Domingo 16de Junio de 2024CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$882,0

Dolar Venta:$922,0

Domingo 16de Junio de 2024CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$882,0

Dolar Venta:$922,0

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Piñas, empujones y una ley robada en el Parlamento de Taiwán

La disputa surgió por la intención de dar mayor control al Poder Legislativo. 

 Los legisladores taiwaneses se empujaron y agarraron a piñas en el Parlamento este viernes, en una acalorada disputa sobre las reformas de la Cámara, pocos días antes de que el presidente electo Lai Ching-te asuma el cargo sin una mayoría legislativa.

Ante esta escalada de tensión, y según videos que circularon en las redes sociales, un legislador del partido gobernante, el Partido Democrático Progresista (PDP), forcejeó con otro para arrebatarle el proyecto de ley y huyó corriendo de la Cámara.

Incluso antes de que empezaran a emitirse los votos, algunos legisladores se gritaron y empujaron afuera de la cámara legislativa, antes de que la acción se trasladara al propio hemiciclo.

En escenas caóticas, los legisladores se arremolinaron en torno al escaño del presidente, algunos saltando por encima de las mesas y tirando a colegas al suelo. Aunque pronto volvió la calma, por la tarde se produjeron nuevos altercados.

Lai, que tomará posesión de su cargo el lunes, ganó las elecciones de enero, pero su Partido Democrático Progresista (PDP) perdió la mayoría en el Parlamento.

El principal partido de la oposición, el Kuomintang (KMT), tiene más escaños que el DPP, pero no los suficientes para formar una mayoría por sí solo, por lo que ha estado trabajando con el pequeño Partido Popular de Taiwán (TPP) para promover sus ideas mutuas.

La disputa

La oposición quiere dar al parlamento mayores poderes de control sobre el gobierno, incluida una controvertida propuesta para penalizar a los funcionarios que hagan declaraciones falsas en el parlamento.

El partido del presidente electo afirma que el KMT y el TPP están intentando imponer sus propuestas sin el proceso de consulta habitual, en lo que el DPP califica de “abuso de poder inconstitucional”.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error