Sabado 19de Septiembre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

Sabado 19de Septiembre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

La pandemia de covid-19 dejó en evidencia las necesidades urbanas en varios barrios

El colectivo habitacional Turba realizó una encuesta a habitantes del Gran Corrientes y Gran Resistencia, consignando las dificultades alimentarias, de accesos a servicios y movilidad, entre otras, durante las primeras fases de la cuarentena. 
Necesidades. El relevamiento de Turba tuvo como eje el testimonio de vecinos y referentes de barrios populares de la ciudad de Corrientes.

La cuarentena obligatoria por la pandemia de covid-19 obligó a la ciudadanía a cambiar y rever hábitos sociales, actividades económicas y, a la vez, expuso diversas necesidades urbanas que registran diversas comunidades locales desde hace tiempo en materia de urbanización y accesibilidad. El Colectivo de Hábitat Turba realizó un relevamiento a centenares de habitantes de los conglomerados urbanos del Gran Corrientes y el Gran Resistencia, obteniendo datos y testimonios sobre las dificultades por las que atravesaron los pobladores en las primeras etapas más estrictas del aislamiento social obligatorio relacionados al encierro, el acceso a alimentos, el aprovisionamiento de servicios e infraestructura, entre otros aspectos.

La muestra analizada por Turba fue de casi 600 personas de ambos conglomerados urbanos, a través de encuestas y entrevistas personales.

En el relevamiento “¿Cómo se vive la pandemia de covid-19 en el Gran Resistencia y Gran Corrientes?”, realizado a unas 579 personas durante la segunda quincena de abril y la primera quincena de mayo, el Colectivo de Hábitat Turba logró obtener datos que permitieron trazar una radiografía de la situación por la que atravesaron algunas comunidades capitalinas durante la cuarentena. 

Dentro de las principales dificultades manifestadas por las personas entrevistadas en barrios locales como el San Marcos, Galván, Quilmes, Ponce, Bañado Norte y Mendoza al sur, entre otros, y a referentes sociales y vecinales, se encontraron las dificultades de acceder a alimentos, el desarrollo de actividades económicas de subsistencia, infraestructura y servicios básicos deficitarios, la dependencia de centros asistenciales en otras barriadas, el incremento del consumo problemático de sustancias y la inestabilidad laboral.

Asimismo, en el documento emitido por la organización regional también destacaron las estrategias desplegadas por los habitantes de comunidades vulnerables de la ciudad para poder afrontar el período más estricto de la cuarentena, como la organización comunitaria en ollas populares, la colaboración de ONG y organismos de la sociedad civil junto al Estado y el acompañamiento a adultos mayores y personas de los grupos de mayor riesgo.

Asimismo, el informe también señala que el 33% de las personas que manifestaron que alquilan su vivienda no pudieron afrontar los gastos durante la cuarentena. Además, algunas zonas de la ciudad debieron afrontar órdenes judiciales de desalojo en el período más crítico del aislamiento social y obligatorio, y en otros casos se consumó el retiro de familias en situación de vulnerabilidad que vivían de manera irregular sobre terrenos públicos.

“Sostenemos que el aislamiento social es necesario, pero debe llevarse adelante garantizando el acceso a bienes, servicios y condiciones sanitarias urbano-habitacionales, indispensables para su cumplimiento. Eran demandas antes de la pandemia, hoy son urgencias”, señalaron en el informe. Asimismo, desde el Colectivo de Hábitat Turba indicaron que el informe apunta a ser un indicativo de las demandas y necesidades de las comunidades más vulnerables ubicadas en Corrientes y Resistencia. 

(FC)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error