ellitoral.com.ar

Miércoles 13 de Noviembre de 2019 CORRIENTES21°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,75

18 de octubre

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1839... y el general Juan Lavalle llegaba a Curuzú Cuatiá, siendo recibido con alborozo por los habitantes de la villa. En ella lo esperaba el gobernador de Corrientes brigadier Pedro Ferré, quien lo designa general en jefe del 2º Ejército Libertador. 
No coincidieron en principio Lavalle y Ferré sobre la manera de llevar adelante la lucha contra Rosas. El porteño creía en la necesidad de trasladar la lucha a Buenos Aires, y Ferré, con la responsabilidad de cuidar su provincia, consideraba que primero era necesario liquidar el peligro de Echagüe en Entre Ríos y recién después encarar el pasaje del río Paraná para atacar Buenos Aires.
Con esta designación Lavalle perdía su independencia para actuar como mejor creyera y no podía disponer del ejército libremente para llevar adelante sus planes sin la autorización del gobierno de Corrientes. Le dan plenos poderes a Lavalle y denominan a esas tropas Ejército Libertador. El gobernador Ferré envía al mismo tiempo comunicaciones pidiendo apoyo a los presidentes del Estado de Río Grande del Sur (Brasil), del Uruguay y a la representación francesa en el Río de la Plata a fin de iniciar negociaciones.
El cuartel general del nuevo ejército se instaló en el Rincón del Ombú, campo limítrofe entre los departamentos de Mercedes y Curuzú Cuatiá.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

18 de octubre

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1839... y el general Juan Lavalle llegaba a Curuzú Cuatiá, siendo recibido con alborozo por los habitantes de la villa. En ella lo esperaba el gobernador de Corrientes brigadier Pedro Ferré, quien lo designa general en jefe del 2º Ejército Libertador. 
No coincidieron en principio Lavalle y Ferré sobre la manera de llevar adelante la lucha contra Rosas. El porteño creía en la necesidad de trasladar la lucha a Buenos Aires, y Ferré, con la responsabilidad de cuidar su provincia, consideraba que primero era necesario liquidar el peligro de Echagüe en Entre Ríos y recién después encarar el pasaje del río Paraná para atacar Buenos Aires.
Con esta designación Lavalle perdía su independencia para actuar como mejor creyera y no podía disponer del ejército libremente para llevar adelante sus planes sin la autorización del gobierno de Corrientes. Le dan plenos poderes a Lavalle y denominan a esas tropas Ejército Libertador. El gobernador Ferré envía al mismo tiempo comunicaciones pidiendo apoyo a los presidentes del Estado de Río Grande del Sur (Brasil), del Uruguay y a la representación francesa en el Río de la Plata a fin de iniciar negociaciones.
El cuartel general del nuevo ejército se instaló en el Rincón del Ombú, campo limítrofe entre los departamentos de Mercedes y Curuzú Cuatiá.