Viernes 07de Mayo de 2021CORRIENTES10°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$93,00

Dolar Venta:$99,00

Viernes 07de Mayo de 2021CORRIENTES10°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$93,00

Dolar Venta:$99,00

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Zapatos de invierno: pocas liquidaciones y precios que van desde $3.500 a $7.000

Los comercios correntinos no repuntan las ventas. Apuestan a actualizar los valores de la mercadería remanente y adquirir de forma moderada los nuevos modelos. 

Los comercios correntinos se van adecuando al cambio de temporada y los zapatos de invierno empiezan a tomar protagonismo. A diferencia de otros años, se ven pocas liquidaciones y los precios ascienden a $7.000.

El período de transición del otoño está caracterizado por ofertas y liquidaciones. Los locales ponían a la venta los sobrantes del año anterior a un menor costo antes de la llegada del nuevo stock.

Este hábito se transformó ante la disminución de consumo y el alza de los precios. 

Al recorrer la peatonal Junín, el transeúnte advertirá que las ofertas son pocas. Sólo algunos locales ofrecen entre un 10% y un 15% de descuento con pago en efectivo.

Como es de esperar, los modelos de zapatos de invierno de mayor costo son los elaborados con cuero. 

Dependiendo de si es para dama o caballero, los precios pueden variar. Pero arrancan desde los $4.000. Mocasines, borcegos y botas son los que requerirán mayor inversión. 

En el caso de materiales alternativos, los costos bajan y parten de los $1.800.

Las zapatillas urbanas y deportivas, si bien se utilizan sin distinción durante todo el año, merecen una mención aparte por los  altos precios que se registran en las vidrieras.

Los modelos de primeras marcas pueden ascender hasta los $15.000 y tienen un piso de $4.500.

Como en el caso de los zapatos, se registran escasos descuentos y sólo dos locales en Junín tienen zona de outlets para quien busque ahorrar unos pesos, aunque en cuestión de costos no representan una disminución tan significativa.

Situación de comercios

Dueños de zapaterías correntinas dialogaron con El Litoral sobre el momento que atraviesa el sector.

“La situación todavía está difícil. Incluso en marzo que solía ser bueno para nosotros por el tema de las clases. Esta vez ya trajimos  menos mercadería directamente”, reconoció uno de ellos.

“Antes nos animábamos a traer variedad y poner en oferta lo que nos quedó el año pasado, pero no estamos en una situación para permitirnos descuentos. Hacemos el esfuerzo con el pago  en efectivo. El bolsillo de la gente está muy golpeado, lo entendemos”, expresó.

En el caso de la propietaria de un local de zapatos de dama, precisó que en su caso la recuperación también se está dando de forma lenta.

“Se ve mucha menos gente comprando por gusto, por eso todavía vemos que no se activaron las ventas de la nueva temporada. Entran al local, miran mucho pero compran poco. Antes aunque en esta época todavía hiciera calor un modelito que les gustara se llevaban. En nuestro caso tuvimos que cambiarnos de local para abaratar el alquiler”, manifestó.

Desde este comercio coincidieron en que la estrategia de ventas cambió: “Lo que quedó del año pasado se vende a precio actualizado, nada de carteles de oferta. Hay que recuperar por lo menos lo invertido, es a lo que vamos aspirando, a mantenernos bien más que a ganar mucho”.

Escenario nacional

La suba del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de marzo en indumentaria y calzado alcanzó un 10,8% en el mes y 15,5% en el primer trimestre del año.

Estos productos que registraron una menor demanda por la pandemia, volvieron a liderar los aumentos. Incluso si se observa cómo se comportaron los precios a nivel interanual, el rubro trepa al 71,5% frente al 42,6% que subió el índice general del IPC.

Por su parte, los fabricantes argentinos de calzado denunciaron recientemente escasez de cuero y aumentos en los precios a causa de la especulación sobre su abastecimiento, para lo cual pidieron la intervención del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Por otro lado, llama la atención el motivo por el cual se dispararon los costos, en un contexto en el que por la pandemia hasta incluso se compra menos indumentaria. Una de las respuestas tiene que ver con la nueva temporada y las colecciones de invierno. Tanto en lo que respecta a la ropa como al calzado son más caras porque los materiales tienen otras características. Pero no es el único factor: otro es el encarecimiento de los insumos. 

Esto sucede en un mercado con fuertes restricciones al ingreso de productos importados, que podrían aumentar la oferta y frenar los aumentos de las prendas locales.  

(IRB)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error