamiento. El agua inundó gran parte de la ciudad y la situación se normalizó después de escampar. 

Fueron 150 los milímetros de agua que cayeron durante la jornada del sábado en la ciudad y que terminaron generando serias dificultades en la zona céntrica y los barrios, que se inundaron. El registro es uno de los más altos de los últimos tiempos y además, según señalaron, el corto período que duró el temporal lo convirtió en uno de los más severos. 
Desde Defensa Civil señalaron al respecto que la lluvia del sábado fue la más fuerte desde 1986. Es decir, la más intensa de los últimos 33 años. En este sentido, vale aclarar que se dieron varios registros más altos en el últimos tiempos, pero aseguran que no fueron en tan pocas horas. 
Sin ir más lejos, en abril de 2017, hace exactamente dos años, cayeron 211 milímetros en poco más de 24 horas, pero ahora fueron 150 mm en cinco horas aproximadamente. Justamente este factor fue el que generó los mayores problemas, ya que el agua se acumuló y los desagües no dieron abasto para escurrir. 
Desde el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (Icaa) comunicaron ayer que el sábado a la mañana se registró una importante intensidad en la caída de agua. Según señalaron, las precipitaciones tuvieron picos de 187 milímetros por hora, lo que representa una marca récord comparada con los últimos datos disponibles.
Por su parte, desde el Municipio sostienen que las condiciones mejoraron respecto a temporales anteriores. Según señalaron, las obras preventivas que se llevaron adelante en el último tiempo mitigaron las consecuencias del agua, que escurrió más rápido. 
Sobre esta cuestión, el intendente Eduardo Tassano expresó que “se cumple en diferentes zonas y donde trabajamos, se notan las mejoras”. Además, el jefe comunal expresó que “la esquina de Ferré y España a las tres horas estaba normalizada”, y agregó: “En Alta Gracia, los efectos fueron mínimos”.
Desde la Comuna reiteraron que el plan hídrico se encuentra en ejecución y que consta de tres etapas. En primer término la limpieza y desobstrucción de canales, las pequeñas obras de reparación y acondicionamiento y por último los ductos troncales que representan las intervenciones de mayor importancia y complejidad. 
En este último punto, sobresale la planificación de un desagüe subterráneo que pasará por debajo de Ex Vía, y que se espera que ayude a escurrir el agua de varios sectores de la ciudad; aunque aún no tiene fecha de inicio. Asimismo, el intendente reiteró la intención de instalar una central de bombeo en el parque Cambá Cuá para evitar complicaciones de anegamiento, tales como las que se dan cada vez que hay lluvias copiosas. 
Por último, el Intendente reconoció las dificultades y destacó los avances que se lograron. Además, identificó algunos sectores considerados de cuidado y en los que son necesarias obras de infraestructura hídrica. “Hay lugares complicados como las avenidas Chacabuco y Cazadores Correntinos, donde se necesitan obras más grandes y costosas”, consideró Eduardo Tassano.