ellitoral.com.ar

Sabado 19 de Octubre de 2019 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $56,50

Dolar Venta: $60,00

Lohrmann dijo conocer quién planificó el secuestro de Christian Schaerer

Rodolfo “El Ruso” Lohrmann tiene 54 años. Entre 2003 y 2016 fue el argentino más buscado por Interpol, acusado de ser uno de los cabecillas de la banda que secuestró al estudiante correntino.
 

Rodolfo Lohrmann, más conocido como “Ruso”, está preso desde 2016 en Portugal por una serie de robos luego de ser buscado por la Interpol por 13 años. 
Por primera vez tuvo una comunicación con un medio argentino, dando a conocer detalles de su vida. Al referirse al secuestro y desaparición de Christian Schaerer fue contundente “este lío lo armó un caño largo arrepentido que no aguantó la presión”.
El 21 de septiembre de 2003 el joven estudiante correntino fue secuestrado en la puerta de su casa del barrio Las Tejas en la ciudad de Corrientes. A casi 16 años del hecho, su destino sigue siendo un misterio.
Luego de las primeras investigaciones del caso, se rastreó a los delincuentes Rodolfo Lohrmann y José Horacio Maidana como los responsables de la banda que perpetró el hecho. Sin embargo nadie sabía el paradero de “Ruso” y “Potrillo”, sus respectivos apodos. Es por ello que desde ese año estaban en la lista de los criminales más buscados por la Interpol.
En febrero de 2017 se conoció la noticia de que ambos estaban presos en Portugal, acusados de cometer robos desde noviembre del año anterior. Con eso se puso fin a 14 años de búsqueda.
Lohrmann siempre se mostró reacio a hablar con la prensa, pero Nahuel Gallota, periodista de Clarín logró enviarle una carta con preguntas al reo a través de su abogado portugués. El criminal respondió con una extensa misiva de 40 páginas escritas a mano.
Hablando de diversos temas y sus comienzos en el mundo criminal, comentó que en 2002 regresó a una Argentina que sufría una gran crisis económica con el corralito todavía vigente. “Todo el mundo tenía sus ahorros en la casa. Cómo sacárselo era la pregunta del millón”, comentó. La respuesta fue armando una banda para hacer secuestros.
Sin embargo, evitó dar mayores precisiones sobre las acusaciones que lo sindican como el responsable del secuestro de Christian Schaerer. “De la acusación que me hacen del caso de Christian Schaerer no te puedo decir nada”, aseveró.
“Cuando vinieron a visitarme el Juez federal, el fiscal y el fiscal general de la República, no declaré. Hablamos de la vida, de todo un poco, pero cuando me quisieron interrogar, dije que no iba a hablar. Me ofrecieron arreglos de todo tipo, protección y todo lo que ya conocés de la Ley del Arrepentido. Y una condena menor a la mitad de la que me correspondería si declaraba, pero me negué a hacerlo”, relató en su carta según publicó el medio porteño. Ya tiene en su poder la causa completa.
Sin embargo, pese a esa cautela inicial dio un macabro detalle: “Lo único que te digo es que a todo este lío lo armó un caño largo arrepentido que no aguantó la presión del zapato que le apretó el pie”. 
Agregó en tanto que “para limpiar su culo hizo condenar a 25 años a todo el mundo tirándole mierda a los demás. Contó mentiras y metió en la bolsa a mujeres, niños, abuelas y estudiantes”.
“Hay como 15 personas inocentes para cuando en esos trabajos no participan más de 4 o 5 personas. A la mayoría le dieron 25 años y yo sé que me espera lo mismo. A su debido tiempo te voy a ir contando cómo va a correr todo esto y terminar este cuento. Por carta sólo podemos hablar bien sobre mis delitos prescriptos o los que ya no tengo que pagar...”.

¿Te gustó la nota?

Sin pistas del paradero del  joven estudiante

Christian Schaerer fue secuestrado el domingo 21 de septiembre de 2003 en la puerta de su vivienda, ubicada en el barrio Las Tejas de la capital correntina. 
Por su rescate se pagó en noviembre de ese mismo año aproximadamente 273 mil dólares.
 Sin embargo, nunca lo liberaron. 
“No quiero juicio, ni nada, quiero que me diga dónde está Christian”, resumió la madre del estudiante en su momento al conocer sobre la captura de los líderes de la banda de secuestradores. A su vez, con tono esperanzador dijo: “Sabía que no estaba muerto, él, por Lohrmann, tenía protección de alguien”. Pompeya Gómez se ilusiona con la idea de que los detenidos puedan decirle, finalmente, dónde está su hijo. 

Comentarios
Logo

Lohrmann dijo conocer quién planificó el secuestro de Christian Schaerer

Rodolfo “El Ruso” Lohrmann tiene 54 años. Entre 2003 y 2016 fue el argentino más buscado por Interpol, acusado de ser uno de los cabecillas de la banda que secuestró al estudiante correntino.
 

Rodolfo Lohrmann, más conocido como “Ruso”, está preso desde 2016 en Portugal por una serie de robos luego de ser buscado por la Interpol por 13 años. 
Por primera vez tuvo una comunicación con un medio argentino, dando a conocer detalles de su vida. Al referirse al secuestro y desaparición de Christian Schaerer fue contundente “este lío lo armó un caño largo arrepentido que no aguantó la presión”.
El 21 de septiembre de 2003 el joven estudiante correntino fue secuestrado en la puerta de su casa del barrio Las Tejas en la ciudad de Corrientes. A casi 16 años del hecho, su destino sigue siendo un misterio.
Luego de las primeras investigaciones del caso, se rastreó a los delincuentes Rodolfo Lohrmann y José Horacio Maidana como los responsables de la banda que perpetró el hecho. Sin embargo nadie sabía el paradero de “Ruso” y “Potrillo”, sus respectivos apodos. Es por ello que desde ese año estaban en la lista de los criminales más buscados por la Interpol.
En febrero de 2017 se conoció la noticia de que ambos estaban presos en Portugal, acusados de cometer robos desde noviembre del año anterior. Con eso se puso fin a 14 años de búsqueda.
Lohrmann siempre se mostró reacio a hablar con la prensa, pero Nahuel Gallota, periodista de Clarín logró enviarle una carta con preguntas al reo a través de su abogado portugués. El criminal respondió con una extensa misiva de 40 páginas escritas a mano.
Hablando de diversos temas y sus comienzos en el mundo criminal, comentó que en 2002 regresó a una Argentina que sufría una gran crisis económica con el corralito todavía vigente. “Todo el mundo tenía sus ahorros en la casa. Cómo sacárselo era la pregunta del millón”, comentó. La respuesta fue armando una banda para hacer secuestros.
Sin embargo, evitó dar mayores precisiones sobre las acusaciones que lo sindican como el responsable del secuestro de Christian Schaerer. “De la acusación que me hacen del caso de Christian Schaerer no te puedo decir nada”, aseveró.
“Cuando vinieron a visitarme el Juez federal, el fiscal y el fiscal general de la República, no declaré. Hablamos de la vida, de todo un poco, pero cuando me quisieron interrogar, dije que no iba a hablar. Me ofrecieron arreglos de todo tipo, protección y todo lo que ya conocés de la Ley del Arrepentido. Y una condena menor a la mitad de la que me correspondería si declaraba, pero me negué a hacerlo”, relató en su carta según publicó el medio porteño. Ya tiene en su poder la causa completa.
Sin embargo, pese a esa cautela inicial dio un macabro detalle: “Lo único que te digo es que a todo este lío lo armó un caño largo arrepentido que no aguantó la presión del zapato que le apretó el pie”. 
Agregó en tanto que “para limpiar su culo hizo condenar a 25 años a todo el mundo tirándole mierda a los demás. Contó mentiras y metió en la bolsa a mujeres, niños, abuelas y estudiantes”.
“Hay como 15 personas inocentes para cuando en esos trabajos no participan más de 4 o 5 personas. A la mayoría le dieron 25 años y yo sé que me espera lo mismo. A su debido tiempo te voy a ir contando cómo va a correr todo esto y terminar este cuento. Por carta sólo podemos hablar bien sobre mis delitos prescriptos o los que ya no tengo que pagar...”.