Marcópulos: “Llevo al Congreso proyectos para mejorar la vida de los campesinos”
ellitoral.com.ar

Domingo 18de Noviembre de 2018CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$35,10

Dolar Venta:$36,90

Marcópulos: “Llevo al Congreso proyectos para mejorar la vida de los campesinos”

JUAN FERNANDO MARCOPULOS. Médico de 43 años, casado, tiene 7 hijos (4 mujeres y 3 varones) y uno en camino, será diputado nacional.
 “Intentaremos que se destine un presupuesto para la vida campesina. Es decir, una partida específica a la salud, educación, vivienda y obra social de la población campesina"
JOSE AGUSTIN GOMEZ
agomez@ellitoral.com.ar

El primer contacto con Juan Fernando Marcópulos, flamante diputado nacional, se inicia tras un reclamo a los medios de comunicación de Corrientes por el no reconocimiento a la performance electoral de la histórica fuerza a la que representa: la Democracia Cristiana. La queja del doctor de 43 años, goyano, padre de 7 hijos y uno en camino, se conoció a través de la red social Facebook. “Ahí me muestro como soy”, dirá luego.
Lo cierto es que Juan Fernando se muestra en Facebook y cara a cara de la misma manera. Directo, sin especulaciones y dispuesto a debatir y luchar por cada uno de los valores que enarbola la ideología socialcristiana en la que férreamente cree. 
“Fue un exabrupto”, expresa para disculparse respecto a la queja en la red social e inmediatamente le reconocerá a este medio el constante reconocimiento a su partido.
Marcópulos será desde el 10 de diciembre el primer demócrata cristiano en toda la historia de Corrientes en ocupar una banca de la Cámara de Diputados de la Nación. Hace 12 años que la fuerza no tiene representación alguna en el Congreso.
Accederá al lugar que dejará vacante el kirchnerista Fabián Ríos, electo intendente de esta ciudad. El acuerdo electoral que catapulta al goyano a una banca data de 2011, cuando en Corrientes y el país, el Frente para la Victoria arrasó en las urnas. Marcópulos fue el primer candidato suplente a diputado nacional por esa lista. 
“Será un desafío”, señala  y niega la posibilidad de asumir antes del 10 de diciembre. “Fabián (Ríos) es un hombre importante para el tratamiento del presupuesto nacional, por eso no creo que se adelante mi llegada al Congreso”, explica.
“Voy con varios proyectos en agenda, pero sólo dos daremos a conocer públicamente”, anticipa. “Intentaremos que se destine un presupuesto para la vida campesina. Es decir, una partida específica a la salud, educación, vivienda y obra social de la población campesina”, detalla.
Otro de los proyectos que impulsará la Democracia Cristiana será la promoción y provisión de medicamentos de producción nacional. “Los índices de importación de medicamentos son altísimos y buscaremos potenciar la producción local. Es una tendencia mundial los remedios sin marca alguna”, afirma. 
Se alza en contra de las versiones que vaticinan el fin del kirchnerismo. “Hay un proceso de emancipación de América latina y no creo que se detenga. Además, no hay una propuesta superadora fuera del kirchnerismo”, sostiene.
“Si toda la oposición lograr unirse para enfrentar al Gobierno nacional sería algo similar a la Alianza y ya sabemos cómo terminó eso en 2001. La gente no quiere eso. No hay movimientos populares por fuera del kirchenrismo”, asegura.
No obstante, Marcópulos reconoce que “siempre hay cosas por cambiar”.
“Pero no hay que poner el carro delante del caballo”, aclara y lanza: “Si hay corrupción, la Justicia debe investigar y debe ir preso quien corresponda”.
En cuanto a las elecciones provinciales, el médico es contundente: “Ganó el conservadurismo”.
“Lo digo pese a que algunos ya se molestaron conmigo por esto. Colombi hace una defensa del modelo agroexportador y apeló al discurso del miedo; miedo al cambio”, agrega.
“Creo que esto no cambiará hasta que tengamos una verdadera experiencia democrática. Es por eso que el correntino busca en los gobernadores a un patrón de estancia. Cuando se experimente una verdadera vida democrática como la de un ente autárquico en donde se toman decisiones con  incidencia en la vida cotidiana o través de verdaderas paritarias, las cosas comenzarán a cambiar”, analiza.
Defiende a ultranza la Asignación Universal por Hijo y responsabiliza a la Iglesia porque el beneficio es constantemente resistido. “La asignación es un derecho y será así hasta que tengamos un mercado laboral distinto y el 80 por ciento de los empleados esté en blanco”, arguye.
“La Iglesia se olvidó de acompañar el beneficio y por eso está en constante riesgo. Debería ser una discusión perimida ya que los argentinos apoyamos esta iniciativa en 2011 al reelegir a la Presidenta”, dice.
No da por finalizada la puja por una reforma agraria en Corrientes  y la considera necesaria y fundamental para el futuro. “Creo que no hace falta hablar de defensa a la propiedad privada. Pero es necesario discutir sobre la unidad rentable de la tierra”, sostiene.
“En pleno siglo XXI y con el auge de las tecnologías, resurge con más fuerza la discusión para que la tierra esté en manos de los campesinos”, concluye.
Así Marcópulos se prepara para ocupar una banca en el Congreso. 
¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Marcópulos: “Llevo al Congreso proyectos para mejorar la vida de los campesinos”

JUAN FERNANDO MARCOPULOS. Médico de 43 años, casado, tiene 7 hijos (4 mujeres y 3 varones) y uno en camino, será diputado nacional.
JUAN FERNANDO MARCOPULOS. Médico de 43 años, casado, tiene 7 hijos (4 mujeres y 3 varones) y uno en camino, será diputado nacional.
JOSE AGUSTIN GOMEZ
agomez@ellitoral.com.ar

El primer contacto con Juan Fernando Marcópulos, flamante diputado nacional, se inicia tras un reclamo a los medios de comunicación de Corrientes por el no reconocimiento a la performance electoral de la histórica fuerza a la que representa: la Democracia Cristiana. La queja del doctor de 43 años, goyano, padre de 7 hijos y uno en camino, se conoció a través de la red social Facebook. “Ahí me muestro como soy”, dirá luego.
Lo cierto es que Juan Fernando se muestra en Facebook y cara a cara de la misma manera. Directo, sin especulaciones y dispuesto a debatir y luchar por cada uno de los valores que enarbola la ideología socialcristiana en la que férreamente cree. 
“Fue un exabrupto”, expresa para disculparse respecto a la queja en la red social e inmediatamente le reconocerá a este medio el constante reconocimiento a su partido.
Marcópulos será desde el 10 de diciembre el primer demócrata cristiano en toda la historia de Corrientes en ocupar una banca de la Cámara de Diputados de la Nación. Hace 12 años que la fuerza no tiene representación alguna en el Congreso.
Accederá al lugar que dejará vacante el kirchnerista Fabián Ríos, electo intendente de esta ciudad. El acuerdo electoral que catapulta al goyano a una banca data de 2011, cuando en Corrientes y el país, el Frente para la Victoria arrasó en las urnas. Marcópulos fue el primer candidato suplente a diputado nacional por esa lista. 
“Será un desafío”, señala  y niega la posibilidad de asumir antes del 10 de diciembre. “Fabián (Ríos) es un hombre importante para el tratamiento del presupuesto nacional, por eso no creo que se adelante mi llegada al Congreso”, explica.
“Voy con varios proyectos en agenda, pero sólo dos daremos a conocer públicamente”, anticipa. “Intentaremos que se destine un presupuesto para la vida campesina. Es decir, una partida específica a la salud, educación, vivienda y obra social de la población campesina”, detalla.
Otro de los proyectos que impulsará la Democracia Cristiana será la promoción y provisión de medicamentos de producción nacional. “Los índices de importación de medicamentos son altísimos y buscaremos potenciar la producción local. Es una tendencia mundial los remedios sin marca alguna”, afirma. 
Se alza en contra de las versiones que vaticinan el fin del kirchnerismo. “Hay un proceso de emancipación de América latina y no creo que se detenga. Además, no hay una propuesta superadora fuera del kirchnerismo”, sostiene.
“Si toda la oposición lograr unirse para enfrentar al Gobierno nacional sería algo similar a la Alianza y ya sabemos cómo terminó eso en 2001. La gente no quiere eso. No hay movimientos populares por fuera del kirchenrismo”, asegura.
No obstante, Marcópulos reconoce que “siempre hay cosas por cambiar”.
“Pero no hay que poner el carro delante del caballo”, aclara y lanza: “Si hay corrupción, la Justicia debe investigar y debe ir preso quien corresponda”.
En cuanto a las elecciones provinciales, el médico es contundente: “Ganó el conservadurismo”.
“Lo digo pese a que algunos ya se molestaron conmigo por esto. Colombi hace una defensa del modelo agroexportador y apeló al discurso del miedo; miedo al cambio”, agrega.
“Creo que esto no cambiará hasta que tengamos una verdadera experiencia democrática. Es por eso que el correntino busca en los gobernadores a un patrón de estancia. Cuando se experimente una verdadera vida democrática como la de un ente autárquico en donde se toman decisiones con  incidencia en la vida cotidiana o través de verdaderas paritarias, las cosas comenzarán a cambiar”, analiza.
Defiende a ultranza la Asignación Universal por Hijo y responsabiliza a la Iglesia porque el beneficio es constantemente resistido. “La asignación es un derecho y será así hasta que tengamos un mercado laboral distinto y el 80 por ciento de los empleados esté en blanco”, arguye.
“La Iglesia se olvidó de acompañar el beneficio y por eso está en constante riesgo. Debería ser una discusión perimida ya que los argentinos apoyamos esta iniciativa en 2011 al reelegir a la Presidenta”, dice.
No da por finalizada la puja por una reforma agraria en Corrientes  y la considera necesaria y fundamental para el futuro. “Creo que no hace falta hablar de defensa a la propiedad privada. Pero es necesario discutir sobre la unidad rentable de la tierra”, sostiene.
“En pleno siglo XXI y con el auge de las tecnologías, resurge con más fuerza la discusión para que la tierra esté en manos de los campesinos”, concluye.
Así Marcópulos se prepara para ocupar una banca en el Congreso.