Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES°Pronóstico Extendido
Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES°Pronóstico Extendido
/Ellitoral.com.ar/ Campo

La apicultura como alternativa

Un centenar de pequeños productores de los departamentos Goya y Lavalle encontraron en la apicultura una posibilidad de diversificar su producción tabacalera y frutihortícola. Desde hace cinco años se trabaja en el mejoramiento de las colmenas, y la miel que se produce en la zona ya fue exportada a Europa en las últimas dos campañas. En la actualidad, los apicultores cuentan con una sala de extracción y una fraccionadora, que le dan valor agregado a su producción.

La Cooperativa de Apicultores de Goya funciona desde hace cinco años en la zona, y nació como una posibilidad de que los productores que se dedican al tabaco o la horticultura puedan diversificar su actividad, generando mejor rentabilidad y una comercialización más fluida. Actualmente, la cooperativa cuenta con unos 20 socios, pero en los departamentos Goya y Lavalle hay unos 110 productores que tienen el carnet de apicultor que otorga el Ministerio de la Producción.

“La mayoría de los apicultores de la zona no vive de la actividad, pero le sirve para diversificar su producción principal, y con poca superficie, aumentar su rentabilidad anual”, explicó a Suplemento Campo el presidente de la Cooperativa de Apicultores de Goya, Marcelo Palacio. Es que la mayoría de los productores que se dedican a la apicultura en Goya son tabacaleros, horticultores y hasta pescadores malloneros que decidieron volcarse a la producción de mieles para mejorar su calidad de vida.

La ventaja de esta actividad es que se puede desarrollar en una superficie pequeña, aunque tiene condicionantes como el clima y la floración de árboles y plantas para que las abejas se nutran de azúcares y luego produzcan miel en las colmenas. Para tener una idea, en una hectárea plantada con eucaliptus, por ejemplo, se pueden instalar unas 20 colmenas, que producen entre 600 y 700 kilos de miel por año. Pero con técnicas de rotación e incorporación de tecnología, cada colmena puede llegar a los 35 kilos de miel por año, un 40% más que del modo convencional.

Pero como toda actividad productiva, el éxito de las campañas está estrechamente condicionada por el clima. “En años anteriores tuvimos problemas por la falta de lluvias, pero en esta campaña estamos teniendo un exceso de agua, lo que también es malo”, explicó Palacio, quien señaló que el agua es necesaria para la floración de las plantas que alimentan a las colmenas, pero el exceso de precipitaciones provoca que éstas no florezcan como es debido y la producción es menor.

Los canales de comercialización que tienen los apicultores de Goya son varios. Cuando iniciaron la actividad, las ventas eran en el mercado interno o a comercios de las localidades de la zona, mediante técnicas de envasado artesanales.

No obstante, desde hace dos años la cooperativa también participa del grupo de apicultores que se asoció para exportar su miel a Europa. A Francia, más precisamente, donde desde la sala de extracción ubicada en la Fundación Santa Teresa –donde se acopia la producción goyana- salieron unas 18 toneladas. Para la próxima venta, se espera comercializar 24 tambores. “Hay muchos exportadores interesados que nos llaman para probar nuestro producto; es algo importante porque eso marca que ya nos conocen en el mercado”, señaló Palacio.

Este grupo de emprendedores avanza, con innovaciones en producción, incorporación de tecnologías en manejo y capacitación. Para de esta manera, hacer de la apicultura un modo de vida, más allá de la diversificación.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error