San Isidro: Valdés visitó uno de los parajes aislados y prometió obras por $28 millones
ellitoral.com.ar

San Isidro: Valdés visitó uno de los parajes aislados y prometió obras por $28 millones

Garantizó que una vez que descienda el nivel de agua se instalarán alcantarillas y 
se profundizarán los canales. Además de colocar un par de transformadores y ampliar el enripiado en 10 kilómetros 
del camino citado.
 

imagen_1

El gobernador Gustavo Valdés recorrió ayer durante toda la tarde el paraje Stella Maris, perteneciente a San Isidro, uno de los que se encuentra aislado por la destrucción de un puente en la Ruta 14 que fuera arrastrado recientemente como consecuencia de las grandes lluvias en la zona -de  alrededor de 400 milímetros- oportunidad en la que anunció a autoridades municipales inversiones por $28 millones para obras hídricas y viales.
El primer mandatario dispuso la instalación de un puente Bailey para restablecer en forma inmediata la conexión vial, así como la construcción de alcantarillas elevadas y entubados en el sector, con el fin de solucionar este constante problema del paraje de casi 500 familias.
De la comitiva provincial formaron parte los ministros de Obras y Servicios Públicos, Bernardo Rodríguez; el de Salud Pública, Ricardo Cardozo; el secretario de Desarrollo Social, Diógenes González; el interventor de Vialidad Provincial, Justo Espíndola y el director de Defensa Civil, Eulogio Márquez. También estuvieron la intendenta local, Vilma Ojeda, y su par de Goya, Ignacio Osella.
Valdés, que caminó el paraje visitando a sus pobladores, dispuso que el Bailey se instale ni bien estén dadas la condiciones para hacerlo, puesto que se requiere que descienda un poco más el nivel de las aguas y mejoren las condiciones de humedad del suelo, al tiempo que ordenó a Vialidad Provincial encarar obras, presupuestadas en alrededor de $28 millones, para la construcción de alcantarillas y entubados transversales, así como profundización de canales.
También dispuso mejorar el suministro eléctrico en el área con la instalación de un par de transformadores y la ampliación del enripiado en unos 10 kilómetros.
Por otra parte, Salud Pública, al igual que equipos de Desarrollo Humano, está trabajando en campo, realizando operativos conjuntos con dichos municipios para preservar la salud y bienestar de los pobladores afectados.
Tras recorrer el paraje, el Gobernador se trasladó a la Municipalidad de San Isidro, donde mantuvo una serie de encuentros con vecinos de esa comunidad, y se hizo un tiempo para visitar la capilla San Isidro Labrador.
Fue recibido por el padre Carlos Córdoba, con quien recorrió las instalaciones y se comprometió, a pedido de la comunidad, a mejorar el salón parroquial.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

San Isidro: Valdés visitó uno de los parajes aislados y prometió obras por $28 millones

Garantizó que una vez que descienda el nivel de agua se instalarán alcantarillas y 
se profundizarán los canales. Además de colocar un par de transformadores y ampliar el enripiado en 10 kilómetros 
del camino citado.
 

El gobernador Gustavo Valdés recorrió ayer durante toda la tarde el paraje Stella Maris, perteneciente a San Isidro, uno de los que se encuentra aislado por la destrucción de un puente en la Ruta 14 que fuera arrastrado recientemente como consecuencia de las grandes lluvias en la zona -de  alrededor de 400 milímetros- oportunidad en la que anunció a autoridades municipales inversiones por $28 millones para obras hídricas y viales.
El primer mandatario dispuso la instalación de un puente Bailey para restablecer en forma inmediata la conexión vial, así como la construcción de alcantarillas elevadas y entubados en el sector, con el fin de solucionar este constante problema del paraje de casi 500 familias.
De la comitiva provincial formaron parte los ministros de Obras y Servicios Públicos, Bernardo Rodríguez; el de Salud Pública, Ricardo Cardozo; el secretario de Desarrollo Social, Diógenes González; el interventor de Vialidad Provincial, Justo Espíndola y el director de Defensa Civil, Eulogio Márquez. También estuvieron la intendenta local, Vilma Ojeda, y su par de Goya, Ignacio Osella.
Valdés, que caminó el paraje visitando a sus pobladores, dispuso que el Bailey se instale ni bien estén dadas la condiciones para hacerlo, puesto que se requiere que descienda un poco más el nivel de las aguas y mejoren las condiciones de humedad del suelo, al tiempo que ordenó a Vialidad Provincial encarar obras, presupuestadas en alrededor de $28 millones, para la construcción de alcantarillas y entubados transversales, así como profundización de canales.
También dispuso mejorar el suministro eléctrico en el área con la instalación de un par de transformadores y la ampliación del enripiado en unos 10 kilómetros.
Por otra parte, Salud Pública, al igual que equipos de Desarrollo Humano, está trabajando en campo, realizando operativos conjuntos con dichos municipios para preservar la salud y bienestar de los pobladores afectados.
Tras recorrer el paraje, el Gobernador se trasladó a la Municipalidad de San Isidro, donde mantuvo una serie de encuentros con vecinos de esa comunidad, y se hizo un tiempo para visitar la capilla San Isidro Labrador.
Fue recibido por el padre Carlos Córdoba, con quien recorrió las instalaciones y se comprometió, a pedido de la comunidad, a mejorar el salón parroquial.