ellitoral.com.ar

Domingo 15 de Septiembre de 2019 CORRIENTES28°Pronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $54,25

Dolar Venta: $57,50

Continúa la crisis por el cierre de puertos de Italia

El desembarco de los migrantes del barco de la ONG española Pro Activa Open Arms en la isla de Lampedusa no supuso el fin de la crisis provocada por la política de cierre de puertos italiana, ya que otro buque humanitario bloqueado alertó ayer de una “emergencia psicológica”, mientras los rescatistas españoles fueron advertidos de una posible multa millonaria por haber salvado vidas en peligro sin permiso. El barco Ocean Vikings, que navega en aguas internacionales del Mediterráneo con 365 náufragos rescatados la mayoría hace 12 días, celebró que los 83 migrantes del Open Arms ya estén en tierra a pesar de que el desenlace del conflicto generó una gran ansiedad a bordo.
“En estos momentos, la emergencia a bordo más importante es psicológica”, dijo Lucas Pigozzi, médico del buque.
“Estas personas han sufrido y están sufriendo un gran trauma” ya que “muchos han sido víctimas de tortura y de violencia sexual en Libia”, explicó el médico.
“Pedimos un puerto seguro lo más rápido posible”, afirmó ayer el presidente de Médicos Sin Fronteras, David Noguera.
“Esperamos que no se repita el episodio vergonzoso del Open Arms, fruto de una política europea errática, de liderazgos mediocres”, añadió Noguera, tras advertir el deterioro físico y psicológico que están sufriendo los migrantes y refugiados.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Continúa la crisis por el cierre de puertos de Italia

El desembarco de los migrantes del barco de la ONG española Pro Activa Open Arms en la isla de Lampedusa no supuso el fin de la crisis provocada por la política de cierre de puertos italiana, ya que otro buque humanitario bloqueado alertó ayer de una “emergencia psicológica”, mientras los rescatistas españoles fueron advertidos de una posible multa millonaria por haber salvado vidas en peligro sin permiso. El barco Ocean Vikings, que navega en aguas internacionales del Mediterráneo con 365 náufragos rescatados la mayoría hace 12 días, celebró que los 83 migrantes del Open Arms ya estén en tierra a pesar de que el desenlace del conflicto generó una gran ansiedad a bordo.
“En estos momentos, la emergencia a bordo más importante es psicológica”, dijo Lucas Pigozzi, médico del buque.
“Estas personas han sufrido y están sufriendo un gran trauma” ya que “muchos han sido víctimas de tortura y de violencia sexual en Libia”, explicó el médico.
“Pedimos un puerto seguro lo más rápido posible”, afirmó ayer el presidente de Médicos Sin Fronteras, David Noguera.
“Esperamos que no se repita el episodio vergonzoso del Open Arms, fruto de una política europea errática, de liderazgos mediocres”, añadió Noguera, tras advertir el deterioro físico y psicológico que están sufriendo los migrantes y refugiados.