“Promovemos que declaren patrimonio cultural y turístico al barco, así que jamás haríamos perjuicios”
ellitoral.com.ar

Viernes 29de Mayo de 2020CORRIENTES14°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$65,25

Dolar Venta:$70,25

CORRIENTES:

“Promovemos que declaren patrimonio cultural y turístico al barco, así que jamás haríamos perjuicios”

Las autoridades realizaron un allanamiento por la embarcación que comenzó a verse gracias a la bajante extraordinaria del río Paraná.

imagen_0

“Histórica bajante visibilizó embarcación que se hundió hace más de un siglo en el Paraná”, con ese título a fines de abril, El Litoral publicó una nota en la que brindada su testimonio Raúl Soperez, un poblador que junto con su familia tiene un complejo de cabañas emplazado a pocos metros del lugar donde -a menos de 30 centímetros- se podía ver el barco que habría naufragado hace más de un siglo. 
En esa oportunidad, comentó que si bien años atrás un grupo de buzos registró imágenes de aquella embarcación, ahora era visible desde la costa debido al gran descenso del caudal del río Paraná.

VER MÁS: Histórica bajante visibilizó embarcación que se hundió hace más de un siglo en el Paraná

“Realmente es una reliquia histórica y justo está frente al complejo de cabañas que tenemos. Es algo que consideramos pertenece a toda la comunidad, nosotros sólo somos como los guardianes de esa embarcación histórica. Por eso, estamos dialogando con autoridades para que se pueda gestionar la declaración de patrimonio cultural y turístico”, aseveró en aquella oportunidad Soperez en diálogo con El Litoral. En ese contexto, comentó que en la orilla aparecieron algunos elementos, como un ancla y partes de una hélice. Y resolvieron preservarlas, pero no como “una reliquia personal sino, por el contrario, para que puedan ser exhibidas en algún espacio o lugar que las autoridades determinen”, indicó el poblador. Al mismo tiempo, remarcó: “Por eso lo dije públicamente; si tuviera malas intenciones, no lo hubiera contado. Conté todo lo sucedido en medios locales, provinciales, regionales, nacionales y hasta en una radio española. Mi único interés era difundir la existencia de este barco antiguo que es parte del patrimonio de la localidad”.
Pero “lamentablemente, por una denuncia o presentación que habría realizado alguien en mi contra, desde la Justicia Federal ordenaron un allanamiento”, contó. Tras lo cual, describió lo sucedido durante la jornada del martes: “Aproximadamente a las 9.10 llegó un vehículo de la Prefectura con un papel que, según lo que me leyeron, decía que a las 10 debía ir hasta la delegación local de ese organismo. Le manifesté que no podía firmar nada sin la presencia de mi abogado. Se retiraron, pero a la media hora o cuarenta minutos volvieron con dos vehículos y un par de testigos. Volví a manifestarles que necesitaba esperar a mi abogado que, por la pandemia, no se puede movilizar de un lugar a otro de manera imprevista ya que vive en Corrientes”.
Nuevamente, los efectivos del citado organismo se habían retirado. Sin embargo, “a las 16.30 otra vez ingresaron a mi propiedad, pero esta vez en tres vehículos y ya eran unas 15 personas, entre prefectos y civiles. Me dieron vuelta todo en el complejo, pese a que les dije que si querían el ancla y restos de las hélices estaban ahí. No estaban ocultas”, señaló Soperez. Tras lo cual aclaró que “entiendo que estaban haciendo su trabajo y cumpliendo órdenes, pero creo que no era necesario dar vuelta todo. Nosotros promovemos que se declare patrimonio histórico y cultural al barco, así que jamás haríamos perjuicios”. 
“Lo que realmente lamento es la forma en que se realizó el allanamiento. Vivimos en una localidad chica y nos hicieron quedar como si fuéramos delincuentes. No lo somos, somos gente de trabajo”, concluyó. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Promovemos que declaren patrimonio cultural y turístico al barco, así que jamás haríamos perjuicios”

Las autoridades realizaron un allanamiento por la embarcación que comenzó a verse gracias a la bajante extraordinaria del río Paraná.

“Histórica bajante visibilizó embarcación que se hundió hace más de un siglo en el Paraná”, con ese título a fines de abril, El Litoral publicó una nota en la que brindada su testimonio Raúl Soperez, un poblador que junto con su familia tiene un complejo de cabañas emplazado a pocos metros del lugar donde -a menos de 30 centímetros- se podía ver el barco que habría naufragado hace más de un siglo. 
En esa oportunidad, comentó que si bien años atrás un grupo de buzos registró imágenes de aquella embarcación, ahora era visible desde la costa debido al gran descenso del caudal del río Paraná.

VER MÁS: Histórica bajante visibilizó embarcación que se hundió hace más de un siglo en el Paraná

“Realmente es una reliquia histórica y justo está frente al complejo de cabañas que tenemos. Es algo que consideramos pertenece a toda la comunidad, nosotros sólo somos como los guardianes de esa embarcación histórica. Por eso, estamos dialogando con autoridades para que se pueda gestionar la declaración de patrimonio cultural y turístico”, aseveró en aquella oportunidad Soperez en diálogo con El Litoral. En ese contexto, comentó que en la orilla aparecieron algunos elementos, como un ancla y partes de una hélice. Y resolvieron preservarlas, pero no como “una reliquia personal sino, por el contrario, para que puedan ser exhibidas en algún espacio o lugar que las autoridades determinen”, indicó el poblador. Al mismo tiempo, remarcó: “Por eso lo dije públicamente; si tuviera malas intenciones, no lo hubiera contado. Conté todo lo sucedido en medios locales, provinciales, regionales, nacionales y hasta en una radio española. Mi único interés era difundir la existencia de este barco antiguo que es parte del patrimonio de la localidad”.
Pero “lamentablemente, por una denuncia o presentación que habría realizado alguien en mi contra, desde la Justicia Federal ordenaron un allanamiento”, contó. Tras lo cual, describió lo sucedido durante la jornada del martes: “Aproximadamente a las 9.10 llegó un vehículo de la Prefectura con un papel que, según lo que me leyeron, decía que a las 10 debía ir hasta la delegación local de ese organismo. Le manifesté que no podía firmar nada sin la presencia de mi abogado. Se retiraron, pero a la media hora o cuarenta minutos volvieron con dos vehículos y un par de testigos. Volví a manifestarles que necesitaba esperar a mi abogado que, por la pandemia, no se puede movilizar de un lugar a otro de manera imprevista ya que vive en Corrientes”.
Nuevamente, los efectivos del citado organismo se habían retirado. Sin embargo, “a las 16.30 otra vez ingresaron a mi propiedad, pero esta vez en tres vehículos y ya eran unas 15 personas, entre prefectos y civiles. Me dieron vuelta todo en el complejo, pese a que les dije que si querían el ancla y restos de las hélices estaban ahí. No estaban ocultas”, señaló Soperez. Tras lo cual aclaró que “entiendo que estaban haciendo su trabajo y cumpliendo órdenes, pero creo que no era necesario dar vuelta todo. Nosotros promovemos que se declare patrimonio histórico y cultural al barco, así que jamás haríamos perjuicios”. 
“Lo que realmente lamento es la forma en que se realizó el allanamiento. Vivimos en una localidad chica y nos hicieron quedar como si fuéramos delincuentes. No lo somos, somos gente de trabajo”, concluyó.