ellitoral.com.ar

Sabado 28de Marzo de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$60,50

Dolar Venta:$65,50

26 de marzo

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1843... y los 108 abandonan el Campamento de Ñanduí. Los comandaba el general Joaquín Madariaga y retornaban a la provincia a liberarla del gobierno rosista que encabezaba Pedro Dionisio Cabral. El Campamento de Ñanduy era un paraje ubicado en Alegrete -estado de Río Grande del Sur, Brasil- en cuyas inmediaciones estuvieron refugiados los correntinos que emigraron después de la batalla de Arroyo Grande. 
El poder rosista se había instalado en Corrientes luego de la derrota que sufriera el ejército aliado que comandó Fructuoso Rivera en la batalla de Arroyo Grande (6-12-1842), resultado que obligó a numerosos correntinos a emigrar a países vecinos. Muchos de ellos comandados por Joaquín Madariaga se juramentaron en Ñanduy retornar a la provincia con afanes libertarios.
El 31 de marzo de ese año 1843 en horas de la noche efectuaron el cruce del río Uruguay a la altura de lo que hoy es Paso de los Libres, de allí la denominación de esta ciudad fronteriza, en virtud de que en esa jornada y por ese lugar “pasaron los libres...”.
Al internarse en territorio correntino se sumaron a esa legión en cadena los comandantes militares de varias regiones, como Nicanor Cáceres en Curuzú Cuatiá y otros más que lograron conformar una fuerza de 500 hombres a orillas del río Corriente.
Esta cruzada tardó 35 días en derrocar a las fuerzas rosistas que estaban en el gobierno de Corrientes, lo que posibilitó que más tarde se instalara un nuevo gobierno, el que fue presidido primero en forma interina por Madariaga desde el 16 de mayo, hasta que, finalmente, fue electo gobernador propietario por el nuevo Congreso Provincial el 21 de septiembre de ese año 1843.
 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

26 de marzo

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1843... y los 108 abandonan el Campamento de Ñanduí. Los comandaba el general Joaquín Madariaga y retornaban a la provincia a liberarla del gobierno rosista que encabezaba Pedro Dionisio Cabral. El Campamento de Ñanduy era un paraje ubicado en Alegrete -estado de Río Grande del Sur, Brasil- en cuyas inmediaciones estuvieron refugiados los correntinos que emigraron después de la batalla de Arroyo Grande. 
El poder rosista se había instalado en Corrientes luego de la derrota que sufriera el ejército aliado que comandó Fructuoso Rivera en la batalla de Arroyo Grande (6-12-1842), resultado que obligó a numerosos correntinos a emigrar a países vecinos. Muchos de ellos comandados por Joaquín Madariaga se juramentaron en Ñanduy retornar a la provincia con afanes libertarios.
El 31 de marzo de ese año 1843 en horas de la noche efectuaron el cruce del río Uruguay a la altura de lo que hoy es Paso de los Libres, de allí la denominación de esta ciudad fronteriza, en virtud de que en esa jornada y por ese lugar “pasaron los libres...”.
Al internarse en territorio correntino se sumaron a esa legión en cadena los comandantes militares de varias regiones, como Nicanor Cáceres en Curuzú Cuatiá y otros más que lograron conformar una fuerza de 500 hombres a orillas del río Corriente.
Esta cruzada tardó 35 días en derrocar a las fuerzas rosistas que estaban en el gobierno de Corrientes, lo que posibilitó que más tarde se instalara un nuevo gobierno, el que fue presidido primero en forma interina por Madariaga desde el 16 de mayo, hasta que, finalmente, fue electo gobernador propietario por el nuevo Congreso Provincial el 21 de septiembre de ese año 1843.