ellitoral.com.ar

Miércoles 23 de Octubre de 2019 CORRIENTES26°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $61,25

Día Nacional de la Danza, una fecha marcada por una tragedia

Hoy en Argentina se conmemora el día de la danza, práctica desarrollada por miles de personas en el país. Es en homenaje a artistas que murieron en un accidente aéreo sobre el río de la Plata.

El 10 de octubre de 1971 el elenco estable de bailarines del Teatro Colón tenía que viajar a la ciudad de Trellew. Iban a realizar una presentación a beneficio en el Teatro Español.

A las 19 el avión salió del aeropuerto Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires pero pocos minutos después el piloto notó fallas en el motor por lo que se dispuso a volver. Sin embargo el cuadro en la nave era grave y no pudieron. "¡Nos caemos al agua!", gritó tres veces el piloto, fueron las últimas palabras que llegaron a la torre de control.

A 1500 metros de la costa el avión se precipitó hacia el río de la Plata, pero no llegó a acuatizar sino que se incrustó en el agua a gran velocidad y a 45 grados. Las diez personas que iban abordo murieron en el acto, los restos pudieron ser rescataros recién al día siguiente.

José Neglia y Norma Fontenla, las principales figuras con las que contaba el Teatro Colón, vieron allí truncadas sus exitosas carreras. Estaban acompañados por los prometedores bailarines Carlos Santamarina, Margarita Fernández, Carlos Schiaffino, Martha Raspanti, Sara Bochkovsky, Rubén Estanga y Antonio Zambrana.

Los bailarines fueron velados en el mismo Teatro Colón y una multitud acompañó las ceremonias. Fue una tragedia lamentada a nivel nacional, especialmente porque representaba la desaparición del dúo Neglia-Fontenla, quienes se habían hecho muy populares que desde hacía algunos años deslumbraban en los escenarios y tenían importantes premios internacionales.

Un año después de la tragedia se inauguró en la plaza Lavalle de la ciudad de Buenos Aires una escultura realizada por Carlos de la Cárcov que presenta a Neglia y a Fontenla bailando. La obra fue instalada en una fuente realizada por Ezequiel Cerrato.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Día Nacional de la Danza, una fecha marcada por una tragedia

Hoy en Argentina se conmemora el día de la danza, práctica desarrollada por miles de personas en el país. Es en homenaje a artistas que murieron en un accidente aéreo sobre el río de la Plata.

El 10 de octubre de 1971 el elenco estable de bailarines del Teatro Colón tenía que viajar a la ciudad de Trellew. Iban a realizar una presentación a beneficio en el Teatro Español.

A las 19 el avión salió del aeropuerto Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires pero pocos minutos después el piloto notó fallas en el motor por lo que se dispuso a volver. Sin embargo el cuadro en la nave era grave y no pudieron. "¡Nos caemos al agua!", gritó tres veces el piloto, fueron las últimas palabras que llegaron a la torre de control.

A 1500 metros de la costa el avión se precipitó hacia el río de la Plata, pero no llegó a acuatizar sino que se incrustó en el agua a gran velocidad y a 45 grados. Las diez personas que iban abordo murieron en el acto, los restos pudieron ser rescataros recién al día siguiente.

José Neglia y Norma Fontenla, las principales figuras con las que contaba el Teatro Colón, vieron allí truncadas sus exitosas carreras. Estaban acompañados por los prometedores bailarines Carlos Santamarina, Margarita Fernández, Carlos Schiaffino, Martha Raspanti, Sara Bochkovsky, Rubén Estanga y Antonio Zambrana.

Los bailarines fueron velados en el mismo Teatro Colón y una multitud acompañó las ceremonias. Fue una tragedia lamentada a nivel nacional, especialmente porque representaba la desaparición del dúo Neglia-Fontenla, quienes se habían hecho muy populares que desde hacía algunos años deslumbraban en los escenarios y tenían importantes premios internacionales.

Un año después de la tragedia se inauguró en la plaza Lavalle de la ciudad de Buenos Aires una escultura realizada por Carlos de la Cárcov que presenta a Neglia y a Fontenla bailando. La obra fue instalada en una fuente realizada por Ezequiel Cerrato.