Sabado 19de Septiembre de 2020CORRIENTES25°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

Sabado 19de Septiembre de 2020CORRIENTES25°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

Homenaje al chamamecero “Nini” Flores, a cuatro años de su partida

De forma inesperada, el reconocido acordeonista y bandoneonista falleció en la siesta del domingo 7 de agosto de 2016. Tenía 50 años y su partida causó un profundo dolor en el universo del chamamé. 

Nini Flores falleció en la siesta del domingo 7 de agosto de 2016. Tenía 50 años y su partida causó un profundo dolor en el universo chamamecero. La comunidad se acercó a darle el último adiós en el Teatro Vera. Su recuerdo permanece intacto. La fecha de su natalicio se tomó como Día del Acordeonista a modo de homenaje; además, una calle del barrio Santa Catalina lleva su nombre. 

El acordeonista y bandoneonista Avelino “Nini” Flores nació el 26 de marzo de 1966 en la ciudad de Corrientes. Su hermano “Rudy”, cinco años mayor,  tanbién es un artista del género chamamecero. Ambos hijos del matrimonio conformado por el bandoneonista santafesino Avelino Flores y Yolanda López, nacida en Mburucuyá.  

Los hermanos Flores desde muy pequeños aprendieron las notas musicales, primero en la guitarra. Formaron un dúo musical y participaron en actos escolares. “Nini”, como lo llamaban sus amigos, mostró inclinación por el acordeón y aprendió a tocarlo gracias a Manuel Zbinden, que por aquellos años integraba la agrupación de su padre. A los 12 años formó un trío musical y obtuvo el primer premio en un certamen de acordeonistas. 

Junto con su hermano “Rudy” integró la agrupación de su padre, que conformaba un binomio con Salvador Miqueri, grabando el disco “Solo rumores” en 1983. A partir de 1984 se independizan, aunque los primeros pasos no fueron del todo exitosos; sin embargo, “Nini” mostraba virtuosismo en el acordeón, incorporando arreglos y estudiando a los intérpretes del chamamé, muchos de ellos ignorados por el público. A partir de 1989 se radicó en Capital Federal, en el barrio de Constitución, donde recibió el llamado de Darío Vittori, director del Teatro Cervantes, que buscaba un fuellista para sus puestas en escena. Allí es cuando entra en escena “Nini”, tocando un tango, un vals y una tarantela. Las presentaciones siguieron en otros espacios, como el Teatro General San Martín y el Café Tortoni.  

En 1990 recibe la invitación de Raúl Barboza para viajar a Francia, que lo conecta con productores artísticos europeos. Dos años más tarde vuelve a pisar suelo galo junto con su hermano. Luego, vivió 15 años allá. Además de tocar chamamé, interpretaba tangos y valses en los que era acompañado por la cantante Emma Milan y por Paula Estrella, en varios casos formando un trío. Su padre Avelino también viajó a Europa, acompañado por Roberto Morales y José Luis Gutiérrez, realizando una gira por Países Bajos, Bélgica, Suiza y Holanda; en este último grabaron un disco titulado “Corrientes Norte”. 

“Rudy” y “Nini” grabaron ocho trabajos discográficos, entre los que se encuentran “Rudy y Nini Flores”, “Por un nuevo camino”, “Argentine, musique du Paraná”, distribuido en Europa, Japón y Canadá; “Dos de oro”, con un homenaje a Isaco Abitbol; “Por cielos lejanos”, grabado en París; “Refugio de soñadores”, dedicado a una casa de familia del chaqueño Coco Mansilla, en el barrio de San Telmo, que recibía y alojaba a músicos del litoral; “Canto a mi terruño”, el último del binomio, publicado en 2005. Varios músicos los han acompañado en varias grabaciones, como por ejemplo, Gustavo Gancedo, Miguel Porra, Juanjo Domínguez, Luis Cardozo, el “Zurdo” Maciel. En la búsqueda de arreglos y sonidos nuevos reconoció siempre a figuras como Pedrito Montenegro, Roque González, Fito Ledesma, Néstor Amarilla, por mencionar algunos. 

Se pueden citar varias de sus composiciones, como “Añorando”, “Corrientes norte”, “Noches de San Antonio”, “Truqueando”, “Un vals en París”, “Refugio de soñadores”.  

En septiembre del 2015, “Nini” recibió la ovación de un colmado Teatro Colón, en la presentación de la Fiesta Nacional del Chamamé. En la primera parte se presentó junto con el contrabajista Juan Pablo Navarro y el guitarrista Facundo Rodríguez, sumándose luego Matías Martino en piano y Guillermo Rubín en violín. “Nini” apostó a un quinteto que incorporó a Verónica Noguera, voz chaqueña nacida en Las Palmas, que lo venía acompañando desde el 2013, interpretando chamamés, tangos y valses. La agrupación tocó en diversos circuitos, como el Torquato Tasso y el Centro Cultural Kirchner.  

Radicado desde 2009 en Corrientes, Capital, “Nini” se codeaba con instrumentistas jóvenes que lo tenían como referente, siendo además un promotor del Festival de Invierno del Chamamé. 

Colaboración: Guido Rodríguez 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error