Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Johnson se aferra al poder en un gobierno casi vacío

Renunciaron dos ministros y 40 funcionarios. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, se resistía ayer a dejar el cargo a pesar de los llamados a renunciar en medio de una ola de dimisiones en su Gobierno, que alcanza ya a una treintena de funcionarios, entre ministros, asesores y secretarios de Estado, enojados por el manejo del líder conservador frente a una serie de escándalos.

Se estima que 40 funcionarios presentaron la renuncia, un éxodo que constituye la mayor crisis de liderazgo de Johnson desde su llegada al poder, en julio de 2019.

Las dimisiones del ministro de Finanzas Rishi Sunak y el ministro de Salud Sajid Javid, dos funcionarios clave de su Gobierno, generaron durante toda la jornada las renuncias en el gabinete, pero Johnson insiste en que “seguirá adelante” con su trabajo y descartó el llamado a una elección anticipada. “La tarea de un primer ministro en circunstancias difíciles, cuando se ha recibido un mandato colosal, es seguir adelante, y eso es lo que voy a hacer”, dijo ayer el premier conservador ante el Parlamento.

También descartó la disolución del Parlamento y aseguró que la fecha más temprana que se puede ver para una elección general es dentro de dos años.

Según la prensa local, varios referentes del ejecutivo, entre ellos su hasta ahora incondicional defensora Priti Patel, ministra del Interior, fueron a Downing Street a decirle que había perdido el apoyo de su Partido Conservador y que no puede continuar, pero la respuesta fue la destitución del ministro de Vivienda, Michael Gove, por llevar ese mensaje.

La sangría en el Gobierno del líder conservador comenzó el martes cuando los ministros de Finanzas y de Salud renunciaron a sus cargos con críticas al manejo de las denuncias contra un diputado oficialista acusado de acoso sexual.

Ayer, el exministro de Salud dijo ante la Cámara de los Comunes que “ya es suficiente” y pidió a los ministros del gabinete que consideren renunciar para ayudarlo a destituir a Johnson como primer ministro. “He concluido que el problema empieza por arriba y creo que eso no va a cambiar. Y eso significa que somos nosotros quienes tenemos una posición de responsabilidad de hacer ese cambio”, declaró Javid.

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, lo acusó de dar un “espectáculo patético” en “el último acto de su carrera política”.

El liderazgo del premier quedó al borde del abismo cuando admitió que sabía sobre las denuncias de conducta sexual inapropiada presentadas contra el parlamentario conservador Chris Pincher cuando lo ascendió a un alto cargo en febrero pasado. Antes de eso, el primer ministro trató de decir que no había sido informado de las acusaciones, para luego retractarse de esta afirmación.

Pincher, que fue suspendido del Partido Conservador, fue acusado de “manosear a dos hombres” en un club privado de Londres. Este escándalo es solo el último de una larga lista de controversias para Johnson en los últimos meses.

 (EN)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error