Jueves 20de Enero de 2022CORRIENTES37°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,0

Dolar Venta:$109,0

Jueves 20de Enero de 2022CORRIENTES37°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,0

Dolar Venta:$109,0

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 17.955 CASOS ACTIVOS - MUERTES: 1.713 (ACUMULADAS)

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Incertidumbre: la variante Ómicron podría afectar la salud mental

Durante 2021, aumentaron los casos de personas que tuvieron la necesidad de recibir apoyo psicológico. 

A casi dos años del reporte oficial de la propagación del coronavirus por el mundo, la preocupación hoy pasa por el predominio de la variante Delta y la aparición de otra como Ómicron, que sumó más incertidumbre sobre cuándo será el fin de la pandemia en un momento en que aún el 44% de la humanidad no tiene aplicada ni la primera dosis.

Ante tantos cambios, el contexto se percibe como amenazante y crecen la preocupación, la ansiedad, y la irritabilidad y la sensación de que hay que pedir ayuda.“El mensaje es claro: hemos estado operando en modo de crisis desde el inicio de la pandemia”, dijo el doctor Anselm Hennis, director de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Además de manejar el miedo a enfermar y el trauma de perder a los seres queridos a causa del nuevo coronavirus, la gente de las Américas ha sufrido desempleo, pobreza e inseguridad alimentaria, y el impacto adverso en la salud mental ha sido generalizado”, destacó.

En la Argentina, el Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realiza desde marzo del año pasado un relevamiento de la situación de la salud mental en el contexto de la pandemia.

Según el relevamiento, aumentó la proporción de personas en riesgo de padecer trastornos psicológicos. En marzo de 2020, casi el 5% de los participantes reunían criterios que estaban asociados a trastornos mentales. En cambio, en octubre pasado ya eran más del 12%.

También fue creciendo la cantidad de personas que se percibieron que necesitaban ayuda psicológica. En mayo, era el 38% de los participantes en el relevamiento. En octubre, pasó al 46,5%.

“La pandemia implicó un gran cambio para el mundo. En 2020, el malestar estaba principalmente dado por los confinamientos que afectaba la posibilidad de movilizarse y realizar diferentes actividades sociales. En cambio, en 2021 observamos que el malestar creció por otro tipo de situaciones como los duelos por los seres queridos fallecidos por el COVID-19 y se suman dificultades económicas o tensiones de parejas, entre otras situaciones”, dijo a Infobae Martín Etchevers, secretario de investigaciones de la Facultad de Psicología de la UBA.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios