Jueves 18de Abril de 2024CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$848,0

Dolar Venta:$888,0

Jueves 18de Abril de 2024CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$848,0

Dolar Venta:$888,0

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

Fantasma del archivo de Corrientes

Moglia Ediciones

Del libro Aparecidos, tesoros y leyendas

Sé, por conocimiento personal, que el señor director actual del Archivo General de la provincia de Corrientes posiblemente no crea en estas apariciones metafísicas, tiene todo el derecho del mundo a no creer, porque quien no ve no cree, en muchos casos.

El inconveniente que se presenta resulta de la cuestión que algunos de sus empleados ven a un hombre vestido de forma extraña para la época, que tranquilamente aparece en los lugares más insólitos de la institución que custodia los documentos allí reservados, saluda a los presentes para luego continuar su paso hacia otras zonas, donde se pierde entre los documentos, desapareciendo sin dejar rastros. 

Al grupo de empleados que ve la aparición fantasmal o espíritu ambulante se suman los policías de la guardia, que varían con el tiempo, quienes afirman haber visto al hombre cuando ya el archivo está cerrado y sin presencia humana, lo que les causa pavor.

A pesar del frío, en la época que aprieta fuerte, los guardias prefieren el viento helado de la calle Pellegrini casi Catamarca antes que recibir la visita del extraño ente que no molesta, pero mete miedo a lo desconocido, tomando en cuenta la variedad de su forma en material e inmaterial luminosa, que se desplaza lúgubremente trayendo mensajes del más allá, naturalmente no animó a ninguno a cobijarse en el edificio en busca de la calidez del lugar. 

En determinado momento uno de los empleados decidió narrarle al director lo ocurrido y visto, éste con todo respeto mantuvo una larga conversación tratando de calmar a su subordinado, dándole explicaciones de todo tipo y proponiendo diversas hipótesis. Sin embargo, ello no convenció a nadie que se cruza con el dignísimo señor amable y gentil vestido con viejas ropas de tiempos remotos.

Tiempo después se agregaron, con el respeto correspondiente, en un muro del salón del Archivo que da a la calle Pellegrini, las fotografías de los directores que pasaron por la institución, la situación posibilitó la oportunidad para que el director llamara al empleado que había visto más veces la aparición, en compañía de otros compañeros de trabajo que se agregaron, fueran a observar las fotografías como homenaje y a su vez tratar de identificar al ente misterioso que circula por esos lares espantando la tranquilidad del lugar. 

El empleado y uno de los policías invitados al acto, luego de observar un rato, comenzaron a cuchichear entre ellos, se tapaban la boca y de pronto sin solicitud alguna no dudaron en señalar a uno de los antiguos directores: este es el señor que nos saluda. Omito su nombre por razones obvias pero en el archivo fue bautizado Gervasio con respeto y cariño, primero porque no pretende asustar a nadie, aunque lo hace, y segundo porque los que lo ven entienden que su alma quedó atrapada en el amor por el pasado histórico, actividad en la que se destacó en nuestra ciudad. Por ello estimado lector, si vas al archivo y te dicen que si te cruzas con Gervasio salúdalo, no te sorprendas. 

Es conocida la circunstancia que el sanitario del archivo tiene la misma regla que en muchos de los relatos anteriores, nadie va sólo al lugar porque a veces se cruzan con el espíritu del caballero que lleva documentos debajo del brazo, sin importunar a ninguno pero sorprende a veces el cambio repentino de luminosidad, resplandor que según los días, la figura puede transformarse casi en transparente, para volver a aparecer natural o normal después, si puede llamarse normal a esta situación. 

Otro detalle importante es que el ente extraño, exhala un perfume de esos antiguos que llegaban a la aldea correntina de cítricos profundos. 

Algunos investigadores tienen temor de concurrir a los sanitarios, como los empleados, no todos por supuesto. Hasta hubo uno que se animó a interrogarle sobre cierto tema al espíritu, y la aparición le contestó como si su voz viniera de lejos: -Busque en correspondencia oficial por el año, pues allí estaban los documentos que buscaba. 

Los esperamos en el archivo con Gervasio.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error