Viernes 22de Octubre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Viernes 22de Octubre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Francia compara a Biden con Trump por ignorar aliados

París acusa al Gobierno australiano de traicionar su confianza al romper un contrato de miles de millones para construir submarinos. 

El mundo posterior a la salida de Estados Unidos de Afganistán toma cuerpo a pasos acelerados, y Europa se da cuenta del peligro de caer en la irrelevancia.

El acuerdo militar entre EE. UU. el Reino Unido y Australia para contener el ascenso de China tomó ayer por sorpresa a la Unión Europea y provocó una reacción entre el cólera y el desconcierto de Francia, principal perjudicada.

El acuerdo implica la renuncia, por parte de Australia, al contrato para la fabricación y adquisición de 32 submarinos franceses propulsados por diésel, y su sustitución por submarinos estadounidenses de propulsión nuclear. La iniciativa deja a Francia sin un contrato jugoso. Y deja fuera del tablero geopolítico a la primera potencia militar de la UE con territorios en los océanos Pacífico e Índico que y, por este motivo, considera que esta región pertenece a su área de influencia.

“Es, para hablar claro, una puñalada por la espalda”, declaró en la cadena de radio France Info el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian. “Habíamos establecido con Australia una relación de confianza, hoy esta confianza ha sido traicionada.”

Ni en París ni en Bruselas, nadie sabía nada, ni estaba avisado de que el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció el llamado partenariado Aukus. Así lo explicó el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, que unas horas después del anuncio presentó la estrategia europea para el Indopacífico. Y así lo indicaron varios responsables franceses entre reproches a Australia de deslealtad y traición por romper el acuerdo de los submarinos y acusaciones a EE. UU. por practicar, según París, una política exterior comparable a la del anterior presidente, Donald Trump.

El argumento francés es que Australia rompió el contrato para los submarinos, firmado en 2019, sin avisar y negociando a escondidas con otro proveedor, Estados Unidos. El 31 de agosto, Le Drian y la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, se reunieron por teleconferencia con sus homólogos australianos, Marise Payne y Peter Dutton. El comunicado final de la reunión, suscrito por los cuatro, decía: “Ambas partes se han comprometido a profundizar la cooperación en la industria de la defensa y en reforzar las capacidades punteras en la región. Los ministros han subrayado la importancia del programa de los futuros submarinos”.

Le Drian sugirió que EE. UU, a escondidas de París, había pactado con Australia para quedarse con el contrato de los submarinos, que elevaba a 35.000 millones de euros y debía reportar 8.000 millones para la empresa francesa Naval Group. “Lo que me preocupa en todo esto también es el comportamiento americano. Esta decisión unilateral, brutal, imprevisible, se parece mucho a lo que hacía el señor [Donald] Trump”, dijo el ministro. Y remachó: “Esto, entre aliados, no se hace”. 

(EN)

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error