Camino a los 50: el puente Belgrano sigue siendo único entre tantos proyectos truncos
ellitoral.com.ar

Viernes 10de Julio de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$69,50

Dolar Venta:$74,50

Camino a los 50: el puente Belgrano sigue siendo único entre tantos proyectos truncos

El viaducto fue el primero en el país para cruzar el Paraná. El acto inaugural se realizó el 10 de mayo de 1973 ante una multitud. Hoy es el único brazo de unión física entre Corrientes y el Chaco. Resiste al tiempo. El proyecto del segundo puente volvió a frustrarse. 
 

imagen_0

El puente General Manuel Belgrano que une Corrientes con el Chaco cumple 47 años, una vía de interconexión clave en la región que hoy sigue siendo única y solitaria frente a los truncos intentos de avanzar en la construcción de un segundo viaducto interprovincial que pueda aliviar el saturado tránsito que se registra en las últimas décadas. 
La mole de cemento es protagonista de una postal ya clásica de la capital correntina y el constante aumento del paso vehicular es también una de las características centrales de su funcionamiento. Pero este año el aniversario se cumple -paradójicamente- con una inusual imagen de escaso tráfico sobre su cinta asfáltica, consecuencia de la emergencia sanitaria ante el avance de la covid-19 y sus restricciones en la circulación de personas. 
El puente Belgrano fue el primero en el país en cruzar el río Paraná y también la segunda conexión estratégica entre la Mesopotamia y el resto de la Argentina. La inauguración se realizó el 10 de mayo de 1973 en un multitudinario acto desarrollado sobre la mole y contó con la presencia del presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse.   
El viaducto es parte del trayecto de la Ruta Nacional 16 con una longitud total de infraestructura y accesos de 1.700 metros y un ancho de 11,9 metros: esto es 8,30 metros de calzada más los 3,60 metros de veredas peatonales. Su altura es de 83 metros y cuenta con un total de 32 pilares. El terraplén del lado chaqueño se extiende por 3.167 metros. 
En la obra trabajaron 1.300 personas y las empresas contratistas que lo construyeron fueron Ferrocemento SA, Empresa Umberto Girola e Impresit-Sideco SA, quienes ganaron la licitación en 1967. Las primeras tareas de construcción comenzaron en diciembre de 1968, según los registros históricos.

Tránsito y condiciones  
A casi medio siglo de su inauguración, el puente Belgrano soporta un intenso tránsito vehicular. De acuerdo con los registros oficiales, hasta principios de año circulaban más de 25 mil vehículos por día. Actualmente, en plena cuarentena por coronavirus y estrictos controles sanitarios en el acceso a Corrientes, además de estar interrumpido el servicio de colectivo interprovincial, se estima que transitan diariamente por el viaducto solamente unos 4.000 vehículos. 
De acuerdo con especialistas, las condiciones generales de la estructura no revisten grandes inconvenientes, pero requieren un mantenimiento constante, lo cual se fue concretando con mayor frecuencia en los últimos años.  
A la par se intensificaron las gestiones ante la Nación, tanto desde Corrientes como desde el Chaco y hasta de manera conjunta, para avanzar en la aprobación de un proyecto de construcción del segundo puente. Incluso, hace poco, hasta se puso una fecha de comienzo de la fase de licitación, agosto del 2018. Pero todo quedó trunco, de golpe (o no tanto).  
De esta manera, una vez más la iniciativa quedó sepultada por las constantes crisis económicas en el país y, en consecuencia, cayó toda posibilidad de financiamiento externo. Situaciones similares y con mucha influencia de cuestiones políticas y financieras adversas, ya se habían registrado en los 90 y la primera década del nuevo milenio. 
Por todo esto, el puente Belgrano permanece hoy como el único brazo de unión física entre Corrientes y Chaco, que resiste al tiempo y a cualquier descabellada intentona de romper el valioso hermanamiento entre ambas provincias, sea cual fuere el contexto.  
Hoy, a 47 años de su inauguración, el puente sigue siendo protagonista en la región, como en las clásicas postales correntinas, pero por sobre todo en la unión Corrientes-Chaco.
(GAL)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Camino a los 50: el puente Belgrano sigue siendo único entre tantos proyectos truncos

El viaducto fue el primero en el país para cruzar el Paraná. El acto inaugural se realizó el 10 de mayo de 1973 ante una multitud. Hoy es el único brazo de unión física entre Corrientes y el Chaco. Resiste al tiempo. El proyecto del segundo puente volvió a frustrarse. 
 

El puente General Manuel Belgrano que une Corrientes con el Chaco cumple 47 años, una vía de interconexión clave en la región que hoy sigue siendo única y solitaria frente a los truncos intentos de avanzar en la construcción de un segundo viaducto interprovincial que pueda aliviar el saturado tránsito que se registra en las últimas décadas. 
La mole de cemento es protagonista de una postal ya clásica de la capital correntina y el constante aumento del paso vehicular es también una de las características centrales de su funcionamiento. Pero este año el aniversario se cumple -paradójicamente- con una inusual imagen de escaso tráfico sobre su cinta asfáltica, consecuencia de la emergencia sanitaria ante el avance de la covid-19 y sus restricciones en la circulación de personas. 
El puente Belgrano fue el primero en el país en cruzar el río Paraná y también la segunda conexión estratégica entre la Mesopotamia y el resto de la Argentina. La inauguración se realizó el 10 de mayo de 1973 en un multitudinario acto desarrollado sobre la mole y contó con la presencia del presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse.   
El viaducto es parte del trayecto de la Ruta Nacional 16 con una longitud total de infraestructura y accesos de 1.700 metros y un ancho de 11,9 metros: esto es 8,30 metros de calzada más los 3,60 metros de veredas peatonales. Su altura es de 83 metros y cuenta con un total de 32 pilares. El terraplén del lado chaqueño se extiende por 3.167 metros. 
En la obra trabajaron 1.300 personas y las empresas contratistas que lo construyeron fueron Ferrocemento SA, Empresa Umberto Girola e Impresit-Sideco SA, quienes ganaron la licitación en 1967. Las primeras tareas de construcción comenzaron en diciembre de 1968, según los registros históricos.

Tránsito y condiciones  
A casi medio siglo de su inauguración, el puente Belgrano soporta un intenso tránsito vehicular. De acuerdo con los registros oficiales, hasta principios de año circulaban más de 25 mil vehículos por día. Actualmente, en plena cuarentena por coronavirus y estrictos controles sanitarios en el acceso a Corrientes, además de estar interrumpido el servicio de colectivo interprovincial, se estima que transitan diariamente por el viaducto solamente unos 4.000 vehículos. 
De acuerdo con especialistas, las condiciones generales de la estructura no revisten grandes inconvenientes, pero requieren un mantenimiento constante, lo cual se fue concretando con mayor frecuencia en los últimos años.  
A la par se intensificaron las gestiones ante la Nación, tanto desde Corrientes como desde el Chaco y hasta de manera conjunta, para avanzar en la aprobación de un proyecto de construcción del segundo puente. Incluso, hace poco, hasta se puso una fecha de comienzo de la fase de licitación, agosto del 2018. Pero todo quedó trunco, de golpe (o no tanto).  
De esta manera, una vez más la iniciativa quedó sepultada por las constantes crisis económicas en el país y, en consecuencia, cayó toda posibilidad de financiamiento externo. Situaciones similares y con mucha influencia de cuestiones políticas y financieras adversas, ya se habían registrado en los 90 y la primera década del nuevo milenio. 
Por todo esto, el puente Belgrano permanece hoy como el único brazo de unión física entre Corrientes y Chaco, que resiste al tiempo y a cualquier descabellada intentona de romper el valioso hermanamiento entre ambas provincias, sea cual fuere el contexto.  
Hoy, a 47 años de su inauguración, el puente sigue siendo protagonista en la región, como en las clásicas postales correntinas, pero por sobre todo en la unión Corrientes-Chaco.
(GAL)