Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES26°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES26°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Por el frío se activó levemente la venta de abrigos, pero la crisis afecta al sector

Este mes los negocios de indumentaria empezaron a tener más demanda de camperas, buzos y pantalones. Sin embargo, los comerciantes notan que el consumo es mucho más bajo que en años anteriores. 
Ventas. La gente empezó a mirar abrigos en las vidrieras del centro, pero las ventas todavía son mucho más bajas que en 2019.

En los comercios de indumentaria aprovecharon la llegada del invierno para promocionar en sus vidrieras las prendas de la nueva temporada, por lo que recién en estos días de bajas temperaturas comenzó a activarse levemente la venta de abrigos en algunos negocios del rubro.

      Así lo expresaron a El Litoral algunos mercantiles, aunque todos destacan que el consumo es mucho menor que en 2019. De hecho, en las provincias las transacciones minoristas cayeron un 23,3% en junio -en los negocios de indumentaria- de acuerdo al último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

En esa misma línea, Claudia, encargada de un comercio, comentó a este medio: “Las ventas están muy quietas todavía. Solo recibimos algunos clientes que vienen en busca de buzos o camperas por el frío, pero en general son mucho más bajas que el año pasado. Estamos viendo cómo hacer para sostener la actividad, cada vez está más difícil”.

“Este mes comenzó a salir un poco más la ropa de invierno, creemos que es por la fecha del cobro y porque algunos aprovecharon el aguinaldo para comprar lo que necesitaban. El tema es que no vendemos como en otros años, es más limitada la compra y lo que más salen son las promociones. Nosotros tenemos descuentos en prendas seleccionadas con rebajas del 20% y el Ahora 12 con las tarjetas de los bancos”, manifestó Erika, de una casa de indumentaria de marca reconocida.

Sucedió también que, transcurriendo el fin de semana extralargo (por el Día de la Independencia y el feriado puente), muchas familias salieron ayer a mirar vidrieras, por lo que hubo un mayor movimiento de transeúntes en la zona comercial.

En ese sentido, desde una casa de ropa informal, Belén dijo: “Como vendemos productos económicos, nosotros siempre tenemos mucha demanda, hoy (ayer) por ejemplo, se llevaron varios buzos, pantalones jogging y camperas. Ahora, si comparamos con otros años las ventas bajaron porque hay menos circulación general, la gente no se anima a salir”.

Demanda y oferta

Desde que los comercios reabrieron sus puertas en esta cuarentena, una imagen característica es la de las extensas filas de clientes que se forman afuera de las tiendas más grandes. Una postal que podría interpretarse como una importante reactivación del consumo, sin embargo, desde dichos lugares señalan que las ventas cayeron.

“Entendemos que los protocolos están para cumplirse, dejamos pasar un número limitado de personas y por eso muchos clientes se terminan yendo. La realidad es que los márgenes de ganancia cayeron muchísimo durante la cuarentena”, señaló Susana desde uno de estos negocios. Lo mismo comentaron desde una tienda grande de indumentaria, donde están analizando la posibilidad de cambiar los horarios para mantener a sus compradores asiduos.

Por otra parte, la oferta también atraviesa un año complicado dado que desde la Cámara Industrial Argentina de Indumentaria (Ciai) informaron que algunas marcas de ropa no tienen el capital suficiente para invertir en la confección de indumentaria de la próxima temporada y, en consecuencia, los niveles de fabricación podrían verse reducidos un 50%.

Por lo pronto, los negocios de indumentaria de la provincia todavía no tienen complicaciones de stock, de hecho, para alentar el consumo algunos adelantaron las liquidaciones en artículos seleccionados.

En síntesis, en estos días de bajas temperaturas las tiendas de indumentaria comenzaron a percibir un leve incremento en la demanda de abrigos, no obstante, la crisis del sector todavía afecta de manera negativa. Por un lado, porque la oferta podría descender seriamente por los inconvenientes que atraviesa la Cámara Industrial de Indumentaria, y, por otro lado, porque el nivel de compras sigue siendo mucho más bajo que otros años.  

 (MS)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error
Más Info

Pese al feriado, las tiendas abrieron con normalidad en la jornada de ayer y hubo un activo movimiento de transeúntes que recorrieron la zona comercial.