Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Policía fue inhabilitado por dos años por apremios ilegales tras un incidente vial en Goya

El Superior Tribunal de Justicia ratificó la condena de un año de prisión de ejecución condicional y dos años de inhabilitación especial para el ejercicio de la función pública a un policía, por apremios ilegales y lesiones leves. El agente redujo a golpes a un ciudadano que lo increpó verbalmente por haber provocado un incidente de tránsito con el patrullero.

El hecho tuvo lugar el 30 de octubre de 2017, cuando en inmediaciones de la intersección de las calles Colón y Juan Esteban Martínez de Goya, el policía —que se desplazaba en una comisión policial— mantuvo con la víctima un altercado. Este último le reclamó haber estacionado el móvil policial en doble fila sobre calle Colón y al abrir de golpe la puerta para descender del vehículo, sin cerciorarse de que no viniera nadie, provocó que casi perdiera el equilibrio y se cayera de la moto en la que transitaba junto a su novia. La víctima continuó su marcha, dejó a su novia a escasos metros, estacionó la moto y al pasar de nuevo por la esquina del incidente escuchó que los uniformados lo insultaron. Cruzó la vereda para pedir explicaciones, circunstancia en la que el policía ahora condenado, sin mediar palabras le propinó al menos un golpe de puño en el rostro, lo tomó del cuello y lo tiró al suelo, y lo redujo junto a otro sujeto no identificado. Ambos lo golpearon en el rostro, produciéndole lesiones leves, tal como corroboraban los informes médicos forenses.  

El doctor Alejandro Alberto Chain, autor del primer voto, admitió que el personal policial se encuentra autorizado a hacer uso de la fuerza para proteger su vida, la de terceros y mantener el orden, sin embargo, esa autorización no implicaba “un permiso para lesionar”. Por el contrario, continuó, solo debía ser usada cuando fuera estrictamente necesaria y en la medida que lo requiriera el desempeño de sus funciones, caso contrario se vulneraba la confianza social.

En el presente caso, el imputado se encontraba de recorrida con dos policías más, por lo que nada impedía requerir su colaboración ante una supuesta agresión de la víctima. “De lo que se infería que N. F. O. tuvo la oportunidad de conducirse de una manera distinta, acorde a la función que ejercía y no lo hizo, y su accionar fue un exceso”. 

El agente insultó a la víctima y le gritó “que ellos eran la ley, que iba a aprender a comportarse, que a la policía se la respeta”. Con el acompañamiento de los doctores ministros Eduardo Panseri, Guillermo Horacio Semhan, Luis Eduardo Rey Vázquez y Fernando Augusto Niz, fueron desestimados, uno por uno, los argumentos del defensor oficial. 

(NG)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error