ellitoral.com.ar

Domingo 08de Diciembre de 2019CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,25

Una chica denunció que fue abusada por cuatro jóvenes

La obligaron a subir a un coche y la llevaron a un descampado de la ciudad de Funes, donde la sometieron sexualmente.
 

imagen_0

Una joven de 19 años denunció que fue raptada y abusada por cuatro hombres al salir de una fiesta de egresados de una escuela de Rosario que se hizo en un salón del barrio de Fisherton, en la zona oeste de la ciudad.
Fuentes judiciales informaron ayer que la víctima denunció en la Comisaría N° 23 de Funes, localidad del Gran Rosario donde vive, que el ataque ocurrió el jueves a la noche, cuando abandonó el salón de eventos Aires, ubicado en avenida Eva Perón al 8800. 
Cuando dejó la fiesta, la chica fue abordada por cuatro jóvenes, que la obligaron a subir a un auto, la llevaron a un descampado y la sometieron sexualmente. 
La joven, en estado de shock, no logró describir en su primera declaración ni el auto al que la obligaron a subir ni pudo ofrecer detalles sobre los cuatro hombres que la atraparon cuando caminaba por la Ruta 9, con la intención de tomar un colectivo que la llevara hasta su domicilio. 
En la salida hacia el oeste de Rosario y en el ingreso a Funes existen distintos salones de fiesta, pero también amplias zonas descampadas. En uno de esos sectores, que la chica no logró identificar, fue abusada. 
“Ni en una casa, ni en un salón. Esto habría sucedido en un descampado que la joven no identificó”, explicaron a Clarín fuentes policiales.  
La chica logró escapar de la situación y correr hasta la ruta, donde un motociclista la auxilió. Ella le pidió que la llevara hasta la casa de unos amigos. Al encontrarse con ellos decidieron acercarse hasta una dependencia del Comando Radioeléctrico de Funes para denunciar lo sucedido. Luego fueron derivados a la Comisaría de la Mujer.  
“No sabemos mucho más porque ella está muy mal y no quiere hablar”, aseguró la hermana de la adolescente al semanario InfoFunes. “Estaba muy nerviosa, por lo que no estaba en condiciones de aportar muchos detalles”, añadieron los agentes sobre el primer momento en el que tomaron contacto con la chica abusada.  
La joven fue atendida en el Hospital del Centenario, de Rosario, y quedó bajo cuidado del Centro de Asistencia a la Víctima de Delitos Sexuales.
El caso es investigado por la unidad de Delitos Sexuales del Ministerio Público de la Acusación, que pidió un relevamiento de las cámaras de seguridad para identificar el vehículo en el que, según el relato de la joven, fue trasladada al lugar donde fue sometida.
Los salones de fiestas, algunos comercios ubicados sobre la Ruta 9 y domos colocados en la cartelería que marcan el límite entre Rosario y Funes podrían aportar material valioso para la investigación. La Justicia aguarda tomar testimonios en los próximos días que permitan reconstruir lo sucedido el jueves a la noche. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Una chica denunció que fue abusada por cuatro jóvenes

La obligaron a subir a un coche y la llevaron a un descampado de la ciudad de Funes, donde la sometieron sexualmente.
 

Una joven de 19 años denunció que fue raptada y abusada por cuatro hombres al salir de una fiesta de egresados de una escuela de Rosario que se hizo en un salón del barrio de Fisherton, en la zona oeste de la ciudad.
Fuentes judiciales informaron ayer que la víctima denunció en la Comisaría N° 23 de Funes, localidad del Gran Rosario donde vive, que el ataque ocurrió el jueves a la noche, cuando abandonó el salón de eventos Aires, ubicado en avenida Eva Perón al 8800. 
Cuando dejó la fiesta, la chica fue abordada por cuatro jóvenes, que la obligaron a subir a un auto, la llevaron a un descampado y la sometieron sexualmente. 
La joven, en estado de shock, no logró describir en su primera declaración ni el auto al que la obligaron a subir ni pudo ofrecer detalles sobre los cuatro hombres que la atraparon cuando caminaba por la Ruta 9, con la intención de tomar un colectivo que la llevara hasta su domicilio. 
En la salida hacia el oeste de Rosario y en el ingreso a Funes existen distintos salones de fiesta, pero también amplias zonas descampadas. En uno de esos sectores, que la chica no logró identificar, fue abusada. 
“Ni en una casa, ni en un salón. Esto habría sucedido en un descampado que la joven no identificó”, explicaron a Clarín fuentes policiales.  
La chica logró escapar de la situación y correr hasta la ruta, donde un motociclista la auxilió. Ella le pidió que la llevara hasta la casa de unos amigos. Al encontrarse con ellos decidieron acercarse hasta una dependencia del Comando Radioeléctrico de Funes para denunciar lo sucedido. Luego fueron derivados a la Comisaría de la Mujer.  
“No sabemos mucho más porque ella está muy mal y no quiere hablar”, aseguró la hermana de la adolescente al semanario InfoFunes. “Estaba muy nerviosa, por lo que no estaba en condiciones de aportar muchos detalles”, añadieron los agentes sobre el primer momento en el que tomaron contacto con la chica abusada.  
La joven fue atendida en el Hospital del Centenario, de Rosario, y quedó bajo cuidado del Centro de Asistencia a la Víctima de Delitos Sexuales.
El caso es investigado por la unidad de Delitos Sexuales del Ministerio Público de la Acusación, que pidió un relevamiento de las cámaras de seguridad para identificar el vehículo en el que, según el relato de la joven, fue trasladada al lugar donde fue sometida.
Los salones de fiestas, algunos comercios ubicados sobre la Ruta 9 y domos colocados en la cartelería que marcan el límite entre Rosario y Funes podrían aportar material valioso para la investigación. La Justicia aguarda tomar testimonios en los próximos días que permitan reconstruir lo sucedido el jueves a la noche.