Miércoles 06de Julio de 2022CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

Miércoles 06de Julio de 2022CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

La extraña actividad que se realiza en el aeropuerto de Corrientes para espantar aves

Los animales no son exterminados. Se los ahuyenta para evitar el peligro tanto para la aeronave como para los que van a bordo.  

Una camioneta que emite sonidos extraños y los estruendos de petardos llamaron la atención de quienes fueron al aeropuerto Fernando Piragine Niveyro en los últimos días. La extraña actividad tiene un por qué y se realiza antes de cada aterrizaje y despegue de los aviones. 

Sucede que la constante  presencia de diferentes especies de aves resultan un riesgo para las aeronaves. Por eso se lanzan petardos o bengalas de tres tiros para ahuyentar a los teros, búhos dormilones y palomas.

Antes solo era necesaria la camioneta de emergencia que tiene incorporado un sistema especial de audio. Se amplificaban sonidos extraños y agudos para ahuyentar a las aves. Pero de un tiempo a esta parte, los animales se acostumbraron al sonido y ya no hacían caso. Por eso se incorporó la detonación de  petardos para espantarlos.

El vehículo de seguridad operacional realiza un recorrido de unos 10 o 15 minutos antes y después del arribo o despegue de un avión. 

Martín Romero, el intendente del aeropuerto internacional, dijo a El Litoral: “Esta camioneta operacional cumple la función de observar que no haya ningún tipo de ave dentro de la pista para que no sea un obstáculo para el avión”.

El recorrido de la “camioneta ahuyentadora de aves”, ante la aproximación del vuelo, consiste en ir de un extremo al otro de la pista. 

 Romero explicó que el despliegue se realiza de la cabecera 2.0, ubicada en el extremo cerca de la ruta 12, hasta la cabecera 0.2, que se encuentra cerca del lado del lado del río. 

Además aseguró que “no exterminan a las aves. No se utiliza veneno para eliminarlas, eso está penado por ley, y el aeropuerto cuenta con un jefe de flora y fauna que se dedica de esta labor”. 

El intendente del aeropuerto detalló: “Con el sonido de la sirena se las espanta para que puedan correrse de la pista hacia un sector que no sea tan peligroso, y evitar que corran riesgos tanto ellos como la aeronave”. Antes solo se utilizaba un vehículo que tenía incorporado un dispositivo con una especie de cañón conectado a una garrafa que emitía un sonido agudo y ensordecedor, lo que hacía dispersar a las palomas. 

 Sin embargo, con el tiempo los animales se fueron acostumbrando al sonido y no se retiraban de la pista pese al sonido estruendoso. Por lo tanto, tuvieron que dejar de trabajar con el dispositivo. Incorporaron petardos de tres tiros para producir sonidos en el aire y espantarlas de esa manera. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error