Domingo 20de Septiembre de 2020CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

Domingo 20de Septiembre de 2020CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,25

Dolar Venta:$79,25

CORRIENTES:

CORONAVIRUS: 338 CASOS ACTIVOS (917 ACUMULADOS) MUERTES: 15

/Ellitoral.com.ar/ Actualidad

Código Procesal Penal: destacan el compromiso de la Unne con su gestación y puesta en marcha

Docentes ponderaron los beneficios de la nueva legislación y el rol que jugó la casa de altos estudios. Su implementación permite la organización de las estructuras judiciales,  del Ministerio Público Fiscal y de la defensa. 

Luego de dos semanas de la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal en las ciudades de Paso de los Libres y Monte Caseros,  la  jueza en lo Correccional N° 1 de Corrientes y docente de la Facultad de Derecho de la Unne, doctora Gabriela Aromí de Sommer, explicó el funcionamiento del nuevo sistema. También destacó sus beneficios y el compromiso de la casa de altos estudios en el proceso de gestación, y donde se viene formando a los profesionales para trabajar en este nuevo sistema. 

Desde el 1 de septiembre pasado se implementa en la Cuarta Circunscripción Judicial de Corrientes, cuya cabecera es Paso de los Libres, y al tercer año se extenderá a toda la provincia, y tras su puesta en marcha, Aromí de Sommer se refirió a las ventajas y dijo que “su importancia es enorme”, aseguró la especialista en una entrevista realizada en Radio Unne 99.7, durante la cual explicó, con pedagogía docente, de qué se trata esta nueva normativa que demandó “más de 15 años de proyectos presentados y 20 años de trabajo”.

“Venimos trabajando fundamentalmente desde la Universidad en esto que implica más que un cambio de código, un cambio de paradigma. Porque implica ajustar el sistema de justicia penal al modelo constitucional”, señaló Aromí. “Esto genera cambios enormes no solo en lo normativo, sino también en el modelo de organización de las estructuras judiciales, y del Ministerio Público Fiscal y de la defensa. Y también un cambio en los modos de trabajo de todos los operadores”, agregó. 

“El sueño de la reforma surgió en la Facultad de Derecho de la Unne”, aseguró la jueza y recordó que en el año 1999 “nos propusimos  trabajar y elaboramos el primer proyecto”, que se presentó en el año 2004 y que si bien no prosperó, “seguimos trabajando desde la Unne y cambiamos la modalidad de enseñanza”. 

Como profesora adjunta de Derecho Procesal Penal y Laboral (Cátedra C) de la Facultad de Derecho de la Unne, destacó “el enorme esfuerzo y apoyo de la Universidad Nacional del Nordeste” no solo en avanzar con los primeros estudios del Código Procesal Penal, sino también por avanzar en la formación de los profesionales ya con esta visión, antes incluso de contar con la nueva norma. “Venimos formando a los abogados en estas técnicas que son propias del modelo acusatorio. Los preparamos para litigar en audiencias orales mucho antes de que tengamos los nuevos códigos”, dijo. 

Así, “hoy tenemos una generación de profesionales formados para trabajar en el modelo acusatorio”. “Esto es producto del trabajo incansable y del apoyo enorme de la Facultad de Derecho de la Unne. De la Universidad Nacional del Nordeste, que incluso nos ha permitido enviar a nuestros estudiantes, anualmente desde el 2011, a concursos nacionales de litigación oral”, agregó. 

Celeridad

Aromí de Sommer señaló que la transparencia en las decisiones judiciales y una mayor celeridad en el proceso, son dos de los beneficios que, aseguran, aportará esta nueva norma. “Los defensores, por ejemplo, tenemos que trabajar de manera distinta porque dejamos la escritura, el expediente, el trámite, la burocracia, para instalar la audiencia como metodología de trabajo, y esto permite que funcionen, durante todo el proceso, los principios del sistema acusatorio, que es el modelo constitucional y que permite la transparencia de las decisiones judiciales”, explicó Aromí.

La abogada resaltó también la visión más humanista del nuevo CPP, pues “se potencian los derechos de las víctimas”. Explicó que en un sistema democrático, la Justicia penal prevé mecanismos para los “pequeños conflictos”, familiar, vecinal, matrimonial, para los delitos culposos. “Vías alternativas de resolución de conflictos que tienen una mirada en la víctima fundamentalmente. Que se piense en la víctima, en su reparación, que esa persona sienta que aunque no tenga dinero para pagar un abogado y constituirse en querellante, el sistema de justicia le da a alguien que la representa igualmente”.

Imparcialidad y plazos 

El nuevo Código Procesal Penal de Corrientes contempla también una salida al “problema central del procedimiento mixto que tenemos en vigencia desde 1971”, señaló Aromí y explicó que al estar la investigación a cargo del juez, según la norma reemplazada, “esto hace que se alteren los roles naturales de los sujetos del proceso”. Sin embargo, el nuevo sistema “aclara estos roles en resguardo de una garantía que es esencial, que es la imparcialidad del juez. Este debe ser imparcial, por lo tanto jamás debe investigar ni comprometerse con el interés de ninguna de las partes”, resaltó además Aromí.

En cuanto a los tiempos y dilaciones del proceso judicial, la magistrada se refirió a la “garantía de la razonable duración del proceso”. “Una garantía que ha sido largamente dejada de lado. Todos queremos resoluciones en un plazo razonable, y esto es lo que permite este nuevo sistema de justicia”, aseguró. 

“El nuevo código prevé incluso técnicas especiales de investigación para aquellos delitos que son más complejos o tienen particularidades que justifican la utilización de estas técnicas especiales de investigación”, amplió en referencia al “conjunto de reglas que prevé una modalidad de Justicia Penal completamente distinta a la que hoy conocemos”.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error